Edición Cero

Cambio 21 / Por Teresa Frías.-  Si bien un funcionario puede hacer campaña a favor de un candidato, está prohibido hacerlo en horario de trabajo.... Aumentan denuncias contra funcionarios y ministros que hacen campaña “impúdicamente”

campaña ministrpsCambio 21 / Por Teresa Frías.-  Si bien un funcionario puede hacer campaña a favor de un candidato, está prohibido hacerlo en horario de trabajo. Pero ese es precisamente el punto que no parece entender en la Alianza y que practican varios ministros de Piñera.

El intervencionismo electoral se convirtió en una práctica recurrente en la derecha. Al menos así lo han dejado claro los propios personeros de la UDI quienes han sido acusados en reiteradas ocasiones ante Contraloría por estas ilegalidades.

Si bien un funcionario puede hacer campaña a favor de un candidato, está prohibido en horario de trabajo. Pero ese es precisamente el punto que no parecen entender en la Alianza.

El último ejemplo lo dieron en Buin, en una actividad donde sólo funcionarios UDI que trabajan para la administración Piñera, utilizaron una ceremonia de entrega de computadores a escolares de escasos recursos para presentarles a un candidato a diputado de la UDI: Jaime Bellolio.

El hecho ocurrió el miércoles, cuando el Seremi de Educación de la Región Metropolitana, Alan Wilkins,(UDI) y la directora regional de Junaeb, Cecilia Casas, (UDI) realizaron la entrega de equipos del programa “Yo elijo mi PC”, sin ni siquiera haber invitado al alcalde, el periodista Ángel Bozán (PPD). En la actividad también participó el Gobernador de la Provincia del Maipo, Cristián Saavedra Rojas, también UDI.

Según indicó Bozán, esta ceremonia tradicionalmente tiene lugar en las escuelas municipales en coordinación con las autoridades locales. Sin embargo este año se trasladó a un colegio particular subvencionado, como un evento organizado sólo por el Gobierno, levantando las suspicacias del alcalde.

No es la primera vez

Sin embargo, no solo candidatos al Parlamento han sido protagonistas de esta mala práctica. De hecho los propios ministros se han visto envueltos en el intervencionismo. La critica apunta a la utilización de los autos fiscales que ocuparon personeros del gobierno para llegar al Consejo General de la UDI donde se tomó hace algunas semanas la decisión final de “sacrificar” a Laurence Golborne y colocar a Pablo Longueira en su lugar como candidato presidencial de la UDI.

En esa ocasión, entre los rostros que llegaron acompañados por sus choferes a la sede gremialista y en horas de trabajo, estaban los ministros Joaquín Lavín, María Ignacia Benítez y Evelyn Matthei, varios subsecretarios, altos funcionarios del ministerio de Economía que llegaron a avivar a Pablo Longueira, además del jefe de asesores de Sebastián Piñera, Jorge Alessandri.

Esta vez una vez más se repitió el plato la propia ministra Evelyn Matthei quien acompañada de Laurence Golborne (ministro de Obras Públicas en ese entonces) fueron acusados ante la Contraloría por una actividad partidista en Recoleta en medio de la campaña municipal.

Ven solo la paja en el ojo ajeno

Sin duda las críticas no se hicieron esperar frente a esta práctica, y que hasta ahora se ha vuelto recurrente en el gobierno. Ante ello el senador Jorge Pizarro (DC) aseguró que “esta ha sido una actitud permanente que ha tenido este gobierno, haciendo uso y abuso del dinero de todos los chilenos para hacer campaña electoral”.

“Los funcionarios públicos y las autoridades pueden hacer lo que quieran, en términos de sus actividades como ciudadanos, eso sí siempre y cuando lo hagan fuera de las horas de servicio y sin ocupar dineros del Estado. Y eso es precisamente lo que ellos no entienden, y más encima realizan este tipo de prácticas de una forma poco pudorosa”, manifestó el legislador.

Además en conversación con Cambio21 añadió que “ellos (la derecha) no tienen el sentido ético de uso y abuso del rol de la institucionalidad del Estado, y es por eso que tenemos problemas en el INE, en Impuestos Internos, en el Servel, con el Censo, entre otras, y eso lleva que los ciudadanos tengan una pésima opinión de ellos”.

Por su parte, la diputada Adriana Muñoz (PPD) dijo que “es una práctica que se viene dando hace rato. En el marco de la campaña presidencial y parlamentaria están desplegados todos los ministros e incluso los diputados que están en ejercicio”.

La legisladora agregó que “de verdad es sin pudor lo que realizan. Están presentes en todos los eventos haciendo campaña, y es inaceptable. Sin duda hay que ponerle un punto final”.

“Ellos están usando al máximo y al límite todo el poder que otorga el gobierno, sin ninguna vergüenza y sin dar explicaciones. Aquí habrá que comenzar a contrarrestar el ‘care palismo’ absoluto que se está generando, porque no hay resguardo por lo ético y menos por lo legalizado”, añadió la parlamentaria.

Por último dijo a Cambio21 que “quizás es entendible que actúen así, porque saben que tienen la candidatura presidencial perdida y se producirán varios doblajes en las elecciones parlamentarias, pero tampoco es para que actúen así”. Muñoz añadió que “durante estos tres años hemos visto la prepotencia y arrogancia de la derecha, a ellos no les importa nada, son como patrones de fundo”.

Los comentarios están cerrados.