Edición Cero

Hasta la Intendencia Regional llegó un grupo de trabajadores y trabajadores cesantes, independientes y representantes de ollas comunes, para manifestar su descontento para manifestarse... Trabajadores cesantes se manifestaron en frontis de la Intendencia y difundieron sus demandas ante crisis por la pandemia

Hasta la Intendencia Regional llegó un grupo de trabajadores y trabajadores cesantes, independientes y representantes de ollas comunes, para manifestar su descontento para manifestarse por la actual crisis que vive Tarapacá.

Los manifestantes difundieron una declaración pública, donde expresaron su preocupación por la actual crisis que afecta a las familias más vulnerables, trabajadores, que han ido perdiendo sus fuentes laborales en medio de la pandemia y  también profesionales, técnicos y pequeños empresarios. “Como resultado de las políticas neoliberales imperantes en nuestro país, la crisis afecta también a profesionales, técnicos, pequeños y medianos empresarios”.

LA DECLARACIÓN

Ante la actual crisis que estamos viviendo, los trabajadores y trabajadoras cesantes, independientes y representantes de diferentes ollas comunes de la Región de Tarapacá adherimos a la exigencia de la Federación de Trabajadores Cesantes, Eventuales y Transitorios Eduardo Miño

Estamos ante una situación de extrema gravedad, que golpea con mayor crudeza a los sectores más postergados y desposeídos del mundo. Las consecuencias de la crisis, que es económica y social, además de sanitaria, afectaron en primer lugar a los trabajadores y trabajadoras, quienes debieron asumir con sus salarios el impacto de la pandemia en la actividad económica.

Como resultado de las políticas neoliberales imperantes en nuestro país, la crisis afecta también a profesionales, técnicos, pequeños y medianos empresarios. Las medidas adoptadas por las autoridades, resultado de la presión popular, son absolutamente insuficientes y tardías y no resuelven el problema de fondo. Hoy es indispensable la organización de las y los que han sido afectados, para luchar por el derecho a una vida digna, un trabajo decente y una jubilación justa. Apoyamos la demanda ciudadana y popular de ejercer el derecho al retiro del 10% de los fondos de capitalización individual plasmada en el proyecto que se discute hoy en el parlamento.

Los trabajadores y trabajadoras cesantes, eventuales y transitorios/as de Tarapacá y de otras regiones del país, nos sumamos a la Federación “Eduardo Miño” y demandamos del gobierno medidas que den solución real a la situación que vivimos.

Exigimos:

 Derecho a un trabajo y remuneraciones dignas, con imposiciones y seguridad social.

 Congelamiento de los pagos de servicios básicos.

 Impuesto a los más ricos. Que los grandes empresarios hagan un aporte real a la crisis económica.

 Implementación de un plan de inversión en obras públicas que asegure trabajo digno.

 Subvenciones estatales para asegurar el término de los despidos y la mantención de los derechos de los trabajadores.

Chile necesita un nuevo modelo de desarrollo económico, con industrialización, sustentable con el medio ambiente y con soberanía alimentaria. Con ello se busca un nuevo rol del Estado, que genere desarrollo económico a partir del mismo Estado.

Declaramos también nuestra disposición a una coordinación nacional con otras organizaciones surgidas al calor de la crisis, como por ejemplo las ollas comunes, que es donde se están alimentando nuestras familias, para, en conjunto realizar actividades y así enfrentar estos tiempos duros para nuestro pueblo.

 Exigimos que el Estado se haga cargo de la cesantía, generando planes especiales de empleo con sueldos que superen la línea de la pobreza, pero dejando claro que ¡No aceptaremos la reedición de los tristemente famosos PEM y POJH!

 “El peso de la crisis no puede recaer sobre los hombros de los trabajadores”.

Firma la Coordinadora de Trabajadores y trabajadoras cesantes, Eventuales y Transitorios de Tarapacá