Edición Cero

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Asunto

Archivo (máx 2MB)

Tu mensaje

Para usar CAPTCHA, necesitarás instalado el plugin Really Simple CAPTCHA.

  • Omar Villanueva Olmedo

    16 enero, 2019 #1 Author

    DEL SINGULAR CONGRESO DEL FUTURO A: FUTUROS INTERSTICIALES

    Omar Villanueva Olmedo
    Director OLIBAR Consultores Interstitial Strategies -desde 1972-
    Lic. Ing. FEN Universidad de Chile
    ovillanueva.comunica@gmail.com
    Coocrea Team Publishing OLIBAR x Resp. Social Profesional

    El aporte y divulgación del conocimiento. El Congreso del Futuro es sin duda un aporte y una divulgación del conocimiento, en particular para las personas que están interesadas en aprender sobre los diferentes temas, con expositores que han demostrado su saber. Desde hace años que seguimos sus contribuciones, evoluciones e innovaciones y por eso hemos publicado numerosos artículos en los medios nacionales y los hemos distribuido entre autoridades de gobiernos, congresales, líderes universitarios, centros de estudio, partidos políticos y directivos empresariales.

    Los múltiples aportes singulares del Congreso. En nuestra opinión el Congreso del Futuro 2019 presentará charlas y encuentros sobre muchos temas, la mayoría de los cuales tendrán un contenido único que se distinguirá de los demás. Para nuestros efectos cada tema que se presente y que se distinga por sus propiedades o características únicas será una “singularidad”. Lo cual sin duda que es un importante aporte a la divulgación del contenido de ellas y representará un esfuerzo de gran relevancia para el país. Sin embargo, hasta ahora el Congreso ha sido un conglomerado de exposiciones diversas, dispersas e inconexas y de grandes anuncios con sus amenazas para el mundo y para el país. Por su parte, los medios de comunicación exageran sus aportes y al poco tiempo se olvidan del seguimiento necesario.

    Cada singularidad tiene sus propiedades, atributos y características. Ahondando en el significado de singularidad debe considerarse que: cada una se puede distinguir por sus múltiples características o atributos, los que pueden ser limitados como en el caso de un alfiler y hasta alcanzar cifras enormes para la biología o astronomía. Lo cual está relacionado con lo limitado que puede ser el conocimiento que tiene cada persona del público presencial o virtual.

    Los conocimientos singulares y su desarrollo. Desde siempre las sociedades han sido propiciatorias a los conocimientos singulares y a su desarrollo porque ha ayudado a resolver los múltiples desafíos y problemas de vida y de sobrevivencia y este enfoque ha llevado a que un gran número de actividades se muevan en ese ambiente. Si Ud. es estudiante de educación básica se habrá dado cuenta que cada materia es una singularidad: matemática, historia o biología, lenguaje. Si conoce de universidades se habrá dado cuenta que hay diferentes carreras y títulos para ellas: medicina, ingeniería, derecho o diseño, que son otras singularidades y como ironizaba el poeta Huidobro “a mí que, títulos de limitación”. Si asiste al Congreso Nacional se encontrará con diferentes comisiones: economía, trabajo o relaciones exteriores y que decir de los ministerios: interior, justicia, trabajo, cultura o deportes, todos son terrenos singulares y algo similar ocurre en casi todo: banco, isapre, caja, superintendencia, corredora, previsional, minera, agrícola o transporte.

    Las personas y organizaciones necesitamos interrelacionar los conocimientos singulares. Efectivamente cada persona necesita para desenvolverse en cualquier actividad relacionar las diferentes singularidades. Si se tiene que hacer una presentación a un público desconocido deberá relacionar por lo menos las siguientes singularidades: lugar, audiencia, tiempo disponible, apoyos digitales, contrato, viaje, fecha, y muchas más y todo esto lo habrá aprendido sistemáticamente o por prueba y error. Pero hay otras interrelaciones que son más complejas como tener que resolver una demanda ante un juzgado en la cual intervendrán múltiples singularidades: legislación, abogados, fiscales, jueces, detenciones, declaraciones, testigos, etc. y casi cualquier persona encontrará que tiene el conocimiento suficiente sólo para una parte mínima de todo lo que le tocará vivir y lo hará, también, con un conocimiento mínimo de cómo interrelacionar ese enjambre de singularidades y salir airoso. Y es poco probable que tenga tiempo para adquirir los conocimientos necesarios para dominarlas.

