Edición Cero

La Onemi desestimó la solicitud del municipio de Colchane de aprovisionamiento especial para esa comuna, desconociendo que el 80% de su abastecimiento provenía de... Sigue crisis en Colchane. Comuna pequeña que se abastecía de Bolivia, reporta que Onemi niega entrega de víveres y agua potable

La Onemi desestimó la solicitud del municipio de Colchane de aprovisionamiento especial para esa comuna, desconociendo que el 80% de su abastecimiento provenía de Bolivia y que las ventas en almacenes son ocasionales. Esta situación agudiza la crisis en ese pequeño poblado, habitado en su mayoría por adultos mayores.

La Unidad de Fondos de Emergencia de la Onemi -Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior-, informó su rechazo a la solicitud de abastecimiento de víveres y agua potable para la comuna de Colchane, petición que se hizo desde el Municipio mediante un “Informe Alfa”, procedimiento oficial para solicitar el socorro ante una emergencia.

Desde  Colchane se informa sobre la respuesta de Onemi, que señala que la entidad estatal “argumentó que no existe desabastecimiento de agua en la región, que las distribuidoras de alimentos (distantes a 250 kilómetros) están operativas. Luego insiste en que los caminos están habilitados y que no hay localidades aisladas, finalizando que no hay impedimentos para que los almacenes y negocios puedan proveerse de víveres y agua”.

El informe presentado por el municipio se basó en el aumento de un 500% de la población de la comuna desde que se declaró la pandemia del coronavirus, ya que, los descendientes de los aymaras de Colchane buscaron refugio en sus comunidades. Los más afectados son los adultos mayores y aquellos en condición de pobreza, que no pueden recorrer los 250 kilómetros que separa Colchane de los centros de abastecimientos de Iquique y Alto Hospicio.

DESCONOCIMIENTO

Los pobladores de Colchane viven un momento crítico en cuanto a su abastecimiento. El 80% depende del poblado boliviano de Pisiga Bolívar, en Bolivia, cuya frontera con Chile está cerrada por el gobierno boliviano para impedir el contagio del coronavirus. Gas, combustible, alimentos, medicinas, hojas de coca son parte de los elementos esenciales que los pobladores ya no pueden conseguir y cuyo agotamiento de reservas hizo que el municipio repartiera cajones familiares con alimentos para 5 días.

El alcalde de Colchane Javier García Choque, cree que el informe no considera la realidad del territorio. “Por distancia la gente va a pie o haciendo dedo a Colchane para pasar Bolivia, los pocos almacenes venden ocasionalmente algunos productos que compraban en el vecino país. La mayor demanda ha encarecido los precios. Sumado a los más de 800 bolivianos que estuvieron en la frontera hizo que se agotaran sus existencias”.

El aumento de la población exige mayor consumo de agua potable, sobre todo en las comunidades de Cariquima, cuyo suministro no es capaz de cubrir las necesidades de estas poblaciones. Por ello la autoridad comunal exigirá nuevamente a este organismo que reconsideré su decisión enviado otro Informe Alfa, con un oficio al general de la Defensa Nacional de Tarapacá para que atienda esta solicitud de forma positiva.