Edición Cero

Daniel Ramírez G. / Ingeniero Comercial –  Economista En todas partes se cuecen habas, decía mi abuela y ahora vemos cómo un trasnochado y  farandulero... WhatSapp del PS Re cargado

Daniel Ramírez comDaniel Ramírez G. / Ingeniero Comercial –  Economista

En todas partes se cuecen habas, decía mi abuela y ahora vemos cómo un trasnochado y  farandulero Senador, ha creado en Iquique un grupo cerrado e intercomunicado, destinado a  ser su propia plataforma de poder y control regional, a la cual, con todo mal gusto y falta de respeto, ha llamado “PS recargado”.

La treintena de personas que componen esta asociación o conspiración, son casi todos funcionarios públicos, que deben su cargo al hecho de ser militantes políticos y a ser amigos del Senador, por lo menos así mismo lo reconocen ellos en sus WhatsApp.

¿Cuales eran los motivos de esta organización? Por lo que ellos mismos dicen, uno de sus motivos principales es coordinar la acción de los servicios públicos que  manejan, con el objeto de que sus actividades públicas coincidan con las visitas del Senador a la región, que entre paréntesis no son muchas. Está claro que este aparataje está hecho con la perspectiva de la reelección senatorial.

 Otro objetivo parece ser, anular las posibilidades de hacer lo mismo  por parte de su competencia, que en este caso es el diputado de la NM en la región. Solo bajo ese predicamento se explica el esfuerzo que se hace para tratar de sacar de su cargo, a un gobernador provincial que sería del mismo partido del diputado y por lo tanto, podría servirle de apoyo en caso que al diputado  se le ocurra ser Senador.

¿Como sacarlo?

El gobernador tuvo la mala ocurrencia de tomar en serio las instrucciones que viene dando la Presidenta desde su gobierno anterior. Hacer participar a la gente en las tomas de decisiones, en la ejecución de los programas. Hasta se popularizó un término  para ello, “empoderar a la gente”.

Bueno, el gobernador de Pozo tuvo la mala idea, de formar un comité de vecinos afectados por el terremoto de Abril, para  que participara en el proceso de reconstrucción de sus viviendas. Como el proceso de reconstrucción está en manos de algunos servicios públicos que dependen del gobierno, es absolutamente lógico que las críticas que tengan los vecinos, a las demoras y/o deficiencias del proceso de reconstrucción, recaerán en organizaciones de gobierno.

No hay otra forma de que haya más democracia si no es con este tipo de organizaciones y acciones. Nuestro pueblo o, los ciudadanos, como se dice ahora, deberán ir tomando conciencia de que las autoridades existen porque ellos las nombraron. Deben tomar conciencia de que para tener el control de sus vidas, poco a poco deberán ir tomando el control de la vida política. Pronto, llegará el momento en que esos ciudadanos puedan decidir poner fin al mandato de sus representantes, cuando estos no hacen bien la pega.

Ahora bien. Ese accionar democrático del gobernador, les dio a los recargados el motivo que les faltaba, había que denunciarlo por atacar al gobierno del cual él era representante. Desde luego, el gobierno atacado eran ellos.

Aquí entramos en el mundo de las paradojas: Una organización secreta, compuesta de funcionarios del Estado, enlazados por un sistema de comunicaciones pagados por el Estado, usando tiempo e infraestructura del Estado, se confabula para reventar a un gobernador, respaldado por la confianza de la presidenta y que es una de las pocas autoridades, que sigue los métodos políticos de participación democrática instruidos por la presidencia. El motivo esgrimido, deslealtad con el gobierno.

¿Quién es más desleal al gobierno?