Edición Cero

Indignación provocó en el país una serie de fotografías que mostraban a 3 personas transitando en un vehículo sobre el “Gigante de Tarapacá” -geoglifo... Con arraigo nacional quedaron los tres imputados por dañar el geoglifo Tunupa, en la Comuna de Huara

Indignación provocó en el país una serie de fotografías que mostraban a 3 personas transitando en un vehículo sobre el “Gigante de Tarapacá” -geoglifo de 86 metros de largo y 3 mil metros cuadrados, ubicado a 84 kilómetros de Iquique -, dañándolo de forma permanente.

Dos ciudadanos chilenos (Esteban Vilugrón y Nicolai Panaglota) y una belga (Wanda Cha), fueron detenidos el pasado viernes por el hecho y, este lunes, fueron formalizados bajo el cargo de daños a monumentos nacionales, por lo que quedaron con arraigo nacional durante treinta días, plazo determinado por el Tribunal de Pozo Almonte para la investigación.

Una decisión que valoró el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, quien además anunció que por instrucción de su cartera, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó una querella.

“Vamos a ser inflexibles, no toleraremos actos delictuales ni daños a nuestro patrimonio arqueológico. Además, realizaremos una campaña de prevención, tanto en el Gigante de Tarapacá, como en otros sitios de similar importancia”, recalcó el secretario de Estado, quien agregó que “hay un deber colectivo de cuidar estos lugares y desde la autoridad se puede hacer mucho, pero la ciudadanía es la que más contribuye”.

“Hace unos meses estuvimos en Huara, visitamos el Gigante de Tarapacá y decidimos declararlo Bien Nacional Protegido. Mientras ese proceso no termina, hoy está administrado por la Municipalidad de Huara, con un permiso de ocupación provisorio. No vamos a aceptar ninguna transgresión a la legalidad. Vamos a preservar estos bienes nacionales que son muy importantes para nosotros”, agregó el ministro Ward.

El fiscal del Tamarugal, Hardy Torres, explicó que las diligencia por los daños al “Gigante de Atacama” se realizaron “en menos de 24 horas, lo que permitió la individualización de las personas involucradas, las que quedaron con arraigo nacional durante el plazo de investigación, plazo que estimo suficiente a objeto de realizar las pericias que nos permitirán acreditar fehacientemente el daño provocado al complejo arqueológico”.

En tanto, la Seremi de Bienes Nacionales de Tarapacá, Pilar Barrientos, señaló que la medida cautelar es la “apropiada a la magnitud de los hechos, ya que los imputados pretendían salir del país y esto asegura su comparecencia a los actos del procedimiento”.