Edición Cero

Anyelina Rojas V.- Una dramática situación vive Jackeline Paredes Sandoval, madre de tres hijas, quien vive en Chile hace  13 años y 6 en... Madre de tres hijas, enferma y sin trabajo  clama para que no la desalojen de terreno fiscal en Huara

Anyelina Rojas V.- Una dramática situación vive Jackeline Paredes Sandoval, madre de tres hijas, quien vive en Chile hace  13 años y 6 en Huara. Hoy, ante la crisis social y sanitaria, se vio en la obligación de vivir en un terreno fiscal en esa comuna y que ahora será desalojada por la autoridad competente, justo cuando atraviesa por un delicado estado de salud.

Angustiada relató que a consecuencia de la pandemia y la emergencia sanitaria  por el Covid 19, “me he visto en la necesidad  de ocupar un terreno que pertenece  al fisco, ya que no cuento con un sueldo base porque no trabajo con ningún empleador desde mayo del 2019, fecha en que caigo enferma”.

En efecto para demostrar la efectividad de sus dichos, mostró el resultado de una resonancia magnética que se realizó el año pasado, donde el médico informa que se observan:

Signos compatibles con una sacroileitis bilateral de predominio izquierdo. Discopatías degenerativas L2-L3 y L4-L5 protruyentes que indentan el saco tecal. Espondilosis y espondiloartrosis lumbar incipiente”.

Estas alteraciones le provocan dolor y limita sus movimientos, por lo que dejó de trabajar en forma regular y hoy se apoya económicamente con algunas ventas que realiza a través de redes sociales y que le permiten mantener a sus hijas a duras penas, pero no obtiene lo suficiente como para pagar un arriendo. “Los arriendos se han vuelto más caros ahora. Además, los arrendadores prefieren arrendar a las empresas, ya que los precios lo mantienen elevados”, señala.

Contó que para exponer su situación envió cartas “a todas las entidades públicas que pude”, aclarando que “yo no quiero que me regalen el sitio, solo que me permitan habitarlo por último hasta que pase el estado de emergencia”.

Los plazos se acortan luego que el martes 1 de septiembre le llegó una notificación de desalojo en 5 días “y el problema es que no tengo a donde ir con mis 3 hijas. Por eso solicite ayuda al alcalde de Huara, al gobernador de la provincial del Tamarugal; y como respuesta me dicen que ellos no pueden ayudarme”.

Consejero Regional José Miguel Carvajal.

También conversó con el Consejero Regional José Miguel Carvajal, quien tomó conocimiento de su caso, señalando que lo que le sucede a Jackeline Paredes,  que es una muestra más del problema habitacional que se vive en nuestra Región. Precisamente el acceso a la vivienda ha sido una de sus preocupaciones constantes y en ese sentido se expresó hace unas semana, con motivo  el desalojo de una toma en Pozo Almonte.

El déficit habitacional en Tarapacá  “es más  preocupante aún, en la actual situación de pandemia  con altas tazas de desempleo afectando a las familias más vulnerables de nuestra región”, dijo Carvajal, añadiendo que es urgente que se enfrente el tema, considerando que nuestra Región concentra la mayor cantidad de personas que viven en tomas y campamentos.

QUÉDATE EN CASA

“Las personas que como yo hacen ocupación de terreno fiscal, lo hace por necesidad y gran culpa”, relata Jackeline Paredes. Pero también se encuentra con la falta de humanismo de las autoridades e instituciones, señalando que es “la Municipalidad y el Gobierno el que se encarga de solucionar los problemas de su gente”.

Por eso, considera que lo que hoy vive “es injusto y un acto inhumano. No entiendo que en pleno Estado de Emergencia el ministro de Bienes Nacionales, junto a seremi de Bienes Nacionales y con el apoyo de la Gobernación del Tamarugal, estén tomando y ejecutando esta medida. Me pregunto cuál es el significado de quédate en casa”.

Añade que con esta medida “estas entidades están violando las normas de protección  que cada ciudadano  debe tomar como precaución  en estos tiempos. Prefieren que el lema sea   Quédate en la calle. Hago un llamado al gobierno nacional, un llamado al Presidente para que tome cartas en el asunto y ayude y proteja a su pueblo”.

Concluye que las autoridades “tienen que entender que la gente no puede estar en la calle, ya que todos tenemos que estar en casa, por medida de seguridad”.