Edición Cero

No hay  nada que calme el dolor de doña Claudia González, madre del soldado que tras disparar contra dos suboficiales que hacían guardia ocasionándoles... Dramático testimonio de madre de Marco Antonio Velásquez: “A mi hijo lo hostigaban, le ponían sobrenombres, lo hacían pelear con guantes… y ahora lo recibo sin vida”

No hay  nada que calme el dolor de doña Claudia González, madre del soldado que tras disparar contra dos suboficiales que hacían guardia ocasionándoles la muerte, se autoeliminó. “Me dijeron en abril del año pasado que mi hijo quedaba en manos de la mejor escuela (Caballería Blindada) y miren lo que pasó. Ya no lo tengo conmigo”, dice entre sollozos. “Mi niño era un pollito, era un niño bueno”.

Y no es, aclara, que justifique lo que hizo Marco Antonio González, el menor de cuatro hermanos. Lamenta lo ocurrido y siente fuerte el dolor de las otras familias. “Todo esto no hubiera pasado si a mi hijo le hubiesen dado la bajas; o al menos lo hubieran dejado salir este fin de semana para estar con su familia, después de un mes de castigo”.

Recuerda que en abril del año pasado, su hijo se fue con gran entusiasmo a cumplir con su Servicio Militar, “y me dijeron que quedaba en la mejor escuela, le repito, pero empezó a tener problemas. Fue víctima de hostigamiento por parte de otros soldados y también de funcionario”.

“Si se burlaban de él, le ponían sobrenombre y se reían”. La madre desesperada cree que esa seguidilla de hechos, llevaron a su hijo, en diciembre del año pasado, atentar contra su vida.  “Fue en el mismo Regimiento, creo que un suboficial lo vio y ahí lo llevaron a la enfermería. Estuvo como 5 días y lo mandaron a la casa”.

El joven se reencontró con su familia y pasó con ellos las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Nada hacía presagiar que sería la última vez que compartirían juntos esas festividades.

“En enero mi hijo volvió al Regimiento. El no quería mucho volver, pero tuvo que hacerlo no más. Y allí siguió el hostigamiento, las burlas… A mí nunca me contó detalles, pero a otro hijo sí; le dijo que cuando tenía problemas con otros soldados, los hacían pelear a combos, incluso les pasaban guates para la pelea….  Debe haber sido terrible para él…  Mi hijito era un pollito…”

“Hace poco lo castigaron por llegar atrasado. Estaba muy mal… más de un mes sin salir del Regimiento. Y seguían molestándolo, llamándolo por sobrenombres, incluso los de grado, no sólo sus compañeros. Por eso mi hijo quería salir este fin de semana para estar con nosotros… pero tuvo que hacer guardia porque faltó otro soldado”.

“Y le insiste. No justifico lo que hizo…. Está malo, muy malo… entiendo cómo deben estar sufriendo las otras dos familias, yo me pongo en su lugar y comprendo su dolor. Pero insisto, cómo le pasan un arma a un joven que trató de suicidarse”.

LA INVESTIGACIÓN

Contó la acongojada madre, que la investigación la lleva la Fiscalía Militar –como corresponde en este caso-, y que como familia tuvieron la oportunidad de hablar con el Fiscal.

“Creo que son dos fiscales. Uno de ellos me dijo que entregaría los cuerpos a primeras horas de la tarde de este domingo…. Y me dijeron que todo indica que me hijo no tuvo lesiones, es decir, que a él no le dispararon y que  sólo él disparó…. Pero cómo le pasaron el arma, si él tenía problemas psicológicos”, dice.

Pero lo peor, señala que le informaron que no hay registros del paso de su hijo por la enfermería del Regimiento, luego de haber intentado suicidarse. “Por qué dice eso, si fue un suboficial el que lo mandó a la enfermería… ellos sabían del estado de mi niño y sabían que en el mismo Regimiento quiso suicidarse…”.

Doña Claudia dice que le han dado a entender “que mi hijo lo hizo todo a sabiendas, planeándolo todo. Yo rechazo eso….”. Más allá de los detalles de lo ocurrido, se queda con el inmenso dolor por tan trágica situación, que pudo haberse evitado si a mi hijo lo hubieran dado de baja. Ahora estaría vivo y también lo otros dos militares”.

NOTA RELACIONADA

En diciembre de 2018 soldado intentó suicidarse con arma de servicio en el mismo Regimiento. Fue sorprendido y enviado a la Enfermería de la unidad militar