Edición Cero

Cambio 21 /Por Luis Casanova R.- Si bien la socióloga y directora de Latinobarómetro, Marta Lagos, asegura que “una encuesta que no calcula los que... Los violentos efectos del “Bacheletazo” que dejó la encuesta CEP. Derecha volcaría esfuerzos a campaña parlamentaria

Cambio 21 /Por Luis Casanova R.- Si bien la socióloga y directora de Latinobarómetro, Marta Lagos, asegura que “una encuesta que no calcula los que van a votar no sirve, como ya lo vimos en las municipales”, y que “el resultado de la elección no tendrá nada que ver con el resultado de la encuesta”, lo cierto es que el hito que estableció la ficha del CEP dejó algunas claves que se irán desarrollando a medida que avanza el verano.

Los últimos días en Chile de la ex presidenta Michelle Bachelet no pudieron ser más agitados y felices: sorpresiva segunda declaración ante la fiscal que investiga responsabilidades penales tras el terremoto y tsunami del 27F y los resultados de la encuesta presencial que el Centro de Estudios Públicos (CEP) realizó durante noviembre y diciembre de 2012, y que fueron publicados este jueves.

En el sondeo, la actual directora ejecutiva de la ONU-Mujeres arrasó en popularidad al interior de la Concertación y en la competencia con los restantes candidatos, incluso en lo referido en la intención de voto para la primera vuelta, lo que la deja bien aspectada para el año político que recién se inicia, pensando en que marzo anunciará si será nuevamente la aspirante a la banda tricolor.

Si bien la socióloga y directora de Latinobarómetro, Marta Lagos, aseguró por medio de Twitter que “hoy una encuesta que no calcula los que van a votar no sirve, como ya lo vimos en las municipales”, y que “el resultado de la elección no tendrá nada que ver con el resultado de la encuesta”, lo cierto es que el hito que estableció la ficha del CEP dejó algunas claves que se irán desarrollando a medida que avanza el verano.

Veamos.

Brazos caídos

Según el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, con las cifras del sondeo del CEP, la derecha ya dio por perdida la elección de noviembre de este año, por lo que todos sus esfuerzos se focalizarán “en la elección parlamentaria”.

El derrotismo fue compartido por el timonel de RN Carlos Larraín, que habló de la “real alarma” que involucra que Bachelet pueda “ganar en primera vuelta”, y por el vicepresidente de la misma entidad, Manuel José Ossandón, que da por cierto tal resultado en las urnas, motivo por el que volvió a exigir de manera urgente que haya un “cambio en la estrategia”.

Ante esto, el analista y académico Marco Moreno postula que la Alianza tendrá que apelar al manejo del aparataje público para intentar recuperar algunos puntos en las encuestas y ponerle todas las fichas a los distritos y circunscripciones donde RN y la UDI corren serio riesgo de perder escaños ante la oposición.

Cabe recordar que fue la propia plana mayor de RN la que le entregó al jefe del gabinete, Andrés Chadwick, un dossier con 22 distritos en los que la centro-izquierda tiene claras posibilidades de doblar a la derecha en las elecciones parlamentarias de noviembre próximo.

Fuego amigo

Otro dato objetivo que dejó la encuesta fue la ventaja que experimenta el precandidato de la UDI, Laurence Golborne, por sobre el abanderado de RN Andrés Allamand; 28 a 15 en mención espontánea y 37 a 18 en intención de voto.

El coletazo inmediato corrió por cuenta del gremialismo, que pone en duda la efectividad de las primarias obligatorias de fines de junio. El propio Golborne y las principales figuras de la UDI recalcaron la diferencia que hay entre uno y otro. Sin embargo, en RN no dan por muerto al ex senador, dado que tomando como antecedente el anterior sondeo (agosto 2012), resulta que Allamand dobló su respaldo (tenía el 7%), mientras que el ex gerente de Cencosud apenas subió dos puntos (26%).

