Edición Cero

A días que el Tribunal Constitucional entregue su fallo, sobre la destitución del Diputado Hugo Gutierrez, a instancias presentación realizada por 10 diputados de... Personalidades de Latinoamérica solicitan “cese de la persecución política en contra del Diputado Hugo Gutiérrez”

A días que el Tribunal Constitucional entregue su fallo, sobre la destitución del Diputado Hugo Gutierrez, a instancias presentación realizada por 10 diputados de Chile Vamos, el congresista iquiqueño ha concitado un amplio apoyo, no sólo en Tarapacá y el país, sino que también a nivel internacional.  Distintas personalidades de América Latina han manifestado la solidaridad con él, ante este intento de sacarlo de su cargo y anular su gestión fiscalizadora y de denuncia de la corrupción.

Lo que solicitan las personalidades latinoamericanas es que “cese la persecución política en contra del Diputado Hugo Gutiérrez Gálvez” y exigen que “se garantice la continuidad de su mandato, se respete la inmunidad parlamentaria y la voluntad popular”.

Entre los  casi cien firmantes de la declaración de apoyo al diputado Gutiérrez, figuran Manuel Zelaya,  ex Presidente de Honduras; Piedad Córdoba, ex senadora y ex candidata a Presidenta de Colombia;  María Rosa Soto Bringas, escritora peruana y activista de derechos humanos,  Perú; Hugo Ruiz Díaz Balbuena, ex Ministro de Relaciones Internacionales del Gobierno de Fernando  Lugo,  Catedrático de Derecho Intencional y Geopolítica Económica Internacional, Paraguay;  Gerardo Pisarello, Diputado. Secretario Primero del Parlamento Español.

Además, personalidades como Adolfo Pérez  Esquivel,Premio Nobel de la Paz; Javier Madrazo, ex Ministro del gobierno Vasco, dirigente del partido La Izquierda, País Vasco; julián Lacacta, escritor y político, Perú; Jannete Elizabeth Guerrero Maya, Diputada del Partido del Trabajo de México;

CARTA ADHESIÓN

Declaración de apoyo para el Diputado Hugo Gutiérrez Gálvez. Abogado de DDHH, Militante del Partido Comunista, Activista de la Solidaridad Internacional y Defensor de las Causas Justas.

Los representantes de partidos políticos, movimientos sociales y personas abajo firmantes, suscribimos esta carta para declarar nuestra solidaridad con el diputado de la República de Chile, miembro del Partido Comunista de Chile, Hugo Gutiérrez Gálvez, quien enfrenta un proceso de persecución política por la derecha chilena, el gobierno de Sebastián Piñera y el Tribunal Constitucional de Chile.

El haber ejercido su derecho humano a la libertad de expresión y su función de representación en el contexto de las movilizaciones sociales iniciadas en el mes de octubre de 2019 en Chile, no pueden ser motivo ni causa para violentar la soberanía popular.

Hugo Gutiérrez es un diputado elegido democráticamente por el pueblo mediante sufragio libre, universal, igual, directo y secreto. Es un diputado y militante de izquierda que ha denunciado a violadores de derechos humanos, políticos corruptos y que ha estado siempre al lado de su pueblo. Hugo Gutiérrez, desde Chile, ha estado en la primera línea de defensa de los presidentes Lula da Silva, Rafael Correa, Evo Morales, Jorge Glas, denunciando las injusticias y los montajes judiciales. El gobierno neoliberal de Piñer y la derecha no lo perdonan.

Este acto de persecución y complicidad de la justicia constitucional, no es más que otra artimaña de lawfare para eliminar adversarios políticos por parte de la derecha. Todas y cada una de las acusaciones son falsas: agredir a funcionario policial, quema de un cuartel militar, instar a la desobediencia civil e incitar a la alteracion del orden público a través de redes sociales. Por eso, afirmamos que dicho proceso de destitución violenta la soberanía popular y no es más que una estrategia de persecución política sustentada en una manipulación jurídica que contradice el respeto por la voluntad popular, la legalidad estricta y la juridicidad de los órganos del Estado de Chile, violentando la Constitución y los Tratados Internacionales.

Rechazamos la actitud de los jueces del Tribunal Constitucional quienes han demostrado su complicidad extendiendo plazos y retrasando decisiones con el fin de dar tiempo y lugar a los persecutores de Hugo Gutiérrez para armar un caso y pruebas más consistentes que permitan justificar su destitución. La última decisión del tribunal de aplazar por tres semanas la fecha del fallo, demuestra la fragilidad de la autonomía del Tribunal Constitucional y confirma, a los ojos del mundo, que es un tribunal parcial y dependiente de un sector político.

Acusamos la actitud de la Corte Suprema de Justicia, tribunal superior cómplice del lawfare, por rechazar los recursos de protección y de amparo interpuestos por el diputado Hugo Gutiérrez Gálvez, denegando un derecho humano sustancial al estado de democrático de derecho, el debido proceso. La situación del diputado Hugo Gutiérrez Gálvez, es parte de la estrategia de guerra jurídica impulsada por la derecha en el continente y que ha lesionado la independencia del Poder Judicial.

Solicitamos el cese de la persecución política en contra del Diputado Hugo Gutiérrez Gálvez. Exigimos se garantice la continuidad de su mandato, se respete la inmunidad parlamentaria y la voluntad popular.

5 respuestas a “Personalidades de Latinoamérica solicitan “cese de la persecución política en contra del Diputado Hugo Gutiérrez””

  1. Aunque solidarizabndo con el predicamenyo actual, no se deja de lamentar lña falta de sentido comun y cuidado en el comprtamiento del diputado Gutiérrez. Mientras más se acelera, peor para la causa.

    QUE DEFICIENTE ESTE SERVICIO DE “COMENTARIOS”. agradeceré cancelarlo por impedir comentarios de buena fe, con la excusa -hipócrita- de hab er sido “duplicados”

  2. Aunque solidarizabndo con el predicamenyo actual, no se deja de lamentar lña falta de sentido compun y cuidado en el comprtamiento del diputado Gutiérrez. Mientras más se acelera, peor para la causa.

  3. Apoyo esta declaración internacional de connotadas personalidades de la política y la cultura internacionales, que denuncian lo que es muy visible en Chile: el funcionamiento de un enclave dictatorial de Pinochet, constituido en la Inquisición del siglo XXI, para apoyar a un sector extremo de derecha en la persecución ilegal de sus legítimos adversarios.