Edición Cero

Cambio21/ Por María Cristina Prudant.- Los últimos 10 años se duplicaron los inmigrantes en el país. Hay quienes están muy de acuerdo que sigan llegando... Gobierno flexibiliza ley migratoria. Se espera llegada de extranjeros que compitan con chilenos y mejore productividad

Cambio21/ Por María Cristina Prudant.- Los últimos 10 años se duplicaron los inmigrantes en el país. Hay quienes están muy de acuerdo que sigan llegando extranjeros a trabajar a Chile, pero otros no. Lo cierto es que con la crisis financiera internacional este tema vuelve a la mesa de discusiones ya que son muchos los que han comenzado a emigrar desde Europa, Africa y otros lugares. La ministra del Trabajo, Evelyn Matthei sorprendió al comentar que se opone a que el gobierno facilite la entrada de extranjeros mientras exista cesantía en el país entre las mujeres y jóvenes.

Desde hace un tiempo Chile se viene consolidando como un polo receptor de migrantes, sobre todo en América Latina. La estabilidad económica, social, el campo laboral y la seguridad en el sentido que no existe por ejemplo, el secuestro, que es un tema recurrente hoy en día en muchos lugares del mundo convierten al país en una atracción que es cada vez mayor y así lo demuestran las cifras sobre extranjeros que llegan a trabajar y que han aumentado un 28% más que en 2010.

La inmigración en Chile ha crecido en orden de 6 mil visas anuales. Si en 2002 vivían 184.464 extranjeros legales en el país, hoy esa cifra supera las 370.000 personas. En total, los extranjeros representan un 2,35% de la población, principalmente provenientes de Perú, Argentina, Bolivia y Ecuador. En ese contexto, tal como lo reconocen las autoridades a cargo de esta iniciativa, la legislación chilena “no se ajusta a los escenarios actuales”.

Es así como el gobierno está tomando cartas en el asunto y ha decidido crear una nueva institucionalidad migratoria, es decir, cambiar la legislación al respecto que data desde 1975, es decir hace 37 años en un contexto político interno y externo y económico totalmente distinto.

La decisión se está adoptando también debido a que, en los últimos 10 años se duplicaron los inmigrantes en el país. Esta iniciativa flexibiliza las visas de residencia, da celeridad a la expulsión de infractores y establece una nueva cláusula de excepción al límite del 15% de trabajadores extranjeros en las empresas. El Ejecutivo pretende ingresar al Congreso, antes del 15 de agosto, el proyecto de ley correspondiente.

En cuanto a la decisión de los inmigrantes de elegir a Chile como destino, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, principal responsable de la política migratoria chilena, explicó que la atracción pasa por la estabilidad política, económica y social de Chile, que muestra “un país donde se puede desarrollar un proyecto de vida”.

Instituto Chileno de Migración

El vicepresidente ejecutivo del Instituto Chileno de Migración (Incami) -ligado a la Iglesia Católica-, padre Idenilso Bartolotto, reconoce que desde hace dos años, un gran número de inmigrantes que vivían en España o Italia están volviendo a Chile. “Esto incluye a hijos españoles de chilenos que estaban radicados allá”, dice.

Incami atiende a unos 30.000 extranjeros por año, a través de una red de acogida en diversas ciudades. Les otorga un lugar para vivir hasta que logren establecerse, los orienta en los temas legales y coordina una bolsa de empleo.

“He visto una curva ascendente, principalmente de colombianos y dominicanos, pero también ha crecido la inserción laboral. Eso es bueno, porque muchos de ellos buscan un trabajo legal”, dice el sacerdote.

Según sus cálculos, los extranjeros que trabajan en Chile de manera irregular serían entre el 20% y 30% adicional del porcentaje que lo hace legalmente.

Cabe señalar también que la Constitución Política reconoce el derecho a voto de todo ciudadano extranjero que se haya avecindado por más de 5 años en Chile y la nueva Ley de Inscripción Automática estableció que Extranjería debía enviar al Servel los antecedentes de todos los inmigrantes que cumplieran con ese requisito.

