Edición Cero

Cambio21/ Por Teresa Frías k.- En una entrevista el ministro del Interior confesó sus temores más íntimos, al paso que defendió el actuar de Carabineros... Diputados analizan que la angustia revelada por ministro Hinzpeter es producto de fracasos  en su gestión

Cambio21/ Por Teresa Frías k.- En una entrevista el ministro del Interior confesó sus temores más íntimos, al paso que defendió el actuar de Carabineros en las protestas estudiantiles, además de manifestar que “no está enamorado de la Ley Hinzpeter”, y aseveró que “no soy loco, no soy un tipo fascista”.

El ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter es, sin duda, uno de secretarios de Estado de la administración Piñera que más controversia genera por sus actuaciones públicas. Por ello llamó la atención una entrevista que dio a radio TIerra donde se explayó sobre diversos temas, incluso hablando por primera vez de sus angustias personales.

Frente al actuar de Carabineros en las manifestaciones sociales, Hinzpeter señaló que “hemos tenido un desafío de orden público similar a los peores momentos de protestas en la época de Pinochet. Ahora, ahí había un ministro que actuaba de otra manera, yo el esfuerzo que le pongo para que no haya personas heridas, para que no haya un muerto, hago todo lo que esté a mi alcance para que las cosas se conduzcan bien. Tú no sabes la angustia con la que yo amanezco los días que hay una potencial protesta o convocatoria que produzca hechos violentos”, sentenció.

Afirmando también que “nuestro gobierno ha sido más respetuoso que lo que fueron los gobiernos de la Concertación en cómo hemos controlado el orden público, declaró el titular del Interior.

Respecto a la controvertida “Ley Hinzpeter”, el secretario de Estado reconoció que “me tiene loco” dicha iniciativa legislativa que no fue entendida a cabalidad según reconoció, afirmando que “no estaba en el interés del gobierno que se pudiera sancionar -porque sería inconstitucional- a quienes se toman un colegio o se toman una calle. Lo que se sancionaba eran los actos de violencia o de intimidación en las personas”.

En ese sentido, asumió la responsabilidad de esa interpretación equivocada, asegurando que “nunca ha sido mi intención, ni la del gobierno, yo no estoy enamorado del texto de la ‘Ley Hinzpeter’ (…) no soy loco, no soy un tipo fascista”.

Deprimido por el fracaso

Frente a estas declaraciones, las reacciones no se hicieron esperar. Fue así como el diputado Patricio Hales (PPD), señaló a Cambio21 que “creo que el ministro debe estar profundamente deprimido por su fracaso en la lucha contra la delincuencia y busca por todas partes tratar de conseguir alguna simpatía a una gestión de puro fracaso”.

“Porque ha fracasado agrediendo a la oposición, al igual que en las promesas que ha hecho el gobierno. Además, su propia gestión es un desastre y, ahora, se esfuerza en demostrar que lo hace bien y apela a declararse no fascista”.

Por último, el diputado comenta que “lo único que valoro es que reconozca el estado de angustia que debe estar viviendo producto de sus fracasos. Creo que ha sido un mal ministro de un mal gobierno”, señaló.
Mientras que el diputado René Saffirio (DC), dijo a Cambio21 que “las angustias del ministro no sirven para controlar el orden público con respeto a la Constitución y la ley”.

“Sus angustias no resuelven el problema. Desde mi punto de vista es peligroso saber que el ministro del Interior, quien tiene que garantizar a los chilenos que las actividades se realicen normalmente dentro de un marco de respeto a la Constitución y a las garantías individuales, padezca de angustia porque eso lo puede llevar a tomar decisiones equivocadas”, reflexionó el parlamentario.

“Sería raro ver a un ministro del Interior enamorado de un proyecto de ley. Ahí entramos en un terreno mucho más complejo de resolver porque tenemos que involucrarnos en el ámbito de la psiquiatría. Entonces yo creo que esas declaraciones de alguna manera se compensan con las anteriores, pero la verdad es que la entrevista completa la encuentro tremendamente extraña. Es una buena pieza para leer con calma y tenerla presente para jamás repetir lo mismo en una entrevista en un medio de comunicación”, concluyó Saffirio.

 

Los comentarios están cerrados.