Edición Cero

Como una experiencia inolvidable, mediante la cual pudieron apreciar los elementos históricos y patrimoniales presentes en la Oficina Humberstone, calificó Francisca Rodríguez, 10 años,... Alumnos de Ñusta Kori valoraron patrimonio en Oficina Salitrera Humberstone

ñusta kori edComo una experiencia inolvidable, mediante la cual pudieron apreciar los elementos históricos y patrimoniales presentes en la Oficina Humberstone, calificó Francisca Rodríguez, 10 años, la niña del quinto básico del Colegio Ñusta Kori, que fue invitada junto a todo su curso, a una visita guiada a dicha salitrera, declarada Patrimonio de la Humanidad.

Todo surgió luego que la pequeña decidiera participar por segunda vez, en el concurso de volantines que organizó la Corporación Museo del Salitre, con el Apoyo de SQM. Francisca ganó la categoría “más original”, por lo cual recibió un premio consistente en una bicicleta Freestyle. Pero, además, todo su curso salió premiado con la visita a la Salitrera Humberstone.

La delegación, a cargo de la profesora jefe Mónica Simón conoció cada detalle de la salitrera. “La profesora nos dijo que debíamos portaros bien y cuidar el patrimonio”, relató la niña, señalando que “cuidamos mucho el lugar y nadie votó basura”.

Contó que lo que más le atrajo al curso, fue conocer la vivienda que utilizaron los trabajadores pampinos; el teatro, la Escuela “y una inmensa chimenea que estaba al final”.

Contó que además, en Humberstone realizaron un trabajo pedagógico, en torno a la iglesia, por lo cual, provistos de una guía, tomaron apuntes y fotografías en el lugar.

Sobre esta actividad, Silvio Zerega, Director Ejecutivo de la Corporación Museo del Salitre, señaló que es muy valiosa, pues permite a los estudiantes conocer in situ, parte de la historia regional. De hecho, la entidad ha realizado programas educativos mediante los cuales los alumnos reciben una clase en la Escuela de Humberstone, lo que se transforma en una experiencia, única, mágica e inolvidable.

Es lo que ocurrió en esta oportunidad, con la visita guiada de la que pudo disfrutar todo el curso de Francisca. “Fue muy divertido, porque la pasamos bien y pudimos aprender mucho. Yo sabía algo de las salitreras, porque a mi tata y a mi familia les gusta el tema, pero conocer por dentro, fue muy bonito.