Crisis internacional genera imigración

En la actualidad, este tema está muy ligado a la crisis financiera internacional que está atacando duramente a muchos países, sobre todo de Europa. España es uno de ellos y es por eso que vemos cada día más españoles trabajando en nuestro país.

Rodrigo Isidro es uno de ellos. Este joven profesional de 27 años llegó al país hace un mes y medio. Según contó a Cambio21 es diseñador Web y “mandé mi curriculum desde España y me contrataron antes de venir aquí. Trabajo en un grupo de empresas donde me dedico al diseño de todos los proyectos que salgan”.

Su experiencia en el país hasta el momento “es muy buena. En principio me he adaptado bien, creía que iba a ser un poco más complicado pero no ha sido difícil. La gente, vamos, me ha tratado bien y de momento no he tenido ningún problema con nadie”. Comentó que en España tenía un trabajo pero había meses en que no le pagaban su sueldo.

Martín Perroni de 32 años, es argentino, técnico en turismo y siempre tuvo vinculación con Chile a través de familiares. El 2004 decidió quedarse en Santiago porque eran los tiempos del “corralito” en Argentina y los negocios de la familia “se fueron a la punta del cerro” y “no había laburo”. También fue un cambio de vida, dice.

“La verdad que yo me acostumbré al toque. A mí siempre me gustó Chile, venía a Valparaíso y Viña”, cuenta. Y agrega que a pesar de que siente nostalgia por su país, la que se acrecentó ahora que fue de vacaciones, sabe que no puede regresar ya que las condiciones no son las mejores. “Como está la situación, la delincuencia, la economía. La verdad que es un desorden todo el país, socialmente y cívicamente”. Perroni está casado con una chilena y tiene un hijo de 3 años.

En tanto, la colombiana Jessica Zapata de 26 años sacó pasajes a Chile no sólo por buscar trabajo sino también por amor ya que conoció a un chileno por Internet y ahora que lleva dos años en el país, ya tienen una hija recién nacida. Estudió administración de empresas y no pudo encontrar trabajo en su país natal. En Chile trabajó administrando una librería hasta que quedó embarazada. Está contenta en el país y por ahora no piensa irse sino más adelante retomar su trabajo.

Ministra Matthei se opone

La ministra del Trabajo, Evelyn Matthei fue categórica en su dichos sobre flexibilizar las leyes migratorias: “Yo me opongo absolutamente”.

Añadió que no es bueno “relajar las normas para que entre gente de otros lugares. Lo único que va a significar es bajar el salario mínimo y eso afectará a los trabajadores de los sectores más vulnerables del país”.

En su opinión son muchas las mujeres que aún no encuentran trabajo y más de 250 mil jóvenes que están cesantes. Explicó que si se necesita más mano de obra para la construcción lo lógico es “gastar la plata en capacitarlos”.

Sin embargo en el Instituto Libertad de RN, el economista Juan Pablo Quiroz explica que el proyecto sobre Migración del gobierno “va en la línea correcta porque tiene que haber más flexibilidad ya que va a permitir que los costos bajen (en las empresas). Es un tema de primera necesidad. Hay que tener un Vicente Pérez Rosales del siglo XXI”.

En cuanto a los dichos de la ministra Matthei afirmó que “la ministra está muy bien enfocada con respecto a los 250 mil jóvenes, pero no tienen ni estudio, es gente que no tiene educación, pero hoy día hay sectores de la economía que necesita mano de obra calificada. Hoy día tenemos una oportunidad única de traer gente de primer nivel de Europa, gente ya educada, capaz para llegar e instalarse en Chile”.

A la vez destacó que “esto va a empujar que la productividad de los trabajadores chilenos aumente. Porque se deberían asustar. Los chilenos deberíamos empezar a asustarnos y decirnos: Ojo, no solamente nosotros estamos compitiendo contra nosotros mismos sino que hoy día están llegando argentinos, peruanos, españoles, italianos a competir. Entonces, eso va a hacer que nuestro trabajo, nuestra productividad que ha estado muy mala y es reconocido a nivel mundial que es muy baja, esto va a empezar a empujar lo cual es muy favorable y sano para la economía. No nos vamos a dejar estar. Hoy día los chilenos están muy cómodos, pidiendo aumento de sueldo porque saben que no ha más geólogos, ingenieros en mina, constructores…

Aumenta un 28% personas que llegan a trabajar

La Subsecretaría del Interior, entregó datos relacionados con el aumento de las personas que vienen a Chile a trabajar. En el año 2011, 41.344 personas extranjeras llegaron al país con visas sujetas a contrato, un 28% más que el 2010 cuando se cursaron 32.403 solicitudes.