    Y, por lo tanto, los participantes en el Congreso si quieren “conocer o comprender” parte del conjunto de los temas singulares tendrán que hacer sus propias reflexiones si quieren integrar los diferentes contenidos y lo hará cada uno con su mejor saber y entender.

    Invitamos a revisar el término futuro que contiene el título del Congreso. El futuro podría ser que algo existirá en un momento posterior. No sabemos qué y, por lo mismo, pueden ser muchos y diferentes futuros que es posible imaginar que ocurrirán, sin saber cuándo, o cuánto diferirán de lo imaginado. En otras palabras, el futuro es en términos de conocimiento actual un conjunto infinito de posibles estados por lo que: preferimos hablar de futuros. Y eso es lo que podemos agregar, puesto que algunas de las singularidades que serán presentadas pueden caer en tener un futuro único y conocido. Pero lo cierto es que lo que ocurra con cada singularidad en el futuro es incierto, y por eso es más recomendable mostrar diferentes escenarios en los cuales la singularidad se podrá encontrar en 10, 20 o 100 años más con diversidad de atributos y propiedades. Pero esta no es la presentación que hemos visto más utilizada en antiguas charlas del Congreso.

    Las singularidades necesitan interrelacionarse con otras singularidades. Los cultores de las singularidades casi siempre reconocen que para avanzar en el desarrollo de su conocimiento se hace necesario combinarlo con el de otra u otras singularidades, que aportan nuevas vías para encontrar respuestas nuevas a problemas vigentes o que llegan a producir nuevos resultados sorprendentes. Las formas para relaciones singulares son variadas, entre las que se encuentran las tradicionales interrelaciones: inter, trans, intra, multi y supra disciplinarias.

    Para eso nacen nuevos conceptos como los ecosistemas. Dado que se hace necesario integrar conocimientos singulares para representar las complejas interacciones que existen entre los organismos que conforman las plantas, las bacterias, los hongos, junto con la energía y otros materiales se da nacimiento al concepto de ecosistema. Lo cual es un acercamiento a reconocer que: una singularidad está, aunque no se conozca cómo, unida de diferentes formas con otras y de esa manera aparecen ecosistemas industriales, de ciencia y tecnología, etc. Y así nos acercamos a reconocer una parte de las muchas debilidades que contienen las singularidades: porque un ecosistema nos acerca al conocimiento del Universo.

    De la esfera de la suma de las singularidades al conocimiento universal actual. Existe un conocimiento universal que se puede representar -imperfectamente- por una esfera que se amplía cada vez que se da a conocer un avance. En la esfera se acumula todo lo que se sabe. Al mismo tiempo que podemos concluir que: “el espacio que está afuera de la esfera es mucho más grande y no tiene fin”. Y todo ese infinito conocimiento es del universo dentro del cual todo está relacionado, pero ese conocimiento está… por descubrirse o crearse.

    Del conocimiento universal actual al desconocido conocimiento intersticial. Es posible que con el tiempo la esfera del conocimiento universal se amplíe y probablemente lo siga haciendo a través de las singularidades actuales y futuras, a la que también aportarán las interrelaciones y los ecosistemas singulares del conocimiento, pero ese camino no considerará algo que es fundamental y que se deja de lado: los espacios o intersticios sin conocimientos que quedan entre las singularidades tal como las conocemos hoy día y las seguiremos conociendo en los futuros.

