Edición Cero

El pasado martes la presidenta Michelle Bachelet, presentó la propuesta del gobierno para modificar el actual sistema de pensiones. La fuerte presión de la... La “hoja de ruta” diseñada por el Gobierno para a mejorar las pensiones: opinan los principales involucrados

bachelet jEl pasado martes la presidenta Michelle Bachelet, presentó la propuesta del gobierno para modificar el actual sistema de pensiones. La fuerte presión de la ciudadanía ha hecho que las autoridades consideren seriamente una modificación como la anunciada.

Por lo mismo, la Presidenta, en cadena nacional, articuló los principales parámetros de cómo sería el eventual sistema de pensiones que se presentaría como la solución a las bajas pensiones.

La propuesta de gobierno

La base del cambio se fundamentó en 4 puntos para mejorar el sistema, incluida la confirmación de una AFP estatal, la que pueda entregar otra posibilidad de jubilación.

La primera medida apunta a fortalecer el carácter solidario del sistema y así asegurar pensiones dignas. Segundo, se buscará mantener y fortalecer el actual pilar solidario de invalidez y vejez. En tercer término, aumentar la regulación en el mercado de las AFP, y, el establecimiento de una AFP estatal para introducir más competencias al actual sistema.

Algunos elementos relevantes

La Presidenta, además, profundizó en algunos puntos centrales. “Se buscará incorporar representantes elegidos por los cotizantes en la administración de los fondos, de manera que puedan participar en las definiciones claves, como las políticas de inversión, la elección de los directores, las compañías en las que se invierten los recursos o las campañas de información”, expresó.

Por último, estableció que se trabajará con solo una tabla de mortalidad y la promoción de la afiliación de independientes al sistema de pensiones. “No estamos haciendo una propuesta más, queremos un sistema bueno y sostenible desde ahora y para la próximas generaciones”, manifestó la Presidenta.

¿Ayudan las propuestas?

Uno de los que primero habló sobre las propuestas fue el presidente de la Asociación de AFP, Rodrigo Pérez.

“Creemos fundamental que dichas modificaciones sean fruto de un debate, del cual esperamos ser parte, ya que algunos de los anuncios esbozados pueden terminar perjudicando las pensiones de nuestros afiliados”, indicó.

Sobre los argumentos entregados por la Presidenta, el representante de las AFP dijo: “muchas de estas medidas bien implementadas pueden constituir una mejora al sistema de pensiones pero mal implementadas podrían causar el efecto contrario”.

Por su parte, el coordinador del movimiento “No+AFP”, Luis Mesina, fue crítico ante el anuncio. “Nos parecen unas propuestas demasiado insuficientes, hubiéramos esperado una respuesta mucho más contundente, mucho más en la idea de recoger la demanda ciudadana que dijo no más AFP. Esperábamos que ella hubiera anunciado el final del sistema de AFP y que se pasaba a un sistema público de pensiones, en donde todos los actores de la sociedad participen para construirlo y darle forma”, desarrolló.

Al referirse a la posibilidad de aplicar un sistema de público de pensiones, Mesina argumentó que “solamente tenemos algunos principios fundamentales de lo que entendemos por sistema público de pensiones, y esto es la solidaridad. Hay varios países en el mundo donde un sistema de este tipo ha funcionado, como es el caso de Alemania, lo que va en contradicción de lo que argumentan los agoreros del sistema, que aseguran que los sistemas de reparto están en quiebra. Lo único que está en quiebra, y que ha quedado demostrado en los últimos años, es este sistema de capitalización individual”.

La mirada del economista Andras Uthoff sobre los cambios que se proponen se vuelve profunda. “Primero, el mensaje de la presidenta se basa en varias generalidades, las que en lo que queda de tiempo se deben aclarar y profundizar. Me preocupa porque la mirada entregada se parece mucho a la propuesta A de la Comisión Bravo, y quienes estábamos en la propuesta B consideramos que ese planteamiento no tendría resultados positivos”, comentó el experto.

“Valoro el hecho de que se genere un aporte de parte del empleador; el problema que podría surgir es que ese aporte se le cargue secretamente al trabajador, y es ahí donde la Presidenta tomará resguardos para que se cumpla esta medida. Sin embargo, hay algunos elementos que no funcionarán, como que la totalidad del 10% del trabajador va a una AFP, lo que evidencia que el gobierno dice sí a las AFP”, comenta el economista.

“Yo personalmente propongo que nos sentemos a conversar en serio sobre el sistema que merece y necesita el país. Se han presentado manifestaciones ciudadanas que han obligado a poner el tema en carpeta, además de las propuestas que emanaron de la Comisión Bravo, las que francamente desconozco qué ha sucedido con ellas”, finalizó Uthoff.

Los comentarios están cerrados.