Edición Cero

Cambio21/ Por Juana Leyton.- En el primer número del ‘Ají verde’ se mofan del senador Guido Guirardi (PPD) y de la ex presidenta de la... ¿Una revista de humor derechista? Parlamentarios piden investigar origen del financiamiento

Cambio21/ Por Juana Leyton.- En el primer número del ‘Ají verde’ se mofan del senador Guido Guirardi (PPD) y de la ex presidenta de la Fech, Camila Vallejo. Para el parlamentario “sería bueno conocer de donde provienen los fondos, porque más bien esto parece una operación orquestada para las próximas elecciones municipales, parlamentarias y presidenciales”.

La primera edición de la revista “independiente” Ají Verde en la que se ataca al senador Guido Girardi y a Camila Vallejo a la que dicen que “sufrió un desperfecto y es enviada a mantención a Rusia” ya tiene sus primeros detractores.

Esto principalmente por la línea editorial que decidieron tomar y lo que resulta aún más grave quienes son sus responsables.

Para empezar, quien está a cargo del semanario es Santiago Ried Undurraga, quien fue hasta hace dos meses asesor de ministro Cristián Larroulet y del subsecretario Claudio Alvarado, ambos UDI.

Por su parte, el gerente general de este “medio independiente” es Alejandro Sebastián Cajas González. Cruzamos sus datos y sabemos que es ingeniero comercial de la UC  y militante de la UDI. Y hay más: hasta el 2011 era asesor del propio Sebastián Piñera.

El año recién pasado, Cajas aparece siendo remunerado por la Presidencia de la República, con un sueldo de $ 2.917.600, sin embargo antes de llegar a ser asesor del Piñera, era jefe de división de la subsecretaria de Previsión Social y su sueldo alcanzaba a la ‘módica’ suma de $ 3.453.153.

Un instrumento de campaña

Ante estos hechos, el senador Guido Girardi (PPD), como el primer aludido en esta edición, aseguró que “aparentemente este es un instrumento de gobierno, de personas cercanas a la UDI”.

En diálogo con Cambio21 agregó que “me parece lamentable que un gobierno y que funcionarios en comisión de servicio estén destinados a hacer una revista para desacreditar, porque aparentemente ya no existe capacidad de hacer debate de ideas, de hacer propuestas”.

En esa línea el parlamentario agregó que “entonces el gobierno tomó la decisión a escondidas desde el humor, de descalificar a sus contrincantes, de ganar adeptos en vez de hacer un buen gobierno y de implementar políticas públicas justas y equitativas”.

Por otra parte, el legislador agregó que “seria bueno investigar de dónde provienen los fondos, ya que aquí hay funcionarios de gobierno, asesores de ministros y del Presidente. Es bueno investigar porque más bien esto parece una operación orquestada para las próximas elecciones municipales, parlamentarias y presidenciales”.

Finalmente Girardi indicó que “parece un nuevo instrumento de campaña. Es una práctica de este gobierno que dijo que iba a ser transparente, que iba a cambiar la manera de gobernar. Creo que lo que ocurre con este medio es la expresión misma que simboliza el cambio que quieren hacer en Chile, donde finalmente los asesores del Presidente y de un ministro son enviados a la trinchera a transformar la política en una practica sucia”.

Nadie cree que sean “independientes”

Otro de los puntos cuestionables que existe es su supuesta “independencia” del gobierno, y con solo ver y leer los temas e incluso chistes incorporados en la revista nos damos cuenta que tal posición no existe.

Al menos así lo afirma el diputado Roberto León (DC) quien indicó que “en Chile tenemos la libertad de expresión y si la derecha quiere sacar un diario pueden hacerlo”.

Sin embargo recalcó que “lo que tenemos que investigar es la relación que pueda existir entre los 200 millones de dólares destinados a publicidad y la coincidencia en la aparición de este medio de comunicación y el despliegue propagandístico que está haciendo el gobierno. La Contraloría debería intervenir para ver cómo se estaban utilizando los recursos públicos en este año en que hay elecciones”.

Por último indicó que “nadie les cree que sean ‘independientes’, todos sabemos que son funcionarios de gobierno los que están detrás del periódico, y tiene derecho a hacerlo; lo que no corresponde es que digan que son lo que no son”.

En tanto, el diputado Ramón Farias (PPD) dijo que “tienen que irse a un humor profundo, porque para hacer una chacota cualquiera o para ser un brazo cómico de la derecha, hay muchos que podrían hacerlo”.

“Entendiendo que ambos ejecutivos del diario provienen del gobierno, su tendencia no va a ser efectivamente independiente sino mas bien de derecha o ultraderecha y le va a dar a todo lo que suene rojo, colorado o rosado…de ahí para delante”.

 

Los comentarios están cerrados.