    El conocimiento intersticial intenta reducir las barreras de interrelación entre singularidades. Y por lo tanto a abrir un mundo de nuevos conocimientos de manera creativa. Este tema lo trataremos en profundidad en un artículo ad hoc –ya escrito y registrado en el Departamento de Derechos Intelectuales de Chile- que publicaremos más adelante, una vez que un diverso grupo de lectores seleccionados haya reconocido que viven entre singularidades, con sus beneficios y debilidades. La razón principal de esta decisión es que, para aceptar un nuevo conocimiento como El Conocimiento Intersticial ECI; dado que mayoría vivimos entre singularidades, interrelaciones y ecosistemas se debe aceptar que, si no lo conozco, una primera reacción a su presentación podría ser de rechazo y resistencia al concepto ECI o suponer que ya se sabe o que sería lo mismo que la interdisciplina o una mera combinación de algunas de ellas. Por lo tanto, si Ud. reconoce que vive entre singularidades y le interesa adentrarse en nuevos caminos, lo invitamos desde ya a leer ese artículo sobre este nuevo paradigma ECI por publicarse.

    Y hablando de los futuros:

    Damos nuestra bienvenida al nuevo “Ministerio de la Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación” donde el orden de los factores a veces altera el producto y el que esperamos que sea cuidadoso con el desarrollo, divulgación y aplicación de sus cuatro (4) singularidades en forma equilibrada y de manera que se concentre en el aporte al crecimiento y un desarrollo nacional … para todos.

    ¿El fin del futuro… singular? Esperamos que en el “Congreso del Futuro 2020”, entre tanta supuesta singularidad, se destine por lo menos una charla a dar a conocer: lo que es, sus características y los grandes avances que se pueden lograr con el “El Conocimiento Intersticial” y con la muestra de algunos de sus ejemplos y sus casos de logros a nivel local y mundial. Y todo esto a costo cero en moneda nacional y sin incurrir en trámites de viajes y viáticos por tratarse de exponentes locales y para que así en alguno de los posibles futuros y quizás con una Estrategia Nacional Intersticial de Desarrollo… dejemos de ser singulares en nuestra propia tierra.

    Artículos relacionados

    1. “Una Mirada Estratégica al 7° Congreso del Futuro 2018”
    2. “¿Congreso del Futuro o los Futuros?: Desafíos metodológicos para legos y expertos” 2017.
    3. “Congreso del… Futuro y Desarrollo Nacional: ¿Por eventos o por entornos?” enero 2016 y ¿Que escenarios Ud. Vislumbra para el 2018? diciembre del 2015).
    4. “El Futuro No Existe” IV Congreso del Futuro” Diario Radio Universidad de Chile enero 2014 y “Chile´s Futuros: su anticipación no es cuento de adultos y niños” agosto 2014.
    5. “Los futuros del país y las regiones: escenarios & contra escenarios para este año el 2013, 2014 y
    siguientes” enero 2013 y “Que crecimiento del país para el 2013?: el impacto de los pronósticos erróneos” diciembre 2012.
    6. “Escenarios 2012: ¿Por qué no jugar a ganar en Chile?” Enero 2012
    7. “Turbulencias Económicas 2012: estrategia de las empresas y governance” diciembre 2011.

    Coocrea OLIBAR Team Publishing x Responsabilidad Social Profesional
    Consultores Int´l desde 1972
    Estudios & Interstitial Strategies para el desarrollo y la empresa
    Preside: Don Carlos Olavarría Aranguren, Master of Science M.I.T / U.S.A

    Enero 2018, Santiago, Chile

    Responder

  • Omar Villanueva Olmedo

    12 mayo, 2018 #2 Author

    I N N O V A C I Ó N I N T E R S T I C I A L
    (interstitial innovation)
    – un nuevo paradigma mundial más allá de la innovación serial y exponencial –

    ​Omar Villanueva Olmedo Director OLIBAR Consultores Int´l Lic. Ing. FEN Universidad de Chile ovillanueva.comunica@gmail.com 99 57 945 69 Coocreación contenidos team Publishing OLIBAR x RSP Responsabilidad Social Profesional

    (Parte 1)​

    ¿POR QUÉ ES TAN FUNDAMENTAL LA INNOVACIÓN PARA EL DESARROLLO?

