Edición Cero

Anyelina Rojas Valdés / Periodista, Administradora Pública Me permito en esta columna, hacer algunas reflexiones personales, en torno al fallecimiento de Fernando Muñoz Marinkovic,... Fernando Muñoz Marinkovic, un ícono en la lucha por la democracia

arv6Anyelina Rojas Valdés / Periodista, Administradora Pública

Me permito en esta columna, hacer algunas reflexiones personales, en torno al fallecimiento de Fernando Muñoz Marinkovic, iquiqueño, un hombre de bajo perfil, un loco, un soñador, que apenas salió de la Universidad, en Arica, donde estudió electrónica, puso su profesión en pro de una causa justa: La lucha por la Democracia y los Derechos Humanos:

Siento una tremenda pena y también una sensación de vacío, porque Fernando Muñoz Marinkovic, falleció tras una larga enfermedad y creo que nunca tuvo el reconocimiento por su enorme aporte, en la lucha para recuperar la democracia.

Lo conocí a mediados de los años 80, cuando recién  abrazaba mi título de periodista y él, a puño y casi a lo “giro sin tornillos”, construyó el transmisor de la Radio Iquique FM. Por cierto, con todo el apoyo de sus padres, especialmente de su mamá, doña Carmen, que seguía esta locura de su hijo, de sacar al aire una emisora, abiertamente contra la dictadura. Pasábamos de los rústicos estudios, al living del hogar, para comentar las novedades y definir estrategias para seguir en lo nuestro: Comunicar.

Ese acto de coraje le valió que varias veces le destruyeran la antena transmisora, que silenciaran nuestra querida Radio Iquique; que le hicieran seguimientos y contara con puntos fijos de la CNI, en la casa de la familia, en cuyo costado funcionaba la emisora. En el Iquique provinciano de aquella época, en que todos nos conocíamos, también identificábamos claramente a los CNI, que a veces medio incómodos ellos, y con temor nosotros, seguíamos con nuestro cometido.

Para el último 1ero de mayo, que Pinoochet celebró en Iquique, en lo que fuera la Casa del Deportista; la oposición de la época, se congregó en la sede del Colegio de Profesores, donde fuerzas especiales, protagonizaron un ataque despiadado; lanzaron bombas lacrimógenas y cerraron las puertas de la sede gremial. Nada debía enturbiar la última celebración del general.

Aquella vez, Fernando Muñoz, fue herido con perdigones. Recuerdo sus lesiones. Aún así, siguió trabajando, porque había que informar a Iquique y al país, ya que la emisora se conectaba con Radio Cooperativa. Y aquel día cobraba más fuerza el “Cooperativa está llamando”.

Hacia los 90, compartimos varias jornadas buscando a los desaparecidos de Pisagua. Él puso a disposición de esta noble causa, dos camionetas de su propiedad y su inquebrantable compromiso por encontrar los restos de los ejecutados. Fue partner en esa tarea junto a un grupo reducido de personas, entre ellas, el juez de Pozo Almonte, Nelson Muñoz, también fallecido.

Al momento de la búsqueda, este otro idealista, el juez Muñoz, lo designa perito para que registrada todas las tareas de recuperación de los restos de los desaparecidos. Fernando, posteriormente hizo un video que dio la vuelta al mundo. Hasta ahora, el único reconocimiento que recuerdo, corresponde a la AFEPI, ocasión en que yo también recibí un reconocimiento junto a Flavio Rossi y el sacerdote Armando Vergara.

En el último tiempo y al saber de su enfermedad, establecí algunos contactos para que se le hiciera un reconocimiento en vida, lo que lamentablemente no alcanzó a ocurrir. Hoy, en Santiago, me entero de la triste noticia y con el dolor de no haber podido tener una última conversación con Fernando Muñoz. Problemas míos de salud, impidieron el encuentro.

Debo decir, que en algún momento nuestra relación estuvo un poco complicada y que después de años eso ya no tenía importancia. En todo caso, el rol que jugó, el aporte que hizo, su compromiso, valentía y coraje, es un legado que debemos recuperar y que nada tiene que ver con las relaciones personales. Es un mérito que siempre reconocí… y agradecí.

Le pido al Ilustre Municipalidad de Iquique que FERNANDO MUÑOZ MARINKOVIC, sea declarado Hijo Ilustre. Iquique, se lo debe; la Democracia conquistada se lo debe. Hubiese preferido el homenaje en vida como se intentó, pero si no ocurrió, al menos que esté entre los ilustres de nuestra querida ciudad.

Mis condolencias a su esposa Rita Villacorta Sánchez. A sus hijos, especialmente a Carmen Gloria y Felipe, a quienes vi desde chiquititos en medio de la Radio Iquique, Seguro que ahí acunaron su amor por las comunicaciones y su compromiso. Mis condolencias también a su hijo menor.

Siento una pena enorme por estar lejos. Y desde en este espacio terrenal doy las gracias a FERNANDO MUÑOZ porque a través de la Radio Iquique me pude realizar como profesional y cumplir el sueño que me motivó a ser Periodista. Hasta hoy.

Descansa en paz y con la seguridad el deber cumplido.