Edición Cero

Cambio21/ Por Guillermo Arellano.- Mientras el gobierno prepara sus argumentos para intentar convencer a una oposición que ha endurecido su posición en los últimos...

Cambio21/ Por Guillermo Arellano.- Mientras el gobierno prepara sus argumentos para intentar convencer a una oposición que ha endurecido su posición en los últimos días, crece la tesis sobre que este tema será el que marcará la pauta en la próxima campaña presidencial 2013.

La discusión acerca de la reforma tributaria tendrá como una de sus fechas claves el próximo lunes 27 de agosto, que es cuando se votará la idea de legislar en la Comisión de Hacienda del Senado.

En tal sentido, el gobierno prepara sus argumentos para intentar convencer a una oposición que ha endurecido su posición en los últimos días. De hecho, el DC Andrés Zaldívar rechazará el proyecto cuando en un inicio estaba en condiciones para aprobarlo.

“Con respecto a la baja para los sectores de altos ingresos, incluso se podría decir que nosotros estamos casi inhabilitados a votar, porque seríamos beneficiados, ya que quienes reciban más de 6 millones de pesos tienen un beneficio equivalente a 1,5 millones de pesos anuales. Mientras que los sectores de bajos ingresos, $20 mil. Eso no tiene presentación”, explicó el parlamentario.

Ajeno a las diferencias, en el mundo político crece la tesis sobre que este tema será el que marcará la agenda en la próxima campaña presidencial 2013.

Reforzando lo anterior, el analista y director ejecutivo del Instituto Igualdad, Ernesto Águila, expresó en conversación con Cambio21 que “una reforma de este tipo está indisolublemente asociada con la posibilidad de reducir las brechas de desigualdad que existen en Chile, y no solamente en el campo de la educación, sino que también de la salud, lo previsional, entre varios otros campos”.

“Hay una reforma social para un nuevo pacto social que está pendiente y que requiere de un ajuste tributario de fondo”, agregó.

Según el académico, “creo que esto estará en la campaña presidencial, dado que la actual reforma (presentada por La Moneda) no está acorde a los desafíos de construir un nuevo Chile y, además, es muy regresiva, sobre todo en lo que dice relación con favorecer o generar incentivos para un fortalecimiento de la educación privada en desmedro de la pública”.

Águila también destaca el hecho que “este asunto estará en la agenda en tanto esté cruzado con el tema de la igualdad, porque para superar la desigualdad es imprescindible refundar un pacto social. Y eso sólo se hace con una reforma tributaria de fondo”.

“Entonces -concluye el columnista-, desde el punto de vista del instrumento principal para construir ese pacto social y un Chile con menos brechas de desigualdad, la reforma tributaria es ´el´ instrumento. El otro mecanismo es producir una redistribución a nivel salarial, lo cual requiere reformas laborales”.

Los comentarios están cerrados.