Edición Cero

La declaración de Alfonso Muñoz, ex asesor de Fulvio Rossi-entre 2002 y 2007- abrió una nueva arista en la investigación del caso SQM por... Fiscalía investiga uso de asignaciones parlamentarias del senador Fulvio Rossi

fulvio rossiLa declaración de Alfonso Muñoz, ex asesor de Fulvio Rossi-entre 2002 y 2007- abrió una nueva arista en la investigación del caso SQM por financiamiento irregular por campañas políticas. Si bien hasta ahora se conocía que se investigaba la participación de Rossi en la facilitación a SQM de boletas ideológicamente falsas, esta vez se trata de una indagación por el eventual mal uso en asignaciones parlamentarias que buscaría establecer si el hoy senador, que renunció al Partido Socialista, recibió parte del dinero que se les pagaba a diversos asesores por este ítem. Así lo consigna la sección de Economía y Negocios de Emol.

Como ya es habitual, el Senador culpa al diputado Hugo Gutiérrez, de todo aquello que le es desfavorable. En este caso, señala que fue el parlamentario el que puso a su ex asesor en su contra. En  este portal se informó acerca de la larga relación entre Rossi y su ex asesor, Alfonso Whiting, la que terminó cuando, acusa Whiting, Rossi le pidió que emitiera boletas de honorarias falsas. La disputa entre ambos terminó en la justicia y el senador debió pagar a su ex asesor. Lo hizo en dos cuotas. (Seguir link del final)

Ante el curso que tomaron los hechos, el Senador se vio obligado a responder con una declaración pública.

PORTAL EMOL

El portal EMOL, de El Mercurio, informa sobre este tema:

La declaración de Alfonso Muñoz, ex asesor de Fulvio Rossi-entre 2002 y 2007- abrió una nueva arista en la investigación del caso SQM por financiamiento irregular por campañas políticas. Si bien hasta ahora se conocía que se investigaba la participación de Rossi en la facilitación a SQM de boletas ideológicamente falsas, esta vez se trata de una indagación por el eventual mal uso en asignaciones parlamentarias que buscaría establecer si el hoy senador, que renunció al Partido Socialista, recibió parte del dinero que se les pagaba a diversos asesores por este ítem.

La indagatoria la realiza el mismo equipo del caso SQM.

Muñoz, ex colaborador de Rossi cuando este era diputado, señaló en su reciente declaración ante la fiscalía que durante el período en el que trabajó con el parlamentario al menos cinco personas habrían emitido boletas de honorarios a Fulvio Rossi con cargo a financiamiento de la Cámara por servicios no prestados.

“Nunca vi las boletas, pero puedo deducir que se emitieron, porque llegaban los cheques de pago para estas personas a la oficina parlamentaria, en sobres desde la Cámara de Diputados. Estos sobres los enviaba Paola Duarte, secretaria del diputado, desde Valparaíso”, dijo Muñoz, agregando más adelante que “a mí me tocó abrir en varias oportunidades estos sobres (…) y pude advertir en varias oportunidades que llegaban cheques a nombre de estas personas en circunstancias que ellos nunca trabajaron en la oficina parlamentaria, ni en ninguna actividad del ámbito legislativo de Fulvio”. Según dijo, se percató, además, de que una vez recibidos los pagos, debían hacer devolución del dinero en una cuenta ligada al parlamentario.

Otro episodio relatado por Muñoz es una supuesta revelación que le habría hecho Paola Duarte, secretaria del congresista.

“Nos confesó a Mariela (Molina, ex asesora de Rossi ya formalizada en la causa) y a mí que siempre existieron aguinaldos otorgados por la Cámara para los trabajadores de las oficinas parlamentarias (…) y lo que hacia Fulvio era asignarle a Paola el total del aguinaldo, es decir, $500 mil. Según Paola, después Fulvio le pedía que depositara en su cuenta del Banco Santander gran parte de estos dineros”.

