Edición Cero

Tras ser reconocido por una veintena de ex presos  del Campo de Concentración de Pisagua, utilizado durante la dictadura militar de Pinochet, fue encarcelado... En cárcel de  Hospicio recluyen al “flaco Aguirre”, ex cabo acusado como torturador de Pisagua

Cárcel de Pisagua, donde se cometieron atroces torturas contra detenidos políticos

Tras ser reconocido por una veintena de ex presos  del Campo de Concentración de Pisagua, utilizado durante la dictadura militar de Pinochet, fue encarcelado quien fuera miembro del Ejército, el ex cabo Miguel Aguirre, acusado de participar en torturas reiteradas a los presos políticos. Conocido como “el flaco Aguirre”, el ex militar siempre negó su participación en temas de derechos humanos.

La diligencia de reconocimiento se realizó esta mañana, en dependencias de la cárcel de Alto Hospicio, donde no sólo fue identificado Aguirre, como torturador, sino que además, el ex funcionario de Carabineros, Blas Barraza y el ex capitán Carlos Herrera, conocido como “Bocaccio”. Estos dos últimos  cumplían condena en la  cárcel de Punta Peuco, en el marco de otras causas referidas a los derechos humanos, por lo que debieron ser trasladados a Iquique a la rueda de reconocimiento

Miguel Aguirre, cuya participación en el campo de prisioneros de Pisagua, era un secreto a voces, y cuyas víctimas se cruzaba con él, en las calles de Iquique, pudo realizar una vida prácticamente normal, durante casi 3 décadas, ante la incredulidad e impotencia de sus numerosas víctimas. “Hoy está donde debe estar, en la cárcel”, declaró un ex detenido, mientras las terroríficas imágenes de sesiones de torturas… propias y de sus compañeros, se desdibujaban en su mente nebulosa. “Quiero justicia, pero también quiero olvidar”, señaló.

Investigación

La investigación por los hechos de Pisagua,  surgió luego que el juez Carroza, se declarara incompetente en causas radicadas en tribunales de Santiago. En ese marco es que se tomó declaraciones a varios ex presos de Pisagua, en calidad de testigos.

Sin embargo, a poco andar, se logró configurar otro caso, -el de las torturas en Pisagua-, donde los testigos, pasaron a ser víctimas por los atroces hechos de violación a los derechos humanos, que fueron quedando al descubierto.  Se sabe, incluso, que ya en Pisagua, se experimentó con torturas más sofisticadas y con apoyo tecnológico, a través de aparatos eléctricos.

 Blas Barraza

Su nombre completo es Blas Daniel Barraza Quinteros. Pertenecía a la rama de Carabineros, donde ostentaba el grado de suboficial para el 11 de septiembre.  Ya se encuentra condenado por otros casos de derechos humanos, donde su participación fue demostrada.

Se le procesó como autor de secuestro calificado en contra de Jorge Marín Rossel  18 años y de William Millar Sanhueza, de 35, al momento de su muerte. Ambos fueron asesinados en el cementerio N° 3, acusados de fugarse desde el regimiento de telecomunicaciones, lo que sus familiares y testigos,  desmintieron

Barraza también fue procesado y condenado por ser el autor del homicidio calificado en contra del sacerdote salesiano, Gerardo Francisco Poblete, quien murió producto de las números golpes que recibió desde que fuera sacado del Colegio don Bosco, ante la atónita mirada de sus compañeros.

El joven sacerdote, fue golpeado en forma salvaje, desde el corto traslado del Colegio Don Bosco, hasta el recinto de Carabineros,  que estaba donde hoy funcionan las oficinas centrales de Eliqsa, Zegers con Lynch. De allí que la plaza del lugar, lleve hoy su nombre.

Bocaccio

En tanto, Juan Carlos Herrera Jiménez, conocido como “Bocaccio”, era un joven teniente en  Pisagua, pero logró hacer carrera en forma vertiginosa, siendo trasladado a Santiago. Fue parte de la DINA y de su continuadora, la CNI, organismos represivos de la dictadura de Pinochet. Antes de ser trasladado a Iquique para la rueda de reconocimiento, cumplía condenada en Punta Peuco.

Se le acusa de haber participado en la muerte del transportista de Ovalle, Mario Fernández, crimen ocurrido en la ciudad de La Serena en 1984. También, de haber participado en el homicidio del entonces presidente de la ANEF, Tucapel Jiménez

Los comentarios están cerrados.