Edición Cero

Mauricio Uribe Rodríguez, Consejero del Consejo de Monumentos Nacionales, (CMN) en representación de la Sociedad Chilena de Arqueología y,  además, profesor de la Universidad... Arqueólogo sobre protección al Gigante de Tarapacá: «No basta con poner cercos o carteles. Debe haber un consenso y compromiso de todos los actores»

Mauricio Uribe Rodríguez, Consejero del Consejo de Monumentos Nacionales, (CMN) en representación de la Sociedad Chilena de Arqueología y,  además, profesor de la Universidad de Chile, estuvo en Iquique junto a otros consejeros realizando una serie de acciones patrimoniales.  Una de ella, inspeccionar los recientes daños en el Gigante de Tarapacá, hecho que pese a que ocurre regularmente, en esta ocasión marcó un hito que llevó incluso, a las autoridades nacionales y regionales,  a tomar cartas en el asunto.

Esta situación que llama la atención, porque el atentado a los sitios arqueológicos, incluido el Gigante de Tarapacá, ocurre permanentemente. Sobre este tema reflexionó el representante de la Sociedad Chilena de Arqueología. “Es difícil explicarse que hoy día el caso resalte tanto porque pasaron unas personas y lo dañaron. Sin duda que el hecho es criticable. La situación particular que ocurrió es punible, en cierto sentido es castigable… por la Ley de Monumentos y la ley chilena en general”, sostuvo, llamando la atención que el Gigante es un bien que es de todos los chilenos.

“Las noticias muchas veces se centran más en el escándalo que en el problema. Y sin duda que acá hay un problema mayor del cual estamos en deuda todos los chilenos, porque estos son bienes de todos los chilenos, es decir, no es sólo el Estado y la institucionalidad. Somos nosotros los que tenemos que respetar las leyes, hacerlas respetar. Debemos enseñarle a nuestros hijos, a nuestros estudiantes”, expresó el arqueólogo, porque a su juicio “el problema no se soluciona con mandar a alguien a la cárcel o poner una multa

-O instalar un cartel… -le retrucamos-

-Claro, porque poner un cartel en el desierto… cartel que se va a caer el otro día, por el viento; o que en un par de días se va a desteñir por la acción del sol. Esto no se soluciona con medidas un poco paliativas, o un poco mediáticas, un poco para la fotografía. Esto tiene que ser parte de un consenso entre todos los chilenos y chilenas.

-¿Qué pasa allí con el concepto de cultura?

-Ya cambió. El concepto de cultura cambió, el concepto de patrimonio cambió. Teníamos como concepto de patrimonio, lo que tenía que ver con los monumentos; en cambio hoy día tiene que ver con aquello que valora la población en su generalidad, lo que quiere valorar. Pero nos tenemos que poner de acuerdo. Entonces si un bien patrimonial lo vamos a valorar, lo tenemos que proteger todos. Sin duda que la primera responsabilidad la tienen las instituciones… el Estado, pero también es un pacto social que debemos llevarlo entre todos.

Respecto de la visita que estos días realizaron los Consejero, al Gigante de Tarapacá, Mauricio Uribe señaló: “Vinimos y estamos acá porque la institución se quiso hacer presente, pero no porque ocurrió este último, (daños al Sitio Gigante de Tarapacá, sino porque el desierto ha estado sujeto a una serie de daños y particularmente estos monumentos, han estado afectados por esos daños en el tiempo. Hay que pensar que los monumentos arqueológicos están en una condición siempre precaria

-Condición también  precaria por el impacto de la industria minera…

-Sin duda,  por eso hemos venido a verlo en todo su contexto, en todo su problema. Sin embargo esto tampoco se soluciona con la construcción de un cierre. El gigante de Tarapacá no fue hecho para ser cerrado. Los ancestros, las poblaciones originarias,  no lo crearon para que se cerrara con un muro…. No es al estilo Donald Trump,  porque hacer eso es ir contra la esencia del bien arqueológico. Por eso, insisto, no se trata de ir y poner una reja y un candado, porque igual va a quedar olvidado. Finalmente esa reja y esa candado van  a terminar convirtiéndose en la misma basura que hoy  rodea al Gigante de Tarapacá. Y de eso tenemos que hacernos responsables, porque no se trata de llegar a instalar una reja, de instalar un cierre o un cartel.

-¿Entonces?

-Esto es parte de un proceso que tenemos que hacerlo todos, y sin duda con acciones concretas. Como Consejeros (CMN) también vinimos a buscar acciones concretas que tenemos que tomarlas en conjunto. Y una de las medidas que estanos proponiendo es que sean actores muy activos y protagonistas; la misma municipalidad de Huara que es la que está más cerca y que debiera tomar un rol protagónico. También la Oficina regional del Consejo de Monumentos, que son los que están acá todos los días.

Finalmente señaló que una de  las medidas fue que se convoque a una mesa de trabajo “para tomar decisiones en conjunto y que a partir de ello se genere un proyecto. Primero para tomar medidas inmediatas y luego generar un plan a largo plazo, que convoque  a las comunidades y probablemente llamar a una consulta a las comunidades, sobre cómo hacerlo o presentar lo que nosotros creemos que se puede hacer para resguardar el bien arqueológico”.

Dijo que para lograrlo “tiene que haber asignación de responsabilidades. Es necesario firmar un pacto, porque insisto eso no es llegar y poner una reja o un cierre. Estos sitios hay que cuidarlos, hay que mantenerlos, porque su condición es frágil, permanentemente”, concluyó.