Edición Cero

Establecer por ley la reserva de terrenos para viviendas sociales fue propuesta por los diputados de la Concertación y del Partido Comunista, señalando que... Diputados de la oposición plantean establecer por ley reserva de terrenos para vivienda social

Foto terrenoEstablecer por ley la reserva de terrenos para viviendas sociales fue propuesta por los diputados de la Concertación y del Partido Comunista, señalando que toda urbanización realizada en sitios antes no edificados y propiedades abandonadas calificadas como bienes raíces no agrícolas afectos a impuesto territorial, deberá reservar un porcentajes de la superficie para la construcción de viviendas cuyo valor de tasación no se superior a 1.000 UF.

Los diputados Carlos Montes (PS), Pedro Araya (Ind), Tucapel Jiménez(PPD), Juan Carlos Latorre (DC), René Saffirio (DC), Guillermo Teillier (PC), Adriana Muñoz (PPD) y Denise Pascal (PS), presentaron la moción que establece reserva de suelo urbano para vivienda social.

El texto legal fue derivado para su estudio a la Comisión de Vivienda, y busca frenar la especulación respecto del suelo urbano y la deficiente regulación sobre la materia.

Indican los autores que ante estos problemas, el sector inmobiliario acusa escasez de terrenos, presionando la expansión del radio urbano en todos los grandes centros poblados. Se sostiene que no hacerlo reduce la oferta y presiona al alza los precios, tanto de ventas como de arriendos.

Los diputados autores del proyecto plantean que es necesario realizar transformaciones profundas en nuestra institucionalidad y normativa, para fortalecer el rol público en la gestión de suelo urbano; asegurar terrenos para satisfacer la demanda habitacional; y frenar la especulación.

Mencionan los parlamentarios que ya hay proyectos en este sentido tramitándose en el Congreso, destinados a fomentar, a nivel constitucional, un mayor rol estatal en la gestión del suelo especialmente urbano y a promover, en el plano legal, una reserva de suelo para vivienda social. Sin embargo, estiman necesario reponer una sanción económica y social respecto de los propietarios de terrenos no utilizados, favoreciendo con ello su uso y sancionando la especulación.

“Atendido que no resulta posible imponer, a través de la iniciativa parlamentaria, una sobretasa, venimos en sugerir la incorporación de una disposición que disponga aportes crecientes como reserva de suelo para vivienda de bajo precio, a medida que transcurre tiempo sin que se construya”, explican.

De esta forma, la moción modifica la Ley General de Urbanismo y Construcciones, indicando que toda urbanización realizada en sitios antes no edificados y propiedades abandonadas calificadas como bienes raíces no agrícolas afectos a impuesto territorial; deberá reservar un porcentaje de la superficie del terreno para la construcción de viviendas cuyo valor de tasación no sea superior a 1000 unidades de fomento. (Comunicaciones Cámara de Diputados)

Los comentarios están cerrados.