Edición Cero

Como un «avance notable”, calificó el  presidente de la Cámara de Comercio, Rafael Montes, la ruta concesionada Iquique-Aeropuerto-Iquique principalmente porque significa mayor seguridad y... Rafael Montes propone ir pensando en ruta concesionada Iquique-Tocopilla

ruta conComo un «avance notable”, calificó el  presidente de la Cámara de Comercio, Rafael Montes, la ruta concesionada Iquique-Aeropuerto-Iquique principalmente porque significa mayor seguridad y un ahorro de tiempo notable. Sin embargo, estima que es necesario implementar la misma obra hacia Tocopilla.

 A juicio de Rafael Montes, Tarapacá, como región, “!debe ir pensando en lograr que el camino costero, o Ruta A-1, debe ser concesionada de Iquique a Tocopilla, puesto que hoy es la ruta preferida de particulares, el transporte y de la locomoción interurbana”.

Si se logra, según dijo, implicará  trabajo para quienes pertenezcan a las empresa que gane la licitación; luego significa mayor seguridad para quienes transiten por ellas y se mejoran los tiempos de llegada a los diversos puntos.

 “De esta manera el Norte Grande debe incorporarse a los nuevos tiempos y exigir a las autoridades gubernamentales y a los políticos a enfocar las obras  en mejorar la calidad de vida de las respectivas ciudades y su gente», argumentó el dirigente gremial que, como se sabe, es el principal impulsor de la próxima construcción del Centro Oncológico de Iquique”.

 Hay que tener en cuenta que la concesión de obra pública es un Contrato Público-Administrativo en virtud del cual el Estado, a través del Ministerio de Obras Públicas (MOP), encarga a un privado (la sociedad concesionaria), el diseño y la construcción de un camino público, y, luego, su posterior conservación y operación.

Como precio o contraprestación por las obras y servicios encargados, el Estado autoriza a la concesionaria a cobrar a los usuarios los peajes establecidos por el MOP (como agente recaudador), pudiendo imputar su producido líquido, a los créditos que se generen contra el Estado por las señaladas labores de construcción y conservación.

Los que defienden la aplicación del régimen de responsabilidad por falta de servicio público, sostienen que la concesionaria  -al menos durante la Etapa de Explotación u Operación de la obra- presta un verdadero servicio público conforme el texto del art. 61 N°1 del Reglamento de la ley. Y se obliga para con los usuarios a prestarlo en forma no interrumpida y segura, de forma que debe responder bajo el régimen de responsabilidad estricta aplicable al Estado.

 «No nos podemos quedar pegados en el pasado. Necesitamos vías modernas para el comercio nacional e internacional. Hay que pensar con visión de futuro. Claro está que hay que exigir a las autoridades que se dejen de pensar en chiquitito, hay que pensar en grande”.

 Finalmente Montes señaló que también hay que pedirle a los parlamentarios de la zona, senadores y diputados “que se la jueguen por grandes obras y no sigan en la pelea chica que hasta ahora no condujo a nada. Luego, de esta vía concesionada costera, hay que pensar en autopistas de calidad entre Iquique y Oruro».