Edición Cero

Cambio 21 / Aunque se la reconoce como la carta más segura de la Concertación para derrotar a Laurence Golborne o Andrés Allamand, también... The Economist analiza el futuro de Michelle Bachelet tras su regreso a la arena política como candidata presidencial. Idenifica fortalezas y debilidades

bachelet c.21Cambio 21 / Aunque se la reconoce como la carta más segura de la Concertación para derrotar a Laurence Golborne o Andrés Allamand, también el prestigioso medio de comunicación británico establece que las buenas cifras económicas del actual gobierno pueden jugarle en contra para su regreso al poder.

El regreso de Michelle Bachelet a la arena política nacional entregaba la posibilidad de que en su rol de candidata muchos le recordaran su pasado como presidenta, y así fue.

En esta ocasión, los cuestionamientos no fueron de partidos de gobierno o sus contendores por La Moneda, sino del influyente semanario británico The Economist, que publicó un análisis de la carrera presidencial chilena.

“La señora Bachelet dijo esta semana a sus seguidores que si es electa inmediatamente enviaría un proyecto al Congreso para terminar con el lucro en la educación en todos los niveles. Eso fue una concesión para los estudiantes. De hecho, el lucro ya está prohibido en las universidades. Y la réplica obvia es ¿por qué la señora Bachelet no lo prohibió con más fuerza cuando estaba en el poder?”, indica el escrito titulado “Bachelet está de vuelta”.

La publicación indica también que la ex directora de ONU Mujeres no sólo deberá lidiar con las sucesivas preguntas sobre lo que no hizo durante su gobierno, sino también con la apatía, pues participará de la primera elección presidencial donde el voto es voluntario.

“Las encuestas indican que muchos potenciales votantes no participarán y que los partidarios de la coalición del señor Piñera son más propensos a participar”, agrega.

 Aunque se reconoce a Michelle Bachelet como la carta más segura de la Concertación para derrotar a Laurence Golborne o Andrés Allamand, también establece que las buenas cifras económicas del actual gobierno pueden jugarle en contra para su regreso al poder.

 “Los candidatos de la coalición no dudarán en insistir que los chilenos están mejor que hace cuatro años atrás y pedirán a los votantes considerar quien puede garantizar un progreso económico continuo. Esa es una pregunta que la señora Bachelet deberá responder”, indica.

Los comentarios están cerrados.