Edición Cero

Se espera que en la mañana de este lunes 8, el Municipio de Alto Hospicio se reúna con la Agrupación de Camioneros de Camiones... Municipio de Alto Hospicio convoca a camioneros para buscar solución en la entrega de agua a las tomas

Se espera que en la mañana de este lunes 8, el Municipio de Alto Hospicio se reúna con la Agrupación de Camioneros de Camiones Aljibes, que distribuye el agua en las tomas y campamentos de Alto Hospicio, con la finalidad de buscar una solución y asegurar el abastecimiento a las familias vulnerables de dichos campamentos. Es indispensable llegar a un acuerdo, en consideración que se trata de un suministro esencial de agua potable en una situación de catástrofe sanitaria, en medio de la pandemia por coronavirus.

El encuentro que se produciría en la mañana de este lunes, obedece a una invitación que extendiera a los socios de la Agrupación, e, administrador Municipal, Osvaldo Zenteno, luego que anunciaran que paralizarían la entrega de agua, ante los graves problemas que enfrentan.

Principalmente lo insuficiente que resulta el pago del flete de $ 3.500 por cada mil litros, explicó el presidente de la Agrupación de Camioneros, Gerardo Jara. Deben cubrir un alto costo que no les permite solventar los gastos que implica como letras de las máquinas, panas, petróleo para el camión, bencina para la bomba que impulsa el agua, pago al peoneta. Y en segundo lugar, los problemas con los pobladores que en ocasiones les han agredido al momento de la cobranza.

Gerardo Jara, valoró la invitación que le extendiera el municipio, toda vez, dijo, que se trata de buscar una solución para continuar entregando el agua en tomas y campamentos. “Para nosotros es que la Municipalidad o el Gobierno Regional, o quien sea, se haga cargo de pagar el flete, porque así nosotros evitamos el trato directo con las personas y todos los problemas que hemos tenido”, señaló, indicando que van con la mejor disposición al encuentro.

En tanto, Iván Valdés, encargado de Comunicaciones de la Municipalidad de Alto Hospicio, señaló que la Casa edilicia entrega 1000 litros de agua semanalmente, es decir cuatro al mes,  (no en forma mensual); y que no discriminan a la hora de distribuir, entre las personas respecto de su relación con el terreno o condición migratoria.

Gerardo Jara, indica que el problema es mayor que los señalado, por cuando no solo abastecen a las personas que tienen vales, sino que también a quienes no cuentan con vales y adquieren el agua de manera particular. En el primer caso el flete es de $ 3.500 por mil litros y un costo proporcional si es menos la compra. En la segunda opción cobran $ 6.000 por la misma cantidad, pero al tratarse de una venta directa, deben hacerse cargo de comprar el agua y cobrar además el transporte.

En el terreno, lo que encuentran muchas veces, dijo el dirigente, es el malestar de los pobladores que no tienen la posibilidad de cancelar el flete. Algunos, no todo, aclara Jara, han reaccionado mal, con insultos hasta agresiones físicas.

SOBRE UN ACUERDO

El Municipio, dijo Valdés, “estaba intentando alcanzar un acuerdo con los camioneros privados, que suponía además de la entrega de agua, una subvención al transporte, lo que implicaría una rebaja del pago por parte de los vecinos”. Sin embargo, señala que los mismos camioneros “desconocieron o reconsideraron lo acordado y pidieron una subvención mayor”.

Sin duda que este será el punto central que se discutirá en la reunión de este lunes 8, ante lo cual el dirigente de los camioneros señala e insiste que para ellos lo ideal es que una institución, -municipio o gobierno regional-, se haga cargo de pagar directamente el flete y que ojalá sea el cien por ciento del valor para evitar el trato directo con los pobladores.

 Iván Valdés frente a este punto indicó que “solicitamos apoyo al Gobierno Regional para que aportara una subvención por su parte, que aún no se materializa”.

“Hasta ahora el Municipio ha asumido en solitario un problema humanitario que correspondería al Estado asumir”, indica el funcionario, reforzando que no es responsabilidad de los municipios la entrega de agua a las tomas y que si lo asume “se hace como gesto humanitario, pero se está viendo sobrepasado por la cantidad de familias en esta situación”.

Cabe destacar que la Municipalidad de Alto Hospicio cuenta sólo con 4 camiones aljibes, mientras que la Agrupación de Camioneros, dispone de unas 22 máquinas.

NOTA RELACIONADA

Podría recrudecer crisis sanitaria en tomas de Alto Hospicio, ante amenaza de paralización de camiones aljibes