La controversia promete subir de tono luego que el gobierno decidiera cambiar las reglas del juego en lo relativo a la participación de ministros y demás autoridades en actividades de campaña. La semana pasada, la vocera de Palacio, Cecilia Pérez, anunciaba que seguía en pie la “prescindencia” de los colaboradores del presidente ordenada por Piñera. No obstante, sólo unos días después se da un giro en 180 grados sobre esta materia, lo que vuelve a molestar a RN, que apoyaba a mantener a los ministros en sus puestos, debido que, en su mayoría, los que tienen más que mostrar son los secretarios de Estado con militancia de la UDI.

Por si fuera poco, los diputados gremialistas, el lunes de la semana próxima, definirán si avanzan en la interpelación al ministro de Salud, Jaime Mañalich (cercano a Piñera), luego que éste afirmara haber sido víctima del lobby que las empresas tabacaleras ejercieron en su contra con la ayuda de legisladores de la UDI.

En su defensa salió el presidenta de la Cámara, Nicolás Monckeberg (RN), quien, además, anunció el despacho de dos proyectos para transparentar el lobby. En respuesta, el diputado UDI Ignacio Urrutia trató en duros términos al congresista por Cerro Navia.

Dudas

Donde más se movió el tablero fue en la Democracia Cristiana, dado que sus dos precandidatos, Claudio Orrego y Ximena Rincón, sólo incidieron de manera marginal en la encuesta del CEP. En una de las preguntas, la senadora del Maule quedó tercera con el 2% y el ex alcalde de Peñalolén apenas llegó al 1%.

Por si fuera poco, ante un hipotético escenario de candidatura única de la Concertación representado en la figura del ex ministro de la Vivienda, éste logra el 2% y cae ante Allamand (19%), MEO (24%) y Parisi (5%). Además, enfrentado a Golborne pasa lo mismo. El ex gerente de Cencosud saca el 32%, MEO el 21% y Parisi el 4%.

A su turno, la ex vicepresidenta DC logra 3 puntos ante Allamand (19%), 2 frente a Golborne (31%) y resulta derrotada ante MEO y Parisi no importando quién sería el rostro de la derecha en competencia.

Si bien el timonel de la falange, Ignacio Walker, defiende el proceso de primarias del 19 de enero, desde el sector bacheletista del partido ponen en duda la utilidad del evento, debido a la exigua cantidad de votantes que llegaría a las urnas. Es por eso que el discurso que más suena en estos momentos es que importa más la cantidad de papeletas que el ganador del acto eleccionario.

Progresismo ataca

Tras la buena performance que tuvo Bachelet en el trabajo de campo del CEP, nuevamente las críticas arrecian hacia el seno del “bacheletismo”, específicamente del precandidato del PRO Marco Enríquez-Ominami. El ex diputado insiste en que la oposición no organizará una “genuina” elección primaria para blindar aún más a la ex mandataria, cuestionamientos que en cierta medida apoya el precandidato Andrés Velasco.

Sin ir más lejos, el comando del ex ministro de Hacienda no ha contado con el apoyo de la comisión de primarias en algunas peticiones, siendo la más publicitada el adelanto de la inscripción de los candidatos (para abril). Los aludidos dicen que el economista se está “victimizando” y que quiere someter la agenda a sus propios intereses.

Al aguaite

En silencio, el candidato presidencial independiente, Franco Parisi, se mantuvo conforme con el 2% que registró en una de las preguntas donde se aludió a los deseos de los electores. Acá igualó con Velasco, se puso a dos unidades de Enríquez-Ominami. y a tres de Allamand. “Nadie me dijo que esto va a ser fácil”, razonó en Twitter y Facebook.

Quien parece haber quedado fuera del mapa es el ex diputado Tomás Yocelyn-Holt, por mucho que insiste en que llegará hasta el final del camino, incluso sin el apoyo de un partido político.

Los comentarios están cerrados.