Edición Cero

Diario Financiero/ Manuel José Ossandón (RN), tiene instalado su comando justo en el corazón de la comuna de La Florida. El “Cote”, como le... Ossandón (RN): “Este gobierno se ha transformado en una especie de retail con muchas ofertas”

ossandónDiario Financiero/ Manuel José Ossandón (RN), tiene instalado su comando justo en el corazón de la comuna de La Florida. El “Cote”, como le dicen, aspira a llegar en marzo al Senado en representación de la zona oriente de la Región Metropolitana. ¿Díscolo, progresista, rebelde? Nadie lo sabe. Lo cierto es que en la “derecha dura” despierta rechazo su estilo confrontacional contra su propio sector. Ignorando esas críticas, el ex alcalde de Puente Alto asegura que saldrá electo, porque cuenta con el apoyo de “una gran base popular” que llega incluso al voto concertacionista.

Fiel a su estilo comenta, con un dejo de ironía, que su campaña la preparó para disputarla con personas “con más peso político” dentro de la Alianza. “Estaba convencido que iba a competir con (Pablo) Longueira, con (Evelyn) Matthei, mi apuesta fue esa”. Claramente, resta importancia a que sus posibles compañeros de listas y contrincantes, serán o Ena von Baer o Iván Moreira, ambos de la UDI. Con esa misma vehemencia, Ossandón remarca sus críticas al gobierno, al presidente Piñera y a los candidatos presidenciales de la Coalición.

– ¿Cuánto cree que cambia el escenario político con Bachelet candidata?
– El escenario va a cambiar más para la Concertación que para nosotros. Soy de los que creen que hoy nace un nuevo conglomerado, muere la Concertación y aparece la ConcertaBachelet. Es la Concertación destruida con una líder que la gente quiere, porque la gente no quiere más Concertación quiere a Bachelet, y lo difícil será para ella demostrarle a la gente que no va a gobernar con los mismos.

– ¿Cree que Bachelet tiene la carrera ganada?
– La ex presidenta está metida en un zapato chino. Tiene que ir a una primaria que la va ganar facilísimo pero la van a enfrentar con dureza, y ¿quién la va a sacar al pizarrón? Sus propios aliados (Claudio) Orrego y (Andrés) Velasco. Eso va a demostrar muchas debilidades de ella frente a la gente. Otro camino muy complicado para ella es como se están metiendo con el Partido Comunista (PC) y hay muchos que quieren cambios radicales, otros más conservadores como la DC. ¿Cómo se van a poner de acuerdo? Hoy a ella le va a costar mucho demostrar gobernabilidad.

“Le guste o no le guste”


– ¿Por qué Piñera no lo recibe ni lo invita a La Moneda?


- No tengo idea, me da lo mismo, es un tema de él.

– ¿Está molesto el presidente con usted por sus críticas?


– Yo supongo (…) sí, debe estar molesto. Es mucho más entretenido que le digan amén. Yo tengo una lealtad hacia la gente, no hacia él, así de claro, y cuando algo me parece mal, lo voy a decir, le guste o no.

– ¿Qué es lo bueno y lo malo del gobierno?
– Este es un gobierno honesto, ejecutivo y bueno, pero no ha cruzado el puente a tiempo. Es un gobierno que sabe y conoce todos los remedios para la macroeconomía impecable, pero no conversa con el paciente. El hecho de haber desechado a los partidos políticos y traer puros técnicos sentenció su muerte porque era al revés. Sus amigos lo convencieron y le dijeron “los políticos son medios chantas y ándate con los ejecutivos top, exclusivos”. De excelencia, pero un gobierno de excelencia es exclusivo y eso no sirve, tienen que ser inclusivos. No sólo tienes que ser de la Universidad Católica y tener un master para trabajar en el gobierno, muchas de esas personas no sabe lo que pasa en el otro Chile. Mi experiencia como alcalde me dice que uno puede ser el más capo del mundo, pero cuando la gente no te cree no funciona. Hay un proceso de credibilidad.

– ¿No reconoce que hay un cambio?
– Hay un cambio, pero ahora que estamos al final del gobierno porque en el fondo estamos asustados porque vamos a perder las elecciones presidenciales. Este es el primer gobierno en la historia de Chile que pierde su primera elección municipal. Este gobierno tiene graves problemas políticos, debiera tener un 60% de aprobación y no lo tiene.

– ¿Dónde están alojados los problemas?

– Crearon grandes expectativas y perdieron la credibilidad.

– ¿Tendrían que trabajar la credibilidad para lograr un segundo período?
– Son tantos los anuncios que la gente se confunde. Este gobierno desgraciadamente se ha transformado en una especie de gobierno del retail con muchas ofertas. Cuando uno sale de un supermercado no tiene idea qué oferta hay. Si hay un ministro bueno es Felipe Larraín. Es un tipo brillante, pero cada vez que hace sus anuncios no le entiende nadie y los que no entienden -que son la mayoría de los chilenos-dicen “este señor vive en otro planteta, porque esto a mí no me llega”. Hay crecimiento, hay pleno empleo, pero hay millones de personas que lo pasan mal todavía.

Título “popular’s”


– ¿Se someterá a primarias por la zona oriente?
– Soy candidato por RN por la zona oriente. Siempre he estado abierto a primarias pero no hay ninguna persona que quiera competir, por lo tanto, no hay primarias.

