Edición Cero

Dando muestras de mucho esfuerzo y empuje, 29 usuarios y usuarias de Iquique y 31 de Alto Hospicio, culminaron exitosamente el Programa Yo Emprendo... Usuarios del FOSIS recibieron certificación del programa “Yo Emprendo”

Dando muestras de mucho esfuerzo y empuje, 29 usuarios y usuarias de Iquique y 31 de Alto Hospicio, culminaron exitosamente el Programa Yo Emprendo del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS. Los beneficiarios se mostraron emocionados tras recibir su certificado, para luego manifestar su interés por seguir participando en los proyectos que desarrolla la entidad.

“Estoy muy agradecida, porque el hecho de participar en este importante proyecto del FOSIS me ayuda bastante, para yo poder seguir implementando mi negocio de estética y así seguir saliendo adelante junto a mis hijos” comentó María Jacqueline Poblete, emprendedora de la comuna de Iquique.

Durante la ejecución del programa, los usuarios participaron en cursos de capacitación orientados al buen manejo de sus unidades de negocios. Además recibieron financiamiento para diseñar e implementar sus ideas, orientado esto a fortalecer sus emprendimientos. Tras esta etapa, los beneficiarios pasaron por una fase de seguimiento, en que se les visitó para verificar que el negocio estuviese funcionando de buena forma y que todo se desarrollara según lo planificado en la etapa de capacitaciones.

La Intendenta Regional, Luz Ebensperger Orrego, señaló que “estamos muy contentos de estar en el cierre de este programa llevado adelante por el FOSIS, con el que se benefició a 60 personas de ambas comunas. Acá, la mayor felicitación es para los emprendedores que se han atrevido a dar el salto y salir del círculo vicioso de la vulnerabilidad”

El Seremi de Desarrollo Social, Renzo Trisotti Martínez, destacó la relevancia de este programa, como una de las estrategias más potentes para derrotar la extrema pobreza en la región. “Es muy importante el apoyo que se entrega a las personas a través del FOSIS en las capacitaciones y el financiamiento para sus negocios. Ésta es una forma muy concreta para ayudar a muchas familias a vivir mejor y salir de su actual situación de pobreza y vulnerabilidad” comentó.

El programa tuvo una duración de nueve meses, y tuvo un monto de financiamiento total de 42 millones de pesos, recibiendo cada beneficiario un capital semilla de $450.000 para inversión directa.