Edición Cero

Cambio 21/ El general Jorge Rojas enfrenta una denuncia interpuesta por el ahora general retirado de aviación, Carlos Bertens Utheman, ex Comandante del Comando... Accidente Juan Fernández: En calidad de inculpado prestó declaraciones Comandante en Jefe de la FACh

Cambio 21/ El general Jorge Rojas enfrenta una denuncia interpuesta por el ahora general retirado de aviación, Carlos Bertens Utheman, ex Comandante del Comando de Combate, quien habría sido el responsable de entregar en forma tardía datos del peso del CASA 212 que se precipitó al mar hace un año en Juan Fernández.

El comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile, el general Jorge Rojas, prestó declaraciones ante el ministro de la Corte Marcial Joaquín Billard, en calidad de inculpado por el delito de calumnias contra un camarada de armas.

Según información exclusiva recabada por radio Bío Bío, la autoridad enfrenta una denuncia interpuesta por el ahora general retirado de aviación, Carlos Bertens Utheman, ex Comandante del Comando de Combate, quien habría sido el responsable de entregar en forma tardía datos del peso del CASA 212 que se precipitó al mar hace un año con sus 21 pasajeros a bordo.

El 12 de abril de este año, la FACh remitió un informe al ministro en visita Juan Cristobal Mera, quien investiga la tragedia aérea de Juan Fernández, donde se reconoce que el CASA 212 habría despegado con un exceso de peso de 165 kilos, equivalente al 2% por sobre del peso máximo de despegue.

Esta información la hizo pública dos días después el propio comandante en jefe de la institución, el general Jorge Rojas, en una conferencia de prensa donde además informó de la renuncia del General de Aviación Carlos Bertens, entonces Comandante del Comando de Combate.

De acuerdo a los datos recopilados en por radio Bío Bío, en la denuncia por el delito de calumnias que presentó ante la justicia militar este ex alto oficial contra el general Rojas, lo acusa de intentar responsabilizarlo del delito de incumplimiento de deberes militares, ya que habría sido el responsable de la entrega tardía de estos datos, teniendo en cuenta que el juez Mera había solicitado estos antecedentes en diciembre del año pasado.

En la denuncia Bertens afirma que fueron sus colegas del alto mando de la FACH quienes dilataron la entrega de la información ya que en reiteradas veces eran rechazados sus informes con el argumento “no es lo que nosotros queremos”.

Una vez que el general Bertens interpuso la denuncia contra el comandante en jefe, según las fuentes consultadas, la FACH pidió de inmediato un ministro en visita para que no fuese un oficial de justicia de la propia institución el que la tramitara.

Por lo anterior, la Corte Marcial designó a cargo del proceso al ministro Joaquín Billard, de la Corte de Apelaciones de Santiago, quien citó para este martes a las 11 horas al comandante en jefe de la FACH para que preste declaraciones.

El código justicia militar, en su artículo 206 señala que la calumnia e injuria son delitos de acción penal pública en el ámbito de la justicia castrense y que los generales no tienen fuero por estos hechos, por eso el general Rojas debió concurrir   para ser interrogado exhortado a decir verdad, es decir, como inculpado.

La carta del general Bertens

En una carta hecha pública en las últimas horas, el general Bertens da a conocer las razones que lo llevaron a querellarse contra quien fue hasta hace unos meses su jefe. El siguiente es el texto de la misiva.

“Esperé pacientemente que aquellos que me agraviaron, tuviesen un mínimo gesto hacia mi persona y mi familia. Hasta la fecha, eso no ha pasado.

“Por ello, hoy estoy triste, muy triste. Por los mismos principios y valores que aprendí, y en especial por el honor y la lealtad que te debo a ti y tu gente, y a mi familia, y después de un profundo análisis, me he visto en la obligación de tomar una decisión que puede dañarte.

“Esto duele, duele mucho, pero el no hacerlo sería ser desleal y deshonesto contigo, con mis camaradas y conmigo mismo.
“Es por esa razón que he tomado la decisión de demandar a quienes resulten responsables de las injurias y calumnias en contra de mi persona. Serán los Tribunales de Justicia, en sus distintas instancias, los que deberán resolver de acuerdo a lo que manda la Ley.

“Situaciones como la que me ocurrieron, no deben suceder nunca más. Ninguno de tus miembros puede actuar de esa forma, y nadie tiene porqué aceptarlo. El precio que tú, mis camaradas y yo estamos pagando por ello, te ha debilitado en lo más profundo de tus cimientos.

“Camaradas, Camaradas en la vida; Camaradas en la vida y en la muerte. No olvidemos que tu Gloria se ha prendido en el avión”

Carlos Bertens Uthemann

 

 

Los comentarios están cerrados.