– ¿Cómo es imposible el doblaje en esa zona? ¿a quién prefiere como compañero de lista: Iván Moreira o Ena von Baer?
– Me da lo mismo. Los dos tienen virtudes y defectos.Cuando planifiqué mi campaña estaba convencido que iba a competir con (Pablo) Longueira o (Evelyn) Matthei, mi apuesta fue esa.

– ¿Los considera de menor peso político?
– Indudablemente, pero igual son buenos candidatos.

– ¿Usted cree que la derecha tradicional, la UDI, le perdonará sus críticas al gobierno? Lo acusan de traidor…
– Hay un voto duro que va a votar por la UDI siempre. Quiero aclarar que quienes me acusan de traidor como Moreira podría recordar que en 2005 él fue quien dijo que el presidente Piñera era el “capitán veneno” de la política y que en su vocabulario no existía la palabra lealtad. Hoy es el espadachín ¿qué pasó? ¿tan atractivo es el poder?

– Usted cuenta con la adhesión del electorado de Puente Alto…
– Tengo mucho más voto duro de lo que la gente cree. Aunque no tengo el título de “popular’s” tengo el trabajo y represento a mucha gente.

– ¿Voto cruzado?

– Ultra cruzado.

– ¿Puede asegurar que electorado de la Concertación votaría por usted?
– Mucha gente, por supuesto, se lo puedo asegurar, lo tengo medido.

– ¿Cuál es el porcentaje?

– Más de la mitad de las personas que votan por mí es un voto cruzado. La gente me ve como una persona capaz. No ando con dobleces y si algo que no me parece lo voy a decir, al costo que sea.

– ¿Cree que puede ganar?
– Hay que entrar en la cancha no más. Como decimos en el campo, tenemos material, trabajo, trayectoria, pero hay que jugar.

– ¿Cuál es la diferencia con sus oponentes?
– Tengo una trayectoria política potente.

– ¿A diferencia de quién?
– A diferencia de nadie, no voy a atacar a nadie. A mí no me pueden acusar porque estoy en campaña estoy sacándome la mugre por los guetos de pobreza, tendré una campaña electoral modesta pero una base electoral muy potente, dispuesta a trabajar de corazón.

La Moneda desechó la elección
– ¿Cómo ve a Golborne vs. Allamand? Entre los dos aún no logran un 30%…
– Los veo complicados. Creo que Andrés Allamand ha tenido un cambio muy positivo acercándose fuerte a la gente, estando en terreno, metiéndose en temas mucho más concretos. Pero no marcan en las encuestas.
– ¿Qué les falta?
– Lo que le está pasando a ellos es el coletazo del gobierno. La gente no quiere al gobierno y no va a querer a sus candidatos. En las municipales paso eso. Según mi juicio, el candidato del presidente siempre fue Laurence Golborne, pero Golborne cometió un error: firmar un prólogo donde le daban duro al presidente Piñera. Por lo tanto, el presidente se quedó sin candidato, porque también tiene corazón.
– ¿Debiera haber otro candidato?
– Lo que planteé es que la centroderecha está congelada, está anonadada con la ex presidenta Michelle Bachelet y da por perdida esta elección. Creo que la elección no está perdida, había que abrir las primarias para que se descongelara, pero fui rechazado con esa idea. Lo que tenemos que hacer es que Allamanad y Golborne nos descongele a todos. Así se puede ganar. Después de las primarias se puede remontar en la medida que se gane la credibilidad de la gente, es un buen gobierno, pero políticamente son un desastre.
– ¿Cree en la proyección de Sebastián Piñera para repostularse en 2017?
– Estoy seguro que La Moneda desechó esta elección y está trabajando para 2017. De todas maneras, pero eso se verá en un par de años más.

“La gente pregunta ¿qué celebran?”
– ¿El salario mínimo debiera estar más cerca de los $ 205.000 o de los $ 250.000?
– Hay que tener mucho cuidado, creo que hay una explicación. Quizás $ 250.000 puede ser complicado, lo que si creo, es que la oportunidad política era hace siete meses atrás y no ahora.
– ¿La decisión responde a que se acercan las elecciones?
– Los $ 200.000 si se podían subir hace siete meses atrás, y hoy sube a $ 205.000 y le dicen a la gente: “No, es que el país cambio”, por favor, nadie les cree. Había que haberlo subido hace siete meses meses, pero los dogmáticos ganaron, ese es un error político inmenso.
– En seguridad ciudadana, la baja en la encuesta Enusc ¿se refleja en la percepción de la gente?
– Las cifras de delincuencia mejoraron, pero las cifras en la calle, la percepción, lo que la gente siente, sigue igual o está más mala. Estoy hablando del ciudadano común y corriente que no tiene idea de las cifras. El gobierno hace una tremenda fiesta y la gente en las calles, dice ¿qué celebran? si asaltaron a mi vecina ayer. El problema de la delincuencia es un problema nacional y grave que no se soluciona en tres años. Se generan falsas expectativas y se cosecha frustración. A estos gallos no les creo. Es como la encuesta Casen, la pobreza no se celebra, la pobreza se vive, se siente, se llora. Cuando ves que se está celebrando una cifra y tú como familia sigue mal ¿qué te genera? una tremenda frustración

Los comentarios están cerrados.