    Porque es la relación entre el presente y el futuro, es decir entre lo cierto de ahora y lo desconocido del futuro y muchas de las decisiones que se toman en el mundo están enmarcadas en esta relación. El proceso de innovación está destinado, para que sea exitoso, a producir un producto o un servicio real o virtual, que hoy día no es conocido, y que satisfaga actuales o nuevas necesidades creando desafíos y oportunidades con amenazas, alegrías y dolores.

    La incorporación de innovaciones en productos y servicios es hoy día algo común, siendo el teléfono inteligente un ejemplo rutinario de cómo ha cambiado lo que era un vetusto, negro, pesado, escaso y caro aparato y cómo ha evolucionado hasta transformarse en una herramienta multipropósito y funcional. Si no se quiere reconocer que este tipo de disrrupciones está en vigencia y que se está acelerando es porque simplemente se quiere ignorar el rápido desarrollo de la comunidad y del mundo.

    También se sabe que vendrán muchos cambios en muy diferentes áreas y sectores que hoy son importantes a nivel local y a nivel global y que esas actividades están afectas o están sufriendo transformaciones debido al incremento de las innovaciones que surgen como consecuencia del empleo de nuevas tecnologías o enfoques. Los científicos, ingenieros y otros profesionales, técnicos o autodidactas que están trabajando en estas actividades de innovación, acostumbran anticipar los problemas que resolverán con sus trabajos, las necesidades que satisfarán, los avances que se han realizado y los beneficios que se obtendrá una vez que se logre alcanzar los resultados esperados de sus trabajos, proyectos y emprendimientos.

    Estos temas son una parte importante de lo que cada año se ha presentado en muchas de las charlas que comprende por ejemplo el “Congreso del Futuro” y otros miles de eventos similares en el mundo. En ellos se presentan muy diferentes temas y se trata de destacar los efectos y los pasos que se espera que se siga en cada uno de esos cientos de anuncios y los aportes que se logrará cuando se constituyan en objetos, servicios o procesos reales y estén proporcionando los supuestos beneficios que fueron anticipados.

    Los aportes y propuestas surgen de las comunidades que invierten, investigan y consumen en cuestiones especializadas como: agricultura, alimentación, ganadería y pesca; o salud, medicina, farmacopea, equipamiento; o vivienda, sustentación, confort, flexibilidad; o transporte, vehículos, vías; o aire, mar y tierra; o turismo, entretenimiento, arte, hotelería y restauración; o educación en sus diferentes niveles, desarrollo de la ciencia y del conocimiento, en situ o distribuida; o en comunicaciones, medios, cobertura, territorialidad, y múltiples áreas y sectores de reconocida importancia en la vida actual y futura. Ciertamente los aportes casi siempre estarán acotados y sesgados por sus particulares visiones, saberes e intereses.

    Sin embargo, frente al innovar o morir, es fundamental que los gobiernos, los congresos y los sistemas judiciales y rectorías universitarias se incorporen ellos mismos a la innovación y le aporten, a menos que quieran llegar a ser cada día más engorrosos, caros, e ineficientes y obstruyan, retrasen o reduzcan con sus medidas la carrera de la innovación y con ello el desarrollo de sus respectivas naciones.

    Existen diferentes procesos que se utilizan para lograr innovaciones. Cada área o sector de actividad manufacturera o de servicios (públicos y privados) se enfrenta a cambios que muchas veces son la aplicación de una o más innovaciones. Entre esos cambios hay algunos que se reconoce que llegarán a ser comercializables muy pronto y otros cambios que, aunque son más bien lejanos, no dejan de estar presente en las decisiones que se toman en las diferentes instituciones, decisiones que pretenden dar respuesta a problemas reales o a necesidades mal satisfechas o emergentes.

