Edición Cero

Mejorar la circulación de las micros, la seguridad en la toma de pasajeros y el tránsito de vehículos particulares en el sector de Tarapacá... Buscan mejorar la circulación del transporte público en punto neurálgico de Iquique instalando paraderos diferidos

Mejorar la circulación de las micros, la seguridad en la toma de pasajeros y el tránsito de vehículos particulares en el sector de Tarapacá entre las calles Obispo Labbé y Vivar son las problemáticas que está abordando la Dirección de Tránsito y Transporte Público de la Municipalidad de Iquique, en el marco del proyecto “Construcción de Refugios Peatonales”.

El trabajo, que se ha realizado en conjunto con la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, implementará paradas diferidas en los puntos neurálgicos mencionados anteriormente con sus respectivas señales indicadoras.

“Con esta iniciativa, queremos aportar a mejorar la experiencia de los usuarios del transporte público mayor, incentivar su uso evitando que más vehículos ingresen al sector centro y otorgando mayor seguridad a pasajeros y conductores”, expresó al respecto el alcalde Mauricio Soria Macchiavello.

La situación actual permite que todas las micros que transitan por aquellos sectores paren en Tarapacá entre Obispo Labbé y Eleuterio Ramírez y vuelvan a detenerse en Tarapacá entre Ramírez y Vivar, es decir, en dos cuadras seguidas lo que provoca un problema de fluidez tanto para los propios choferes de los microbuses, como para los peatones y conductores de autos particulares, especialmente, en horarios de alto tráfico de vehículos.

Es por eso que, con las paradas diferidas que se implementarán, sólo las líneas N°5, 6, 9 y 10 podrán detenerse a tomar pasajeros en calle Tarapacá entre Obispo Carlos Labbé y Eleuterio Ramírez y las líneas N°4, 7, 17 y 18 podrán hacerlo en Tarapacá entre Eleuterio Ramírez y Bartolomé Vivar.