Edición Cero

Aún se siente los ecos del lanzamiento del libro “Teatro Encanto: Memorias TIUN – TENOR”, escrito por el dramaturgo Guillermo Jorquera Morales. En el... Destacan libro de Guillermo Jorquera sobrecompañías de teatro TIUN y TENOR, entre 1973 al 2005

LIBROAún se siente los ecos del lanzamiento del libro “Teatro Encanto: Memorias TIUN – TENOR”, escrito por el dramaturgo Guillermo Jorquera Morales. En el lanzamiento, una de las actrices, Oros Rojas pronunció un relato-discurso y más tarde realizó un comentario de la obra. 

DISCURSO

A las dieciocho treinta y algo, del Jueves 25 de Junio,  el Día de San Guillermo, en el mes de los santos, se inicia la Ceremonia de Lanzamiento del Libro que resume la Biografía personal y vocacional de Guillermo Jorquera, Hijo de la Pampa, Chiquillo intruso, Profesor, Estudiante Titulado de Teatro, Director Teatral, muchas cosas más…. y Teatrista de “Tomo y Lomo”. Por algo “lanzó” este libro en cuestión…. Porque aunque ese término es raro, de verdad sí que lanzó a diestra y siniestra ese montón de memorias, y en ese ACTO,  nos pegó a todos en el mismísimo corazón.

Introducción perfecta de la Ceremonia, un bolero felizmente interpretado por esas tres mujeres, en un sentido canto, y que  llamó la atención, cuando Guillermo aclaró que un bolero, precisamente no estaba en su repertorio.   Mayor razón para aplaudir con sincera ensoñación, puesto que su hija “la Meche”, era partícipe del grupo musical. Esa interpretación tuvo la virtud de relajarnos y esparcir un ambiente de música, de ricos sones al teclado, guitarra, voces y bongó,  ¿atrevido…, erótico quizás?, pero,  le dio el sentido exacto, para provocar en  la audiencia, el toque de sorpresa, sabia elección del tema.  Por algo, se llamaba Encadenados. Y después de leer el libro…. me lo expliqué todo.

Cuando Guillermo empezó hablando me dije:   Oh!   ¿No hay un maestro de ceremonia o alguien que lo apoye y haga los nexos….¡Se tira solito!  Y, a los cinco minutos, me convenció que la única forma de presentar su libro, era que él lo hiciera solo.

Narró su vida de joven, su tiempo en la Escuela Agrícola, presentó a sus amigos, sus colaboradores, sus mecenas, sus antiguos alumnos, sus profesores, su familia directa y extensa, aplausos van y vienen…. Que LUJO de libreto, luego su nieta cantando el tango “Malena”,  y luego se van sucediendo palabras y más palabras, y la historia queda chica al lado de tanta emoción, recuerdos y sentimientos expresados ¡en Vivo!.

Quizás, enrede el orden de la ceremonia, no me importa, porque cada uno escribe como lo siente…. UN CARIÑO MALO, diferente, cantado con maestría y bella voz desde lo alto del Astoreca…..gracias a Carola, por su regalo,  y luego la entrega de los libros, a todos sus amores…… eso fue Genial, y Teatral, y no podría haber esperado menos de Guillermo:

AHORA, que pasen:   mi familia, los profesores, colaboradores, los exalumnos, los… “ya olvidé todos los títulos”, pero no le faltó nadie, en su amplio repertorio de detalles escénicos… (Y yo pensaba, Uy!   ¡Qué rico sería recibir un libro de regalo”. Pero yo, jamás)….  Y dijo:

AHORA, QUE PASEN TODOS AQUELLOS QUE ALGUNA VEZ ESTUVIERON EN ALGUNA OBRA (o algo así) del TIUN O TENOR…..

Y ahí, ufffff!, un orgullo de diantres…. Y recuerdo que alguien detrás de mí, dijo:  Nos toca a nosotros, ¡Vamos!…. Y me paré muy rápido porque ya me sentía parte de este inmenso regalo, un premio, UN HONOR…. y estoy segura que todos nos sentíamos pequeños, humildes y privilegiados por tan digna ocasión.

Bueno después, la dedicatoria y firma en los libros, lo inmediato fue el picoteo y el vino, como dijo cuando nos invitó, el punche, para poder publicar su libro, que se le negó en los proyectos de cultura de los mismos organismos para los cuales trabajó, por el auspicio de Bernardo Jote-Errante-Guerrero, y el compromiso de promocionar la publicación, porque “comprar el libro y  pagarlo”,  es un favor que Guillermo Jorquera nos hace a nosotros.

A continuar al segundo Acto de las obras.   Tal como se estila en nuestro Teatro.

Un otro picadillo, un otro vinito, o sea, el After….. muy necesario y tradicional, en un Pub aledaño.

COMENTARIO

Esa misma noche, llenita de emociones…. Comencé a leerte, Guillermo Jorquera, y comencé a leerme, como si mi pequeña historia, y tu gran Historia del Teatro, ese Mundo Mágico y Maravilloso fueran lo mismo…

Una de las grandes historias que incluiste fue cuando al final en una gira se terminó el Tiun-Tenor……y me sacó varias lágrimas, y es curioso, porque he leído centenas de libros y jamás alguno me hizo llorar, más bien películas o cosas de la vida real y cotidiana. Pero, llorar por algo escrito: jamás. Fue tu pluma, tu prosa tu sentido de contar.

Casi al empezar tu libro, y al llevar unas cinco o seis páginas: advertí con mucho orgullo, que leerte, era como conversar contigo. Una historia parida en palabras lentas, y pensadas, pero interesantes, con la misma cadencia que dices las cosas oralmente. Pero con las mismas ganas de intervenir para preguntarte, con la idea de interrumpirte. Fue una magia, la misma que dijiste en cada introducción, (desconcentrándome unos segundos para leer el autor o la intérprete), pero hilando perfectamente, la letra dicha de cada canción, con lo que venía a continuación en tu relato.

Después ya ni siquiera requería preguntarte, porque cada relato era lo que quería saber, lo que quería contaras, tal y como, quería leerlo.
Ummm!…. tamaño de libro DE ESCRITOR. Me he quedado chica, más chiquita de lo que soy…. Saboreando palabras, frases, hechos, historia viva, que ya pasó si. Pero que forma parte de mi vida y de la historia del Teatro Iquiqueño, de otros grandes, a quienes admiro y respeto y que forman parte de tu, de mi, y de nuestras vidas todavía. Un saludo al cielo por aquellos que ya partieron.
LA ATI. Ahí está, por sus obras….. la conoceréis…. Y si…. Así es.

Esto que es la historia que nos contaste, es personas, vidas, con talento, con amor, por un permanecer en todos los tiempos locos de cada uno, en circunstancias especiales, buenas o adversas, en experiencias personales de amor, de sincronía, de búsqueda, de ansias y de esperanzas…. También de luchas, planes y proyectos…. Con un Vino Tinto adornando la mesa…. Con una familia extensa que cree en los sueños, que acoge, que impulsa, que obliga a seguir siendo familia, con las taras y aciertos que ello significa, con o sin lazos de sangre:

¡ESO ES EL TEATRO, MIERDA! Y esta es lo que es la GRAN MESA SIN IGUAL.

Gracias Guillermo.