    (Parte 2)

    LA INNOVACIÓN TRADICIONAL Y SUS INNEGABLES APORTES

    Presentamos en este apartado algunas zonas en las cuales se producen las innovaciones tradicionales que ayudan a que los seres humanos las piensen, planeen y ejecuten para llegar a contribuciones que avancen en el logro de satisfactores para las personas y para las empresas. Hasta ahora reconocemos por lo menos dos tipos de innovaciones tradicionales – entre muchas- que son muy utilizadas y conocidas: la serial y la exponencial.

    1.- La Innovación Serial. Por una parte, está la innovación que nace para dar una solución a un determinado problema o enigma que produce efectos negativos y que generalmente es parte de una secuencia de etapas, por lo cual podemos denominarla innovación serial, es decir, una innovación es seguida por otra en la misma área, pero con el deseo de que sea una solución mejor en cuanto a: facilidad de uso, mejor resolución de un problema, más beneficio, menor costo de uso, menor daño ecológico, etc. Esta zona de innovación es común al interior de organizaciones que deben velar porque sus productos o servicios se vayan adecuando a las necesidades de sus clientes. Corresponden casi siempre a mejoras incrementales y marginales.

    2.- La Innovación Exponencial. Por otra parte, existe la innovación exponencial que ya tiene un gran arraigo en sectores como la manufactura o la medicina, que está muy bien representada como síntesis en la Singularity University (SU) creada el 2008 y que basa sus propuestas en la aplicación de tecnologías exponenciales, como la nanotecnología, la biotecnología, la realidad aumentada, la 3D, robótica avanzada o inteligencia artificial, etc., que permiten la incorporación del cambio con una tasa de aceleración rápida y continuamente creciente y que facilita un progreso substancial en diferentes áreas, sectores e industrias actuales. Estas tecnologías exponenciales en su crecimiento son capaces de alcanzar resultados sobresalientes, puesto que en la medida que crece la base del conocimiento la acumulación del mismo se hace cada vez mayor, con lo cual su influencia, cuando se le emplea en alguna materia particular, se hace también mayor. Pero al mismo tiempo hay que tener presente que: una tecnología exponencial puede perder su impacto o ser reemplazada por otra de más potencial creador.

    La SU es una prestigiada institución que atrae a muchas personalidades de las nuevas tecnologías y cuya contribución está ayudando de manera muy significativa a la solución de importantes problemas que se les presentan a grandes y a medianas empresas mundiales y locales que esperan ser protagonistas del desarrollo de la humanidad y que de esta manera que se van anticipando para el futuro.

    (Parte 3)

    LA EMERGENTE Y PLURAL INNOVACIÓN INTERSTICIAL

    Todos somos innovadores. La innovación intersticial (intertitial innovation) es un paradigma que está innovando la innovación más allá de la innovación singular. En colaboración con nuestro equipo y profesionales relacionados distinguimos una gran área plural donde se puede innovar denominada “intersticial”, que busca hacer innovaciones para llenar el vacío que se produce cuando se “fuerza la combinación de dos o más áreas, sectores o industrias” que está creando sorprendentes escenarios contra tendenciales para la economía mundial y conducentes a sociedades plurales (pluralistic societies).

    Esta categoría de innovación plural nació de: (1) la idea que casi todos los productos manufacturados y todos los servicios que consumen las personas y las empresas están en vías de modificaciones, sustituciones o eliminación y que esas modificaciones saldrán de los dos tipos de innovaciones anteriormente descriptas – serial y exponencial – lo cual consideramos que contempla sólo una parte menos del campo de la innovación, (2) de la necesidad de interrelacionar variables en los trabajos de anticipación de futuros con escenarios múltiples, donde los impactos cruzados entre variables es un aspecto fundamental para identificar situaciones nuevas, sobre las cuales muchas veces no se tiene respuesta y quedan como incógnitas que deben ser seguidas con mucha atención y (3) que aparentemente ante la disponibilidad de muchas nuevas tecnologías que pueden mejorar procesos industriales y servicios habituales y a las urgencias de introducir innovaciones para el mercados, se pasa por alto el origen y las zonas de donde pueden surgir novísimas posibilidades de innovar.

