Edición Cero

Prensa Internacional/Por falta de fuerzas, esa es la razón por la cual el Papa Benedicto XVI renuncia a seguir al frente de la Iglesia... Falta de fuerzas, motivo de dimisión de Benedicto XVI

Benedicto-XVIPrensa Internacional/Por falta de fuerzas, esa es la razón por la cual el Papa Benedicto XVI renuncia a seguir al frente de la Iglesia Católica y sigue el mismo camino de los Papas Gregorio XII (en el año 1515), Benedicto IX (1032) y Celestino V (1294), quienes renunciaron a tan alta dignidad.

El Papa de 85 años, tiene una serie de enfermedades, las que gatillaron esta renuncia: en 1991 sufrió un ictus (enfermedad cerebrovascular que afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro) y con anterioridad ya padeció complicaciones cardiovasculares. También, tiene problemas de hipertensión, muchos consideran que fue ésa la causa del posible desmayo que sufrió en 2009 durante unas vacaciones en las montañas del Valle de Aosta y que hizo que se rompiera la muñeca derecha. El Papa sigue una dieta rigurosa y los médicos le han prohibido subir a  más de los 2.000 metros de altura. Es por ello por lo que los dos últimos años ha renunciado a pasar los veranos en la montaña para quedarse en Castel Gandolfo.

Juntos a las patologías cardiovasculares, apenas ve por el ojo derecho, sufre un 50% de artrosis en la cadera derecha, padece hipertensión, se cansa cada vez más… Desde hace un tiempo camina con bastón y utiliza una plataforma con ruedas empujada por empleados del Vaticano para desplazarse por la Basílica de San Pedro. En los últimos meses, siempre por motivos de salud, ha disminuido sus compromisos públicos, sus viajes y las audiencias.

Considerando que el 2010, entrevistado por el periodista alemán Peter Seewald, Benedicto XVI manifestó: ”Cuando un Papa alcanza la clara conciencia de que ya no es física, mental y espiritualmente capaz de llevar a cabo su encargo, entonces tiene en algunas circunstancias el derecho, y hasta el deber, de dimitir”.

Los comentarios están cerrados.