Además, Muñoz señaló que en 2007 Rossi le pidió emitir una boleta con cargo a la Cámara por trabajos no realizados y que meses después le habría insistido. “Señala que tenía que bajarme el sueldo, y que le iba a pedir lo mismo al resto de las personas que trabajaban en la oficina. Me indicó que mi contrato de trabajo no se iba a modificar; por lo tanto, la Cámara me iba a mandar por el valor completo de mi remuneración, pero yo tenía que pasarle una parte importante de mi sueldo directamente a él”, concluyó Muñoz, acotando que él se negó a esta petición.

Rossi desmiente acusaciones

“Lo de Muñoz es totalmente falso; acá hay una persecución política. Considero sorprendente que se dé importancia al testimonio de un ex funcionario que concluyó su relación laboral conmigo hace más de 10 años, en muy malos términos, presentando él una demanda laboral en mi contra”, señaló el senador Rossi en una declaración escrita, agregando además que “tenemos antecedentes serios de que fue contactado por el entorno del diputado Hugo Gutiérrez, para brindar estos falsos testimonios”.

DECLARACIÓN DE ROSSI

En relación a la investigación del Ministerio Público, respecto de una de las aristas del caso SQM, afirmo que: 1) A casi dos años y medio de investigación, no he sido objeto de absolutamente ninguna acusación formal por parte del Ministerio Público. Sin embargo, a través de constantes filtraciones parciales e ilegales de la investigación, se ha afectado gravemente mi honra y se ha terminado instrumentalizando la investigación por mis adversarios políticos en una campaña orquestada por el diputado comunista Hugo Gutiérrez.

2) En el contexto de esta campaña de desprestigio, se han contactado a ex colaboradores míos, algunos de ellos por el entorno del diputado Hugo Gutiérrez- con el objeto que declaren en mi contra, haciendo cuestionamientos a mi padre, Flavio Rossi, histórico militante del Partido Socialista, quien colaboró -en su calidad de asesor de Derechos Humanos con mi oficina parlamentaria, como le consta a numerosas personas que fueron recibidas y atendidas por él en la ciudad de Iquique hace más de 12 años.

3) Utilizar a mi padre -quien falleció en 2012- es una estrategia repudiable y canallesca por parte de mis adversarios políticos, porque todo el mundo sabe en Iquique que en en esa época y antes de ser concejal él atendía numerosos casos sociales y de Derechos Humanos. Lo que éticamente corresponde es haber hecho las mismas afirmaciones cuando el aludido estaba con vida, dándole la oportunidad de rechazar calumnias, tales como que no colaboró realmente en una época en que no era cuestionado que un familiar trabajara para una oficina parlamentaria. ¡La maldad no tiene límites! Pero, utilizar hoy el nombre de mi padre, hijo ilustre de Iquique y la persona más recta y proba que yo he conocido, es algo que no estoy dispuesto a aceptar.

4) En reiteradas ocasiones el fiscal a cargo de la investigación, ha señalado que no existen antecedentes que me vinculen a delito alguno; Van ya 2 años y 4 meses de investigación, lo que me ha provocado un tremendo daño personal, político y familiar; y a estas alturas sería muy sospechoso que a pocos meses de las elecciones senatoriales la fiscalía adopotare sorpresivamente una decisión distinta a la que ha anunciado públicamente.

5) Consecuente con lo anterior, de ahora en adelante, como independiente, quiero enfocarme en recorrer la Región de Tarapacá, que me eligió como su senador, y no desgastarme en los ataques y descréditos de los que sigo siendo víctima por parte de adversarios políticos que están instrumentalizando al Poder Judicial para derrotarme políticamente con querellas injustificadas.

6) Por último, considero sorprendente que se de importancia al testimonio de un ex funcionario que concluyó su relación laboral conmigo hace más de 10 años, en muy malos términos, presentando él una demanda laboral en mi contra, que incluía gran parte de las calumnias que hoy se han filtrado ilegalmente. Esta misma persona “hackeó” mi página web y mi declaración patrimonial de la época. Por otro lado, tenemos antecedentes serios que fue contactado por el entorno del diputado Hugo Gutiérrez, para brindar estos falsos testimonios.

Nota relacionada

La larga relación entre Alfonso Muñoz y su ex empleador Fulvio Rossi, a quien acusa de haberle solicitado emitir boletas falsas

Los comentarios están cerrados.