Edición Cero

Con 59 años y una vida llena de intensidad, Helen Hantscheruk Omeñaca, compartió su valiente historia de vida y sus motivaciones al participar en... La Historia de Helen Hantscheruk: “Quiero ayudar a más personas a salir de  la pobreza extrema como lo hice yo”

helenCon 59 años y una vida llena de intensidad, Helen Hantscheruk Omeñaca, compartió su valiente historia de vida y sus motivaciones al participar en la Escuela de Liderazgo Femenino de Sernameg en Alto Hospicio.

Mujer empoderada, jefa de hogar y estudiante de la Carrera de Trabajo Social son algunas de las características de Helen, quien estudia gratuitamente su educación superior en la Universidad de Tarapacá sede Iquique y sobresalió dentro de las participantes de la Escuela de Liderazgo Femenino en Alto Hospicio.

Conversadora y comprometida con la realidad de Iquique, que calificó como su verdadero hogar,  dijo que “me fui enamorando de la ciudad, de la cordialidad de la gente y su clima maravilloso. Tenía 28 años cuando vine como reportera de la Radio Portales de Santiago por los cien años del Combate Naval (año 1979) y al terminar mi labor llamé a mi jefe de esa época y le informé que me iba a quedar a vivir acá. Siempre fui una mujer independiente pero le prometí a mi padre que iba a estudiar cuando pudiera y lo cumplí”.

En sus primeros años de estadía trabajó en Banmédica, luego fue agente comercial de Radio Paulina de Iquique, locutora de un espacio radial en la misma emisora y guardia de seguridad.

Actualmente cursa el  cuarto año de la carrera de Trabajo Social en la Universidad de Tarapacá sede Iquique. “Trabajaba hasta las 3 de la tarde, una hora después entraba a clases y salía cerca de las 22 horas. Tras esto hacía las cosas en el hogar, compartía con mi hijo y lo ayudaba con sus labores escolares, para continuar estudiando las lecciones de mi carrera. No me afectó ser madre soltera y jefa de hogar, si no todo lo contrario, me fortaleció porque sabía que podía sacar adelante sus sueños y los míos de ser profesionales. Querer es poder y si se tiene la perseverancia todo es posible”.

Sobre su motivación principal de lograr esta especialidad educativa dijo que “sé que puedo ayudar a más personas y familias a salir de  la pobreza extrema tal como lo hice yo, soy pata de barro  y me gusta el terreno”.

A

LIDERAZGO FEMENINO

Helen Hantscheruk Omeñaca, participó en la Escuela de Liderazgo en Alto Hospicio y Tamarugal  del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, la cual fue certificada por la Universidad de Los Lagos.

“Siempre estoy pensando en cómo capacitarme más  porque  logré la certificación de  la Escuela de liderazgo de Sernameg. Mi experiencia fue muy linda ya que conocí a una diversidad de mujeres, lideresas de partidos, representantes vecinales, etnias y candidatas. Me gustó mucho poder conversar, plantear las distintas opiniones  y formar una hermandad muy grande para seguir reuniéndonos. Ahora tengo la opción de iniciar otro curso de prevención de la violencia contra las mujeres, ya que me interesa ayudar a la comunidad en todo aspecto”.

Una vez que se reciba de la carrera de Trabajo Social, Helen Hantscheruk, espera radicarse en Pozo Almonte para ejercer su profesión. “Deseo crear proyectos para trabajar con las comunidades locales e indígenas, mi objetivo es impulsar iniciativas con impacto social y permitan un bien común, además que quiero aprender la lengua aymara muy pronto”.

 

Los comentarios están cerrados.