Entre los años 2007 y 2011 las visas a extranjeros sujetas a un contrato de trabajo sumaron 168.491. En 2007, los extranjeros autorizados para trabajar eran 36.841, lo que significa un alza de 12,2% al 2011. En 2007, Perú lideraba el ranking con 27.752 personas visadas para emplearse en el país. Más atrás se ubicaban colombianos (1.539), ecuatorianos (1.106) y venezolanos (327).

Colombia, Ecuador, República Dominicana y Perú, concentran el 83% de las visas sujetas a contrato (34.234) otorgadas por la subsecretaría durante 2011. Perú sigue encabezando el listado de migrantes. Y aunque demuestran mucho interés, las visas entregadas a peruanos bajaron en 2011 respecto de 2007.

Muchos Colombianos

Los colombianos son los que mayormente están llegando al país. En 2007 fueron autorizadas 1.539 visas y el año pasado fueron 8.675, esto es un aumento de 463% al comparar con 2011 y de 93% entre 2010 y el año pasado. Cabe señalar que Antofagasta e Iquique son ciudades que cuentan con gran número de colombianos.

Los dominicanos son otro grupo que ha modificado el mapa migratorio. En cinco años crecieron 916%. Es decir, pasaron de 153 personas en 2007 a 1.555 en 2011, superando incluso a los ecuatorianos, que en 2011 obtuvieron 1.517 visas.

Exponencialmente, los haitianos es otra colonia que ha crecido en territorio nacional. En el mismo lapso analizado pasaron de ocho personas a 740. Sin embargo, entre 2010 y 2011 el arribo de trabajadores con esa nacionalidad creció 148% (442 personas adicionales).

Dentro de los primeros 10 grupos de migrantes que llegan a Chile con visa ligada a un contrato, los chinos son los únicos que han bajado entre 2010 y 2011 (-5,6%). Sin embargo, España pasó de 281 visas en 2007 a 586 en 2011 (109%). Si se compara 2010 y el año pasado, el salto es de 51%, lo que rompe la característica histórica de los flujos migratorios hacia Chile, que son principalmente regionales.

Datos de la Subsecretaría del Interior señalan que en la actualidad son 370 mil los extranjeros viviendo en el país de manera regular. El 65% de ellos se concentra en la Región Metropolitana (238.895). Otro 6,06% reside en la Región de Valparaíso (22.386) y un 6,01% (22.205) habita en la Región de Antofagasta.

Inédito proyecto sobre migración

De acuerdo a informaciones que han trascendido el texto de la nueva iniciativa legal que regula la entrada de extranjeros al país, ya fue aprobado por el presidente Piñera. El proyecto contempla variaciones que apuntan a diversos aspectos.

En concreto, los cambios apuntan a reformular las categorías migratorias para flexibilizar las visas a los extranjeros que vienen a establecerse al país; eliminar el visto bueno de la Contraloría para agilizar el proceso de expulsión de un inmigrante que ha transgredido las normas internas; otorgar celeridad a la validación de títulos obtenidos en universidades extranjeras y permitir la residencia legal de inmigrantes que buscan empleos por cortos períodos de tiempo.

Consejo de Política Migratoria

En materia de institucionalidad, se crea un Consejo de Política Migratoria que asesora al ministro del Interior, y está integrado por los ministerios del Interior, Relaciones Exteriores, Trabajo, Desarrollo Social, Defensa, Justicia y Economía. Su objetivo es asesorar al Presidente en la formulación de una política migratoria que luego sea presentada ante el Congreso.

A su vez, se establece la creación de una División de Migraciones, dependiente de la Subsecretaría del Interior, que reemplazará al Departamento de Extranjería, además de una unidad de estudios encargada de levantar estadísticas y monitorear el ingreso y salida de extranjeros.

Los comentarios están cerrados.