Edición Cero

El Mostrador / EFE / El mandatario dijo que cuando a las autoridades de Chile se les “alza la voz con verdades, cargan su... Morales vuelve a calificar de “rehenes políticos” a militares detenidos y liga el caso con demanda de salida al mar

bolivianos 1El Mostrador / EFE / El mandatario dijo que cuando a las autoridades de Chile se les “alza la voz con verdades, cargan su rabia” contra los tres soldados rasos que permanecen en prisión preventiva desde el pasado 25 de enero, cuando fueron sorprendidos en territorio nacional con armas de guerra. Los presidentes de las comisiones de RR.EE. del Senado y la Cámara de Diputados, Juan Pablo Leteiler y Jorge Tarud, respectivamente, consideraron que el asunto corresponde sólo a un “incidente de violación de frontera” que no tiene relación con la reivindicación marítima.

El presidente de Bolivia, Evo Morales anunció este lunes que convocará a exmandatarios de su país para debatir y definir la “demanda internacional” que se analiza contra Chile para exigirle la restitución de una salida soberana al mar.

Morales hizo el anuncio durante una rueda de prensa en la que dijo que “felizmente” su país tiene argumentos “por demás” para plantear la demanda contra el Estado chileno y que pronto se convocará a e xpresidentes y expertos jurídicos para tomar las decisiones necesarias.

La primera vez que Morales anunció la demanda contra Chile fue el 23 de marzo de 2011, Día del Mar en Bolivia, si bien su Gobierno también se ha mostrado dispuesto a dialogar con el Ejecutivo de Santiago.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha pedido que se respete el tratado de 1904 firmado por ambos países para establecer los nuevos límites territoriales tras la guerra del Pacífico en la que Bolivia perdió su litoral, aunque Morales ha insistido en que ese tratado fue impuesto y debe ser modificado.

El mandatario boliviano dijo este lunes que cuando a las autoridades de Chile se les “alza la voz con verdades” para reclamar el derecho de una salida al mar, “cargan su rabia” contra los tres soldados rasos detenidos en el norte chileno desde el pasado 25 de enero.

Reiteró Morales que los tres uniformados “son rehenes políticos” del Gobierno de Chile y para Bolivia son “héroes”.

Los soldados fueron capturados por cruzar de forma involuntaria la frontera con un fusil FAL al perseguir a contrabandistas que intentaron ingresar a Bolivia con vehículos sin papeles, según el Gobierno boliviano.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia dijo hoy en un comunicado que Chile “incumple tratados y convenios internacionales” de la ONU “que fomentan la paz y la seguridad internacional”.

El Defensor Rolando Villena exhortó a Chile a liberar a los tres soldados, Claudio Choque Quispe, Augusto Cárdenas García y José Luis Fernández Choque, y criticó que se haya hecho prevalecer un auto de la Corte Suprema de Justicia chilena para juzgarlos por la vía ordinaria.

Pronunciamiento parlamentario

Si bien La Moneda aún no se ha pronunciado sobre esta nueva arremetida boliviana, sí lo hicieron los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado y la Cámara de Diputados, Juan Pablo Letelier (PS) y Jorge Tarud (PPD), respectivamente.

Este último afirmó en declaraciones al canal 24 Horas que “nosotros deberíamos reclamar en Naciones Unidas y no ellos”, quien recalcó que los uniformados “se han negado a declarar”.

“Yo creo que son instrucciones de su Gobierno a través del cónsul para que Bolivia mantenga esto latente, en el aire, para seguir aprovechando esta oportunidad de agredirnos verbalmente”, opinó.

A su juicio, esta decisión corresponde a una “nueva escalada, una nueva provocación” contra Chile en el marco de su reclamación marítima, que ha llevado a instancias multilaterales y por la que ha anunciado una demanda que hasta el momento no se ha concretado.

En ese punto coincidió también Letelier, quien declaró a CNN Chile que “este es un incidente de violación de la frontera” que no tiene “nada que ver” con la reivindicación marítima.

Letelier apuntó que en 2011 Chile sí resolvió por la vía diplomática la detención de 14 uniformados bolivianos en un incidente similar y que, tras ser expulsados por la Justicia a Bolivia, estos fueron condecorados por el presidente Evo Morales.

Según el senador, con este cambio de postura el Gobierno “quiere dar una señal de que este tipo de incidentes, de soldados cruzando la frontera bajo el argumento de estar persiguiendo a contrabandistas, no son aceptables”.

Los comentarios están cerrados.