    La innovación que nace de uno o más intersticios, o sea, del vacío aparente que hay cuando se fuerza la mezcla de dos o más áreas o industrias, busca lograr nuevos productos, servicios y sus beneficios (que no aparecerán o serán inexistentes cuando se trabaja con la innovación serial o exponencial). Para llenar los intersticios vacíos se tendrá que investigar e identificar nuevos problemas, y los productos y los servicios que los resuelven, los que hasta antes de esa potencial unión no se consideraban puesto que no eran conocidos.

    Es decir, que las innovaciones intersticiales plurales estarán apuntando a reconocer nuevos problemas y satisfactores inimaginables, creando con ello un universo escasamente identificado ni mapeado hasta ahora, y suponemos que quien domine el campo de estas innovaciones técnicas tendrá una ventaja de orden mundial.

    Este vacío entre diferentes áreas o sectores plurales crea por lo tanto una Zona de Innovación Intersticial (ZII) que hasta ahora no ha sido plenamente desarrollada y nos parece que tampoco la cubren ni la innovación serial ni la lineal, aparte de que algunos vacíos se pueden llenar con aportes innovadores nacidos: por la contribución de las nuevas tecnologías, pero también hay una gran oportunidad para el empleo de tecnologías y enfoques más tradicionales.

    Innovación y obsolescencia singular en medios de comunicación. Hoy se reconocen con facilidad los innovadores cambios que se ha producido en singulares sectores de la vida económica. Por ejemplo, si se considera los cambios en materia de comunicación, no es lejana la época en que se iniciaron los periódicos y las revistas, después irrumpió la radio, más adelante la televisión, luego, las redes de canales o los canales multiproductos, y cuando aparece el internet nacen unos procesos paralelos que permiten que hoy día una persona desde su casa y con un PC o teléfono inteligente pueda proveer (o proveerse) de prensa, radio, televisión, música, etc. Y todo esto desde hace sólo algunos años.

    En algún momento el sector de la prensa escrita se pudo analizar, desde el particular punto de vista de sus futuros avances y de los posibles escenarios que podía enfrentar. Y si se hubiera hecho habría mostrado probablemente que iba a tener muchos avances en sí misma y que también podría verse disminuida su importancia y decaer como actividad económica. Y lo mismo para las actividades que siguieron: radio, televisión, etc. Cada una tuvo un desarrollo innovador mayormente serial -aunque tuvieron la oportunidad de tener un desarrollo exponencial – pero terminaron en una etapa muy lejana a eso, es decir, no pasaron muchos años antes que su tasa de desarrollo tendió a cero y en algún momento desaparecieron o desaparecerán. Lo curioso es que este cambio ocurrió no porque el desarrollo de la radio fue un paso más en el desarrollo de la prensa escrita, sino que explotó originado por la irrupción de nuevas tecnologías que tenían poco que ver con las que se empleaban para producir y comercializar la prensa escrita. Y este que es un tipo de proceso que lleva a la desaparición de actividades económicas y será, suponemos, muy recurrente en los años que vengan, aunque en su vida pasada esas empresas o actividades hayan tenido exitosos e innovadores desarrollos de base serial o exponencial.

    Alerta. Lo que observamos es que muchas de las empresas que operan en el país, desde las mineras hasta los más poderosos conglomerados, e incluso los estados y universidades, tienden a tener una visión irrealista de los cambios en los cuales se verán enfrentados en los próximos años y salvo unas pocas organizaciones están abriendo los ojos a entrar de lleno en la anticipación sobre los nuevos negocios y nuevas actividades que se darán en sus respectivas industrias y que dejarán muchos recursos sin uso y con valores de salvataje muy bajos o sólo como chatarra o patrimonio cultural o sentimental. Aunque si bien esa es una gran amenaza es también una tremenda oportunidad para el desarrollo… si cambia el paradigma de innovación vigente estaríamos en los albores de otro posible escenario de un enorme potencial creador y destructor de riquezas en las naciones y corporaciones.

