Edición Cero

«No quiero irme de este mundo sin ver a mi hija» Triste es la historia de Isabel Grandón Vega, una mujer que desde hace... Mujer en marcha feminista clama que le devuelvan a su hija que se la robaron al nacer, hace 39 años

«No quiero irme de este mundo sin ver a mi hija»

Este 8 de marzo Isabel protestó porque hace 39 años le
robaron a su bebé.

Triste es la historia de Isabel Grandón Vega, una mujer que desde hace 39 años que busca a su bebé, que le fue arrebatado al nacer, en un hospital de Santiago, comuna de San Miguel. Su hijita apenas nacida «sanita», -un 10 de octubre de 1980-, como recuerda, se la llevaron y después le dijeron que estaba enferma. «Me invitaron una historia que no es verdadera, porque yo vi a mi guagua y no es la misma que después estaba fallecida. Por eso marché el 8 de marzo, para que mi clamor sea escuchado», declaró con fuerza; porque la fuerza, pese al dolor y la tristeza, nunca le ha faltado.

Isabel vive hace más de 30 años en Iquique y aunque se alejó del lugar, donde nació su hijita, no ha cesado en la búsqueda. Hoy es parte de la organización «Hijos y Madres del Silencio», cuyo objetivo es reunir a hijos con sus padres. «No he tenido la suerte yo, aún, pero creo que está cerca el momento en que nos reencontremos. He tenido muchos datos, pero lamentablemente no se han comprobado».

Ahora espera que la investigación que lleva el Ministro Mario Carroza, por la desaparición de niños, de frutos y que en su caso, pueda saber la verdad y conocer a su hija. «Pongo mis esperanzas en el Ministro Carroza; que investigue a fondo, que en mi caso pida los datos al hospital para seguir el rastro y saber la verdad. Si se sabe la verdad de lo que ocurrió ese día, podré seguir la pista del paradero de mi hijita», afirmó esperanzada.

Isabel Grandón Vega dijo que las mujeres en Chile y el mundo entero, tienen muchas demandas, que obvio, ella comparte. Sin embargo para Isabel su principal demanda es que se pueda encontrar con su hija y que le responda la institucionalidad por lo ocurrido.

De hecho, durante estos años, siguiendo el rastro de su hija, ella misma ha pedido los antecedentes en el hospital, pero sin que resultados. Lo único que sabe es que nació su bebé, sana, pero con bajo peso y después a su marido, del cual está separada hace años, le entregaron una guagüita más grande y gordita, que incluso, fue vista también por su cuñada. «Está claro y no tengo ninguna duda que me robaron a mi guagua y que me entregaron otra que no era mía».

Espera que este 8 de marzo, su caso se haya visibilizado y que alguien la ayude a seguir el rastro de su hija, «porque nunca descansaré, hasta encontrarla», concluyó.

NOTA RELACIONADA

http://edicioncero.cl/2017/09/desesperada-madre-que-vive-en-iquique-busca-a-su-hija-que-desaparecio-de-un-hospital-de-santiago-hace-37-anos/