Edición Cero

Miguel Ortuño Nieto, Usuario de la Zona Franca de Iquique.- Cuándo o quién se imaginó, que estaríamos viviendo una situación de tener que tomar... El inicio de este año 2020, nos enfrenta a una Pandemia sin precedentes, como lo es el avance del Covid-19.

Miguel Ortuño Nieto, Usuario de la Zona Franca de Iquique.-

Cuándo o quién se imaginó, que estaríamos viviendo una situación de tener que tomar posición, de tener opinión, sobre qué es primero: salvar vidas humanas o salvar la economía. ¿Es una imposición científica o una aberración ética? Lo que sea, estamos frente a la necesidad urgente de dar soluciones rápidas y certeras, para intentar minimizar los efectos sociales y económicos, de esta crisis, en nuestra región.

A nuestra comunidad en particular (ZOFRI), sin duda alguna la golpeará el desempleo y la baja de ingresos de todos los actores, por lo que es necesario un gran acuerdo para paliar los efectos negativos y tranquilizar “al sistema”.

Más que solicitar una apertura de módulos en forma inmediata, les pediría a las diferentes Asociaciones Gremiales, al Directorio de ZOFRI S.A. y a sus ejecutivos, que se preocupen y propongan medidas que sustenten el futuro del sistema franco.

Entre todos debemos diseñar una estrategia que nos permita enfrentar el desafío de retomar nuestras actividades comerciales – de la manera más tranquila – cuando todo tienda a la normalización de nuestro país. Preparémonos para ello.

De acuerdo a lo anterior, propongo lo siguiente:

1.- Desde la fecha que la autoridad ordene la apertura de los centros comerciales, los Usuarios de ZOFRI, no pagarán POR UN AÑO, las facturas que genere ZOFRI S.A.

2.- Durante UN AÑO, los usuarios no pagarán, ningún derecho de concesión por concepto de renovación.

Lo anterior, no es un perdonazo, no es una condonación, no es un regalo.

Lo anterior solo es DIFERIR el pago, durante doce meses, de manera tal de asegurar la viabilidad comercial de los Usuarios y empezar a pagar de acuerdo a las diferentes fechas de vencimientos de nuestros contratos de concesión, tanto de módulo como de bodega. Pues bien, cada Usuario, de acuerdo a su realidad, pactará la forma de cómo pagar “ese año” que no pagó. Podría pagar, en un año a partir del vencimiento de su contrato de concesión (a través de una previa renovación), o, podría pagar mensualmente, en tantas cuotas, como le queden por vencer su contrato de concesión.

Además de la anterior medida de supervivencia, en este año, Usuarios y ZOFRI S.A., debemos concordar un sistema de cobros de tarifas, diferenciado de acuerdo a la actividad económica de sus clientes (Comercial – bodegas y módulos-, inmobiliario, barrio “industrial” e Industrias), así como también proponer modificaciones al actual contrato de concesión, que le permitan realizar actividades comerciales o logística, que por ley hoy ( Zofri SA ) no pueden realizar.

Lo anterior son medidas imprescindibles y efectivas, para dar en un inmediato corto plazo, la tranquilidad a los Inversionistas, Trabajadores, Administradores del Sistema Franco y a todos los que indirectamente participan y son parte del desarrollo de la Zona Franca.  No debe perder de vista ZOFRI S.A., que este impacto lo sufrirán – en forma inmediata – los Trabajadores, los profesionales independientes y las Empresas Usuarias, que hacemos posible la existencia de este sistema Franco.

Los imperativos de una buena y sana administración en tiempos ordinarios, no se justifican en épocas de crisis. Estamos a tiempo.

O nos derrota el Covid-19, o, nos derrota el «bendito R.I.O»