    En los análisis de los posibles escenarios, de lo que enfrentará la humanidad en 10 o más años sin embargo se vislumbran unas oportunidades y unas amenazas muy superiores a las históricamente conocidas y están representadas justamente por: las nuevas industrias y sectores que se desarrollarán cuando se tenga productos y servicios que conecten sectores, que hasta ahora se presentan como independientes y singulares.

    Un prototipo piloto. Por lo menos una zona de innovación plural que hemos estudiado se refiere a los intersticios que resultan de las combinaciones o de las mezclas de diferentes áreas, sectores o industrias que pueden dar origen a necesidades del mercado para disponer de nuevos productos y servicio que, hasta ahora, son desconocidos o están en estados muy embrionarios. Por ejemplo, alguien podría hacer una innovación que incluyera la mezcla de la construcción, la salud, la sustentabilidad, el transporte y las nuevas tecnologías y se reconociera que: es una innovación “de la construcción” que presenta un conjunto de mejoras para dicha industria particular.

    Pero lo que es diferente es que al hacer una mezcla como la anteriormente descrita (construcción, salud, etc.) se reconozca, primero, que hay varios intersticios donde surgen necesidades nuevas, como por ejemplo: “espacios saludables movibles”. Por este camino se llegaría a tener espacios habitables para vivir, trabajar y entretenerse que fueran movibles, ya sea por tierra o por aire o por agua, con lo cual se llegaría a ampliar las formas de vida humana y ocupación recreativa y productiva de grandes territorios hasta hoy no utilizados por el sector público ni privado.

    Este espacio de innovación intersticial lo vivimos plenamente cuando nos propusimos la “creación de espacios saludables” en los que combinábamos: la construcción en madera, con elementos de CU+ (cobre antibacterial), sustentabilidad, temperaturas, iluminación, medicina preventiva y ciencias del ambiente. Promoviendo esta mezcla entre inmobiliarias, productores de cobre, constructoras, forestales, arquitectos, ingenieros, investigadores, área salud y financista y si bien parecía como una oferta potencialmente muy atractiva para la comunidad, la dificultad estaba en que los intersticios entre la mayor parte de estos sectores… tenían que ser llenados, es decir, se creaba una necesidad de innovar pluralmente y en la medida que se hiciera realidad se podría llegar a un tipo de innovadores espacios saludables y así dando nacimiento a una nueva y millonaria industria exportable y de nivel global, que hasta hoy día está disponible. Y como esta ¿cuántas otras más están aptas de explorar y explotar?

    (Parte 4 final)

    DESAFÍOS Y DESAFIADOS POR LA EMERGENTE INNOVACIÓN INTERSTICIAL

    La ampliación que impulsará el nuevo paradigma de Innovación Intersticial (Instertial Innovation) en el campo de la innovación no es menor y suponemos tendrá un gran impacto en la formación de sociedades y países que gracias a su explotación alcancen altos niveles de desarrollo económico y otras lo perderán.

    Pero, es posible que la mayor dificultad para llegar a tener éxito en descubrir nuevas necesidades que surjan para llenar los intersticios de la integración de diferentes áreas o sectores, estará en disponer de las personas y nuevos talentos capaces de articular estos nuevos constructos intersticiales y oportunidades plurales. La formación de profesionales, ejecutivos y gobernantes para llegar a trabajar en este nuevo tipo de actividades y tener éxito se debiera empezar a formar desde ahora, pero más centrado en los principios que gobiernan la innovación y con cambios en los modelos educativos tradicionales del siglo pasado, los que hay que ir desarrollando desde ya para abordar el emprendimiento de nuevos negocios e industrias intersticiales y una nueva realidad social y cultural emergente.

