Edición Cero

Profundo malestar causó en el gremio de los periodistas, la desvinculación, sin que existan razones de peso en el ámbito de los profesional y... Colegio de Periodistas denuncia despido de 3 destacados asociados, desvinculados del Servicio Público, sin razones de peso

Profundo malestar causó en el gremio de los periodistas, la desvinculación, sin que existan razones de peso en el ámbito de los profesional y técnico de su desempeño, de tres de profesionales que fueron notificados del cese de sus funciones por sus respectivas jefaturas. La situaciónque afectó a Indalicia Lagos (Seremi de Gobierno), Rodrigo Martínez (Cultura) y Marcela Mondaca (Sence), fue denunciada por el Colegio de Periodistas de Iquique, mediante una declaración pública.

Los periodistas afectados, ya con una trayectoria de varios años en el Servicio Público, cuentan con la garantía de la confianza legítima, asociada a su mantención en sus respectivos servicios y sus calificaciones. “Creemos y exigimos que el Estado y sus administraciones sean las primeras en respetar los derechos de los periodistas, en el ejercicio de sus labores”, señala el texto.

LA DECLARACIÓN

La mesa directiva del Consejo Regional Iquique del Colegio de Periodistas de Chile, reitera ante la opinión pública, su total rechazo a los despidos arbitrarios e injustificados de periodistas, quienes se desempeñaban con profesionalismo en diversas reparticiones públicas de la región, los que se suman a las desvinculaciones de más colegas que trabajaban en las áreas de comunicaciones en diversas reparticiones del Estado a nivel nacional.

En Tarapacá, durante los últimos 5 días, se han desvinculado a 3 periodistas que prestaban servicios, en la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) y en la Seremi de Gobierno. En este último caso, se señaló que 2 unidades, entre ellas, la de Comunicaciones, llegaría a su fin. Lo que preocupa más, porque implica la pérdida de plazas para profesionales de nuestra Orden.

Lamentamos que en estos últimos meses se hayan generado estas situaciones, las que han ido en directo menoscabo de funcionarios y funcionarias de los SSPP, entre los que se cuentan nuestros y nuestras asociados y asociadas, quienes son profesionales que cuentan con la calidad de confianza legítima que le otorgan sus años de servicio, y además desarrollan una labor fundamental para la difusión de las políticas públicas del gobierno de turno.

Las y los periodistas que trabajan como encargados de comunicaciones no son necesariamente cargos de confianza  política, muy por el contrario, siempre se ven enfrentados a este tipo de vaivenes e inseguridad laboral, desconociendo sus capacidades profesionales y su real aporte como trabajadores y trabajadoras del Estado al posicionamiento de las políticas públicas del gobierno entre la comunidad.

Creemos y exigimos que el Estado y sus administraciones sean las primeras en respetar los derechos de los periodistas, en el ejercicio de sus labores.

Respaldaremos las acciones que los colegas decidan tomar frente a la vulneración de sus derechos. Asimismo, nos sigue preocupando que en algunos servicios, todavía tengan contratadas a personas que no tienen un título de periodista o comunicador social, desempeñando labores como “asesores comunicacionales” o “relacionadores públicos” y cumpliendo una duplicidad de funciones que terminan por invisibilizar al profesional.

Creemos y exigimos que el Estado y sus administraciones deban ser los primeros en respetar los derechos de los periodistas y de todos los trabajadores del sector público, respaldando el ejercicio de sus labores y el derecho a la estabilidad y protección del empleo.