Edición Cero

Con el objetivo de mantener un adecuado sistema de vigilancia epidemiológica y control de enfermedades transmisibles y no transmisibles producidas por el mosquito Aedes... Hasta fin de año decretan Alerta Sanitaria en Tarapacá por presencia del mosquito Aedes aegypti

Con el objetivo de mantener un adecuado sistema de vigilancia epidemiológica y control de enfermedades transmisibles y no transmisibles producidas por el mosquito Aedes aegypti, el Ministerio de Salud decretó Alerta Sanitaria para la región de Tarapacá.

La medida permite enfrentar la emergencia producida por la reintroducción del vector al territorio nacional continental, luego que se detectaran larvas, el pasado 21 de marzo en el marco de las acciones de vigilancia entomológica del programa de vigilancia de mosquitos de importancia sanitaria. Y posteriormente el 11 de abril en la comuna de Huara.

El decreto de Alerta Sanitaria otorga facultades extraordinarias a la autoridad competente para disponer de las herramientas que sean necesarias para exigir limpieza sanitaria o desinsectación de lugares públicos o privados.

“La alerta permitirá mantener activado el plan de control y eliminación del vector, generando agilidad en diversos puntos ya que se trata de un trabajo persistente, cuya relevancia estará enfocada en la educación sanitaria para la comunidad”, precisó el Seremi de Salud, Manuel Fernández.

Además informó que lo fundamental es “cuidar nuestro patrimonio sanitario para evitar la transmisión de enfermedades febriles como la fiebre amarilla, chikungunya, dengue y zika”.

El periodo de emergencia sanitaria que se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2019, permite además, apoyarse en otros servicios públicos y organismos de la administración del Estado para ejecutar las acciones requeridas en torno a la vigilancia.

HISTORIA

Hasta mediados del siglo pasado el mosquito Aedes aegypti , se distribuyó desde Arica a Caldera, provocando una importante epidemia de fiebre amarilla en Tocopilla en 1912, con una alta tasa de letalidad. Tras erradicar este vector, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) certificó esta acción en 1961, manteniéndose el territorio continental del país libre de éste hasta el 2016 cuando confirmaron hallazgos en Arica y Parinacota.