Edición Cero

ElMostrador/ Por Felipe Saleh.- Mauricio Weibel corresponsal de la agencia alemana DPA señaló:  “Hasta el final los ministros de la dictadura se coordinaron con... Agencia alemana DPA, reveló archivos secretos de la dictadura chilena

ElMostrador/ Por Felipe Saleh.- Mauricio Weibel corresponsal de la agencia alemana DPA señaló:  “Hasta el final los ministros de la dictadura se coordinaron con la policía secreta para desvirtuar las violaciones a los Derechos Humanos”. Hijo de un detenido desaparecido, el periodista tuvo acceso a miles de documentos digitalizados provenientes de los propios ministerios chilenos, en los que se prueba la constante mediación entre los civiles del gobierno de Pinochet, la DINA y la CNI. En el futuro espera escribir un libro que se distribuya con la información, que según él “siempre estuvo ahí” y alguien se preocupó de guardar.

Son demasiados documentos, no ha terminado de leerlos. Y lo más sorprendente es que ninguno de esos papeles proviene del extranjero. Archivos, circulares, memorandos que no son de la CIA, de la Stasi o Wikileaks, sino información que alguien se preocupó de digitalizar en los propios ministerios chilenos. Para Weibel el contenido de estos documentos marca un punto de inflexión en la forma de entender el período 1973-1989.

El jueves se publicó una primera entrega donde se cuenta cómo Pinochet lideraba una red de espionaje internacional. “La investigación demuestra que los ministros del régimen militar y todos los altos funcionarios del régimen militar mantenían contactos, reuniones y coordinaciones habituales con los jefes de los cuerpos represivos, la DINA y la CNI. Contreras incluso les daba su teléfono directo, el 392631, anexo 49”, dice el periodista.

Comité interministerial

El jueves en una entrevista con CNN Chile, el corresponsal de la agencia DPA explicó en parte cómo tuvo acceso a los documentos que se encuentran en las instituciones públicas.

“(Los papeles) están en los ministerios, anda a Defensa, a Interior y pídeles que te entreguen toda la mediación que tenían con la DINA. Yo me topé de casualidad con el tema. El próximo año se cumplen 40 años del golpe militar entonces queríamos hacer una exhibición del trabajo que hizo la prensa internacional en esos años y así me topé con estos documentos”, dijo Weibel a Matilde Burgos.

El periodista además reveló lo que desde los ministerios había comunicación constante con la DINA y luego con la CNI para saber dónde estaban los detenidos y pidiendo estrategias para desvirtuar acusaciones de organismos como la Cruz Roja Internacional.

“De hecho, el año 86 y 87 se forma por impulso de la Cancillería, un grupo interministerial donde está Agricultura, Hacienda, Salud, Interior, Presidencia y la CNI, cuyo objetivo es coordinar la estrategia de Chile ante las denuncias por violaciones a los Derechos Humanos. O sea, hasta el final los ministros de la dictadura se coordinaron con la policía secreta para desvirtuar las violaciones. Ellos sabían y está todo documentado”, dijo Weibel.

El presidente de la Corte Suprema

El periodista, presidente de la Unión Sudamericana de Corresponsales, agregó que “hay antecedentes de que el presidente de la Corte Suprema entre 1974 y 1976, José María Eyzaguirre Echeverría, visitó centros de detención, tres o cuatro veces. Eso es gravísimo”.

Weibel además detalló la coordinación entre el poder civil y los servicios de inteligencia para seguir las actividades de la oposición. “Había un seguimiento bastante exhaustivo a las personas dentro y fuera de Chile Había informes bastante periódicos de funcionarios diplomáticos en el extranjero para generar información sobre qué es lo que hacían los exiliados”, dijo Wiebel a CNN Chile

La dictadura de Pinochet se cruzó de manera brutal en la vida de Mauricio Weibel cuando apenas tenía 3 años. El 29 de marzo de 1976 iba en una micro por Macul junto a su padre José Weibel Navarrete. Tenía apenas 3 años y su hermano 6. Un grupo de civiles abordó el bus y detuvo a su padre, militante de las Juventudes Comunistas. Aunque hay seis personas procesadas por el delito de secuestro, José Weibel aún figura en las listas de detenidos desaparecidos.

Ahora, con estos documentos, Mauricio Weibel espera hacer un aporte a la verdad histórica. “Espero poder escribir un libro y que se pueda distribuir con los tres CD que tienen la información disponible hasta ahora”, dice. Aunque no revela cómo exactamente los consiguió, asegura que trabaja con un equipo en distintas líneas.

En las próximas entregas que hará para DPA cómo fueron seguidos corresponsales y medios tan diversos como The New York Times y Radio Moscú. El sábado se publicará otro artículo sobre cómo los equipos de inteligencia diseñaron la salida a la transición a la democracia”, adelanta.

Weibel dijo a CNN que reveló esta información ahora porque “había otros colegas cerca. Por eso me apuré en publicarlos”.