    En el entramado o relacionamiento plural de áreas o sectores conocidos o tradicionales nacerán numerosos intersticios potenciales, según la amplitud en que se desee trabajar. Solo a modo de ejemplo, para que vean las oportunidades disponibles con este nuevo modo de innovar: (a) al unir dos sectores se producirá: 1 intersticio donde surgirán nuevas interrogantes sobre cómo lograr mayores beneficios que los que provienen de cada uno de ellos, (b) cuando se mezclan 3 sectores se tendrá: 3 pares de intersticios de dos sectores cada uno y 1 de tres sectores, o sea, 4 nuevas zonas de necesidades y de oportunidades para innovar, (c) si fueran cuatro los sectores tradicionales que se mezclan se producirán: 6 intersticios entre dos sectores, más 4 intersticios entre tres sectores y 1 entre los cuatro, o sea, serán en total once nuevas oportunidades para emprender disponibles en esta ZII (Zonas de Innovación Intersticial). Y así sucesivamente. Las posibilidades son muchas ¿Y para Ud. cuáles son las ZII que vislumbra?

    Esta nueva visión no lineal -que hemos presentado en esta síntesis de divulgación- es una oportunidad para atraer e invitar a muchos más innovadores o prospectos que quieran serlo y desde luego a: todas las empresas, sus directivos y ejecutivos , a la gobernanza de los estados centrales y locales, a los diferentes actores sociales, políticos, a los artistas y gestores culturales, a los rectores universitarios y líderes intelectuales que: reconozcan que su futuro estará en aplicarse en estas nuevas y rentables Zonas de Innovaciones Intersticiales (ZII) -plurales y colaborativas – y en los múltiples ámbitos de su acción emprendedora, económica y social para así sustentar el pronto tránsito hacia el anhelado desarrollo público y privado. Finalmente, urge crear puntos de encuentro transversales y mercado para la incubación de miles de nuevos negocios y desarrollo de prototipos, productos, servicios, acuerdos, transacciones y financiamientos diversos para empresarios y emprendedores de las innovaciones intersticiales emergentes.

    La Nueva Riqueza de las Naciones de las sociedades plurales (pluralistic societies) viene esta vez, en parte, junto a este virginal paradigma de Innovación Intersticial que empieza a recorrer el mundo. Se observa que hasta la tradicional innovación ya innovó. Hoy “todos” pueden reemprender, innovarse e innovar en diferentes planos de su vida económica, privada, social o virtual. Exhortamos a cruzar las fronteras, a salir de los actuales espacios singulares de comodidad, prontos a la búsqueda de las nuevas oportunidades en miles de Zonas Intersticiales de Innovación Plural que ya están disponibles para todos y a diferente nivel en lo público y privado: ¡Atrévanse! No digan después que no fueron advertidos oportunamente.

    Algunos artículos relacionados: 1.- Habitar para el buen vivir Siglo XXI 2.- ¿Es posible la innovación política?: ahora 3.- Empresarios: ¿esperar o invertir e innovar? 4.- Nueva gobernanza: ¿seguirán gobernando como el siglo pasado? 4. Posible desarrollo: con innovación compleja & emprendimientos de tamaño mayor 5.- El Nombre de la Rosa y fundamentos para la educación del nuevo milenio. 6.- Nueva modernidad del milenio ¿Será posible evitarla? 7.- ¿Requiéscat in pace o innovación de los bancos centrales? 8.- Crecimiento, equidad e innovación. 9. Los innovadores métodos de aprendizaje del siglo xxi 10.- ¿El fin de la tpm… y arcanas teorías en la era de la innovación? 11.- ¿Conflictos?… negociar iinnovando y creando diferencias.

    Omar Villanueva Olmedo Director OLIBAR(*) Consultores Int´l Lic. Ing. FEN Universidad de Chile ovillanueva.comunica@gmail.com 99 57 945 69 Coocrea contenidos Team Publishing OLIBAR x RSP (Responsabilidad Social Profesional)

    (*) OLIBAR desde 1972
    Estudios futuros, estrategia e innovación para el desarrollo y la empresa
    Preside: Don Carlos Olavarría Aranguren, Master of Science M.I.T / US

    Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *