Edición Cero

Cambio 21/ Por Romina Onel.- La humorada del personaje en contra del periodista del mismo canal Andrés Caniulef, provocó una serie de reacciones, entre... Condenan racismo y homofobia de “Yerko Puchento” y piden a Canal 13 una disculpa pública

yerko cCambio 21/ Por Romina Onel.- La humorada del personaje en contra del periodista del mismo canal Andrés Caniulef, provocó una serie de reacciones, entre ellas la preocupación por la línea editorial del canal.

A raíz de los violentos conflictos ocurridos en la región de La Araucanía, sumado al reciente entredicho del periodista, de Canal 13 Andrés Caniulef y el personaje Yerko Puchento, interpretado por Daniel Alcaino, se vuelve cada vez más inevitable preguntarse si los chilenos somos racistas, discriminadores y homofóbicos.

Según el informe “Omisión a la diferencia: elites, discriminación y reconocimiento de los pueblos originarios en Chile”, realizado por el Instituto de Investigación en Ciencias Sociales (ICSO) de la Universidad Diego Portales, “el conflicto mapuche, así como el reconocimiento y la discriminación a los pueblos originarios, sigue siendo un tema gravitante y no resuelto en nuestra sociedad”.

El informe reflejó que en cuanto a las elites políticas “la distinción ideológica es el factor más relevante que separa a las elites en Chile; aquellos de derecha creen que hay menos discriminación, opinando algunos que los mapuches no son discriminados en nuestro país”, se afirma en el estudio.

Entre los resultados está que “el 38,7% de los parlamentarios de la Unión Demócrata Independiente (UDI) cree que en Chile no hay discriminación en general (o hay poca) y el 55,4% piensa que los mapuches son poco o nada discriminados”.

En el informe también se develó que “una alta proporción de quienes son de derecha no está a favor de reconocer a los pueblos originarios en la Constitución Política”. En cuanto a lo que opina la centroizquierda, se establece que “se aprecia que por unanimidad están a favor del reconocimiento constitucional, creen que la sociedad chilena es muy discriminadora y comparten que los mapuches serian altamente discriminados”.

Homofobia presente

Respecto a la discriminación por condición sexual, el Movimiento Chileno de Minorias Sexuales (MOVILH) y la Fundación Progresa, realizaron la “Encuesta sobre discriminación de las minorías sexuales” en Chile.

En los resultados se estableció que “la mayoría de la población de lesbianas, gays, bisexuales o transexuales (LGBT), el 52,7% declara haber sido discriminada alguna vez en forma individual y directa”.

También se explicó que “la discriminación directa se expresa en el 74,3% de los casos en agresiones verbales, seguidas por las físicas 20,5% y las amenazas 1,4%”.

Además se estableció que anualmente “se conocen públicamente unas 72 denuncias o casos de discriminación basados en orientación sexual o la identidad de género, lo que explicita la existencia de una gran cifra negra”.

¡Eso no se hace, eso no se dice!

Para ahondar más en el caso de Andrés Caniulef, hay que establecer que ocurrió. Durante el último capítulo de Vértigo, programa de Canal 13, el periodista fue objeto de mofa por el personaje Yerko Puchento, quién se burló de su condición sexual y por ascendencia mapuche.

Algunas frases fueron: “Carahue 1991: Mai mai diario, iñi piñi tupe maranko… En la noche con un amigo estuvimos tocando la trutruca”, “estuve haciendo toda la noche indios pícaros, que es lo que más me gusta” y “todos los años sueño que muero como Caupolicán… No me molesta tanto el sueño… Ahora te dejo, porque quiero volver a soñar”.

En el momento mismo, Caniulef no se defendió, pero más tarde publicó en El Mercurio una carta, condenando la rutina del personaje. En la carta el comentarista del matinal Bienvenidos, opinó que la rutina humorística fue “un lamentable y vergonzoso episodio de racismo y también de homofobia disfrazado de humor, todo esto enmarcado en la rutina presentada por el personaje Yerko Puchento”.

Sobre el conflicto mapuche, Caniulef aprovechó de lanzar un dardo a la sociedad chilena en general: “No es exagerado decir que la sociedad chilena, por años y en su mayoría, ha mirado con desdén al pueblo mapuche, etnia originaria de nuestro país y cuya genética está presente en el 99% de quienes están leyendo mis palabras”.

A propósito de esta situación, el presidente del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), Herman Chadwick señaló a Emol que ya han recibido cuatro denuncias contra la humorada de Yerko Puchento.

Chadwick declaró que “como presidente del Consejo voy a solicitar que el departamento de Supervisión estudie el tema y tome el escrito de Andrés como una denuncia” y agregó que “los problemas de segregación y racismo nos preocupan a todos los chilenos que queremos tener una sociedad que respete los derechos fundamentales de los seres humanos”.

Isolde Reuque: “Todavía no reconocemos quienes somos”

Sobre la discriminación que sufrió el periodista Andrés Caniulef y especialmente en el ámbito mapuche, Isolde Reuque, ex consejera nacional de CONADI, Coorporación Nacional de Desarrollo Indígena, y ex agregada laboral de Chile en Bolivia, dijo a Cambio21 que “en general, yo creo y afirmo que Chile es terriblemente racista y sectario, clasista”.

Considerando la situación que el pueblo mapuche está viviendo actualmente, Reuque expresó que “yo espero que estos momentos de crisis que estamos viviendo, sean de crecimiento, para que la gente vaya entendiendo los pequeños grandes dolores que la gente discriminada siente”.

Agregó además que “no hay un verdadero reconocimiento a los pueblos originarios de Chile, porque si los reconocieran constitucionalmente, la sociedad civil se haría cargo de esa realidad de pueblos diferentes”. Ya que “todos somos diferentes, pero a la vez somos iguales para la constitución, entonces, en esa definición ambigua de quienes somos, es preferible tener el reconocimiento constitucional y ver que significan los pueblos originarios de Chile”.

Para Reuque, la situación actual es clara: “Todavía no reconocemos quienes somos. La verdadera raíz de los chilenos, está en sus pueblos originarios, no en Europa, ni EE.UU o Cánada”.

Finalmente, en cuanto a lo ocurrido con Caniulef, Reuque sostuvo que “en este caso, el Canal13 o cualquier canal debería dar una disculpa pública y no tan solo a él, si no que a través de él, a todos los indígenas que han sido discriminados, que han sido mirados en menos y han recibido tratos peyorativos”.

¿Qué piensa el MOVILH?

El Movimiento Chileno de Minorías Sexuales (MOVILH), también tiene pito que tocar en la historia de Caniulef. Su presidente Rolando Jimenez dijo a Cambio21 que “nosotros hemos señalado que el humor es una herramienta valiosa que nos alegra el espíritu, pero no cuando se violenta aunque sea una sola persona y en este caso, a Andrés Caniulef, quien ha manifestado en una carta muy transparente y muy inteligentemente, su molestia por el racismo y la homofobia explicita en la rutina del personaje Yerko Puchento”.

En cuanto a los tintes racistas de la rútina de humor del personaje Yerko Puchento, Jimenez agregó que “lo que nos sorprende, es que Daniel Alcaino haya hecho un rutina de esa naturaleza, porque el personaje de Yerko Puchento, nos tiene acostumbrados a un humor inteligente, que se ríe de las situaciones cotidianas, de la política, de la farándula y no había necesitado ridiculizar o caricaturizar a una población, como en este caso lo es la mapuche”.

El dirigente social, fue enfático en señalar que a nombre del MOVILH, “nosotros como organización, estamos obligados a plantear nuestro punto de vista, cuando se vulnera la dignidad de las personas y por lo tanto solidarizamos con Andrés Caniulef y esperamos que esto permita al actor Daniel Alcaino reflexionar”.

En cuanto a la responsabilidad que debería asumir Canal 13, como la plataforma que permitió que se realizara esta rutina, Jimenez manifestó que “yo creo que Canal 13 tendrá que tomar nota, así como lo hizo en su momento Chilevisión, con la crítica que llegó del Consejo Nacional de Televisión, por la rutina de Mauricio Flores, con su personaje Tony Esbelt”.

Pese a esto, el dirigente del MOVILH reconoció que “yo creo que no es agradable ni para el canal, ni para los medios que controlan esto, como el Consejo Nacional de Televisión, tener que estar censurando. Es más yo declaró rechazar cualquier tipo de censura”, añadiendo que “esto es lo mismo que si un periodista que lee las noticias, emitiera juicios de valor. Cuando se es un comunicador social, como en el caso del periodista o en el caso de un actor como Daniel Alcaíno, se tiene que tener un estándar superior en términos de autorregulación en las rutinas que realiza”.

Los comentarios están cerrados.