Edición Cero

Una realidad que cada vez se hace más patente en nuestra ciudad, y en muchas partes de Chile, es la de las personas que... Alcalde Soria llama al gobiernonpara trabajar en conjunto en torno a personas en situación de calle

Una realidad que cada vez se hace más patente en nuestra ciudad, y en muchas partes de Chile, es la de las personas que viven en situación de calle y que utilizan espacios públicos para pernoctar o incluso como residencia.

De acuerdo a las estadísticas, la Municipalidad de Iquique a través de sus inspectores, durante 2019, realizó 8.810 procedimientos de retiro de personas en situación de calle desde diversos sectores de la comuna: Borde costero, plazas, parques, avenidas, borde cerro, etc.

En el marco de esos mismos procedimientos, se retiraron 1.028 “rucos” y 1.855 carpas, todo esto, en conjunto con Carabineros o la Autoridad Marítima, según el área de la comuna que correspondiera.

Asimismo, al retirar vehículos abandonados de los barrios, en conjunto con la Dirección de Aseo y Ornato, se evitó que estos fueran utilizados por personas en situación de calle, por ejemplo, para consumir drogas. Según nuestras estadísticas, ya son más de 1.000 los móviles retirados entre 2019 y lo que va de 2020.

“Evidentemente, realizar un procedimiento de retiro de personas en situación de calle y que dejen de estar en los espacios públicos no es una solución definitiva al problema pues, lo más probable, es que vuelvan a esos lugares. Estamos convencidos que este tema debe ser abordado como una política pública nacional, ya que se da en muchas partes de Chile y hoy no existe desde el Gobierno una mirada integral que busque terminar de forma efectiva con él”, expresó el alcalde de Iquique, Mauricio Soria Macchiavello.

“Es urgente que el Gobierno se involucre en este tema porque va mucho más allá de la seguridad pública. La Municipalidad de Iquique siempre estará dispuesta a colaborar, pero detrás de esto hay temáticas sociales más profundas como la falta de viviendas o la inexistencia de redes familiares o de apoyo, lo que se agrava cuando hay problemas de salud mental o consumo de drogas de por medio”, añadió el jefe comunal.