Edición Cero

Unos 30 mil peregrinos participaron la noche del 9 al 10 de agosto, en la víspera de la fiesta religiosa de San Lorenzo, la... En medio de peleas entre Cargadores y Portadores y con el ingreso de Carabineros a la Iglesia, se realiza misa de víspera de San Lorenzo

Unos 30 mil peregrinos participaron la noche del 9 al 10 de agosto, en la víspera de la fiesta religiosa de San Lorenzo, la cual se desarrolló con una serie de incidentes que protagonizaron los cargadores y portadores de la imagen del Santo Patrono. Incluso, la misa se retrasó porque la imagen no salía para estar junto al altar. Carabineros debió ingresar al templo.

Lo que más llamó la atención de la feligresía, es que el obispo, que ya estaba en el templo presto a oficiar la misa de víspera, no llegó hasta el altar. Al respecto, se manejan dos informaciones. Por un lado, que cargadores y portadores le impidieron el paso, mientras que la otra versión señala que prefirió quedarse para conversar con cargadores y portadores, para lograr acuerdos para ese momento y, especialmente, para la Misa Solemne que se está verificando a esta hora, oficiada por el obispo Guillermo Vera. Asisten numerosas autoridades.

EL CONFLICTO

Los cargadores de San Lorenzo, corresponde a la típica organización de las fiestas patronales, cuya misión consiste en cargar el anda cuando el santo patrono sale del templo. Dentro de la iglesia, otra organización, la de los Servidores, son los encargados de la imagen, pero, cruzando la puerta, la potestad la tienen los cargadores, que visten de rojo. Cargar un santo, es también una forma de manifestación de la fe y devoción popular.

Sin embargo, surgieron conflictos en esta organización y se dividieron, surgiendo una segundo, que se conoce como los portadores,  que visten de amarillo, cuya misión es la misma. La primera cuenta con unos 500 fieles, mientras que en la otra hay menos de 100 devotos, entonces, la pelea entre ambas se da por quienes tienen el acceso a las varas, que son los palos de madera de madera que sostienen el anda.

Luego de varias peleas, se habría llegado a un acuerdo ya hace tiempo, para que una vara correspondiera a cada una de las dos organizaciones. Sin embargo, los cargadores, por ser la más numerosa y antigua, mantuvo su posición de acceder a algo así como una vara y media, mientras que la mitad de la vara quedaba para los portadores.

Y eso armó el conflicto porque los portadores no aceptaron la decisión de los cargadores. Todas estas dificultades sucedían mientras ya, el altar estaba listo y los peregrinos atestaban la plaza del pueblo.  Se empezaron a poner impacientes porque no salía ni el obispo, ni la imagen del santo. Incluso, los más avezados y entendiendo que la salida de san Lorenzo desde el templo también es un ritual. Así, empiezan a gritar “que salga el santo”, “que salga el santo”.

Así, la misa se retraso un poco y partió sin el obispo. Su ausencia llamó la atención como también, el hecho que la imagen del santo fuera sacada por la nave de San Lorenzo y no por la nave central, además, siendo cargada por los servidores.

El obispo diocesano, Guillermao Vera, entregó un mensaje de aliento dentro del templo, intentando calmar los ánimos, dijo que era un momento muy triste y que lamentaba que no se superaran las diferencias entre personas que se conoce, y que incluso, son familiares.

VIDEO RADIO PAULINA

Salida de la imagen de San Lorenzo.

Posted by Radio Paulina on Thursday, August 9, 2018