Edición Cero

Cambio 21 / Por Teresa Frías K.- Las denuncias han dejado en evidencia el nivel de represión al que se han visto forzadas, sobre... Observadores de DDHH exigen investigación por agresiones de connotación sexual contra estudiantes de Carabineros

Cambio 21 / Por Teresa Frías K.- Las denuncias han dejado en evidencia el nivel de represión al que se han visto forzadas, sobre todo las niñas, en las que  se reiteran las prácticas de connotación sexual tanto en el momento de la detención, como en los traslados y encierros en recintos policiales.

Este martes estudiantes, profesores y otras organizaciones sociales volverán a las calles en una gran manifestación nacional, en el marco de una intensificación de las protestas en reclamo por el fortalecimiento de la educación pública.

Y quizás este nuevo movimiento vuelva a encender los ánimos tras la serie de denuncias que existen contra Carabineros por violencia excesiva, la que a estas alturas rayan en la violación de derechos humanos de los jóvenes.

Ejemplos tenemos varios, sin embargo las denuncias han dejado en evidencia el nivel de represión al que se han visto forzadas, sobre todo las niñas, en las que se reiteran las prácticas de connotación sexual tanto en el momento de la detención, como en los traslados y encierros en recintos policiales. Las estudiantes son insultadas por Carabineros, amenazadas y amedrentadas por su condición de mujeres, jóvenes y luchadoras sociales; obligadas a desnudarse, recibiendo tocaciones sexuales y abusos de variada índole, de acuerdo a los relatos.

Una violencia innecesaria

Si bien en cada manifestación están presentes los observadores de derechos humanos para resguardar la seguridad de los asistentes y así evitar la violencia generada por Carabineros, no son suficientes porque incluso alguno de ellos han sido golpeados y arrestados por la fuerza policial.

Una de ellas es Carolina Briones quien indicó que “la escalada de violencia y persecución en contra de los Observadores de Derechos Humanos hoy se expresa en forma brutal y totalmente improcedente”.

En diálogo con Cambio21 manifestó que “ante este escenario llamamos a la autoridad política y administrativa a hacer todo lo que sea necesario para poner término a esta práctica abusiva de represión injustificada”.

“Además exigimos una investiigación inmediata de los casos de abusos generados por funcionarios de la institución”, agregando la integrante de los denominados “cascos azules” que “hemos evitado en más de una ocasión que personal de estas instituciones estatales sean agredidos cuando eventualmente han quedado abandonados por parte de sus pares y en condiciones de extrema vulnerabilidad”.

Por su parte, el senador Juan Pablo Letelier al referirse al tema indicó que “Carabineros con el silencio cómplice del ministro del Interior, ha dicho que desnudar a los niños que son detenidos es un procedimiento. No es legal. Es una violación a la intimidad de los niños y niñas de nuestro país”.

Agregó que el “gobierno no ha hecho ninguna investigación sumaria y el general director de Carabineros se ha quedado callado y a mí me parece una vergüenza. Me gustaría saber si a él le gustaría que sus hijas o niñas los desnuden en una comisaría porque estaban pidiendo una mejora en la educación”.

“Si la autoridad desnuda a los niños en las comisarías, cuál es la imagen que estamos transmitiendo al mundo respecto de nuestro futuro. Hacemos un llamado no solamente a las autoridades de gobierno, sino que también al mando de Carabineros en la acción que tiene sobre la tropa, porque no puede ser que esté dando instrucciones a la tropa de violar los derechos de los jóvenes”, enfatizó Letelier a Cambio21.

En el New York Time

“Aparecen en las manifestaciones estudiantiles que vuelven a llenar las calles y ocupar las escuelas de Santiago, y en los hospitales y estaciones de policía donde cae la lluvia radioactiva después: Tropas pequeñas de observadores con cascos azules o blancos, armados con ordenadores portátiles, cámaras, grabadoras y máscaras de gas”.

Así comienza el artículo de The New York Times donde se describe en profundidad el trabajo desarrollado por los observadores de Derechos Humanos en las protestas en Chile.

El periódico señala que los observadores están para monitorear y grabar lo que sucede cuando los policías reprimen las protestas y también para ayudar a quienes se encuentran heridos. Durante este mes, consignan, están más ocupados que nunca.

Supuestos vejamenes contra las estudiantes

En tanto, un grupo de diputados, encabezado por la jefa de bancada del PPD Adriana Muñoz, se reunió este lunes por más de una hora con el general director de Carabineros, Gustavo González, por las denuncias sobre los procedimientos del personal policial durante las movilizaciones como desalojos, y las presuntas humillaciones de carácter sexual a estudiantes en cuarteles.

Hasta la Dirección General llegaron la parlamentaria y sus colegas de la misma colectividad Enrique Accorsi, Cristina Girardi, Tucapel Jiménez y el independiente Sergio Aguiló.

Muñoz dijo que en el encuentro transmitieron al general González la preocupación por los procedimiento del personal, el eventual uso de gas químico y el supuesto nuevo hecho de violencia de “carácter sexual contra las mujeres”, como es el caso del Liceo María Luisa Bombal de Rancagua, cuyos afectados denunciaron que fueron desnudados.

La diputada dijo que el Director General sostuvo que eso no está dentro de los procedimientos y que hay protocolos establecidos.

Además, Muñoz informó que este martes se reunirá la Comisión de Derechos Humanos para analizar los métodos y protocolos empleados por Carabineros para resguardar el orden, controlar y dispersar las manifestaciones como protestas.

 

Los comentarios están cerrados.