Edición Cero

Mediante una declaración pública, 7 académicos de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura (FIA) de la Universidad Arturo Prat (UNAP), desestiman las acusaciones de... Docentes de Ingeniería, incluido el decano, rechazan acusaciones de plagio de estudiantes y critican accionar  de la UNAP en investigación interna

Mediante una declaración pública, 7 académicos de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura (FIA) de la Universidad Arturo Prat (UNAP), desestiman las acusaciones de “supuesto plagio” en el proceso de titulación de alumnos -hoy todos ingenieros civiles-, que denunciaron a 4 de ellos, incluido el actual decano y candidato a Rector, Alberto Martínez, rechazando que se haya vulnerado la propiedad intelectual. En el documento también establecen fuertes críticas a la administración de la UNAP, encabezada por su Rector, Gustavo Soto Bringas, que por cuarta vez, postula a ser reelecto en el cargo.

Los docentes firmantes invocan el Estatuto de la Universidad que en su Título VIII, artículo 43, establece que “Será obligación fundamental de las autoridades de la Corporación el garantizar una convivencia pacífica y armónica dentro de la Universidad…” Según señalan, no se hizo y que por el contrario, se facilitó la información a la prensa.

Ello hace referencia al sumario administrativo que se instruyó en la Universidad Arturo Prat, a partir del mismo hecho denunciado por los ex estudiantes, hoy ingenieros civiles.

LOS HECHOS

Todo surgió luego que 6 ex alumnos denunciaran que sus artículos o paper para acceder al título, llevaran los nombres de los profesores guías, encabezando el listado de autores, y luego el de los estudiantes investigadores.  Con esto, acusa de robo de propiedad intelectual, derechamente, que los docentes intentaron apropiarse de su trabajo y enriquecerse a partir de aquello.

 Este último tema es el que más molesta a los docentes, puesto que no hay dineros de por medio cuando se publica un artículo académico en una revista indexada.

EXPLICACIONES

En la extensa declaración, lo que hacen los académicos firmantes, es dar a conocer en detalle el procedimiento por el cual los alumnos acceden para poder titularse. Esto es, presentar un Artículo que de cuenta de una investigación; que éste sea enviado a una revista científica indexada y que el paper sea aceptado.  Es una modalidad que ocupan otras Facultades de esa Casa de estudios.

“Siguiendo el ejemplo iniciado por algunas facultades de nuestra universidad y con el objetivo de mejorar los indicadores respecto a la titulación oportuna de nuestros alumnos, la carrera de Ingeniería Civil Industrial (ICI) decidió incorporar la modalidad de “paper” como práctica de titulación, para lo cual se dictó un reglamento ad hoc que regula dicho proceso, el cual fue validado internamente por las unidades académicas competentes”, señala la declaración.

Añaden que  esta modalidad implica que los estudiantes realicen un trabajo de investigación bajo la tutela y supervisión de un académico; luego el documento final se envía a la revista indexada, debiendo ser aceptada por su editor.

Luego se refieren al tema en sí, que es altamente complejo para el público en general, pero que a nivel de las universidades y el mundo académico, es algo cotidiano.

“Este proceso de elaboración del manuscrito involucra la declaración del nombre de los autores, como estudiantes y académicos, así como la identificación de la unidad académica de la universidad de donde emana el trabajo realizado; por ello,respecto de los estudiantes, ellos se inscriben en un proceso de reflexión junto a un académico, por ende, en el momento de envío del manuscrito él o la estudiante debe estar afiliado a nuestra unidad académica”.

Luego interviene el grupo autoral, es decir, docentes y estudiantes para que se redacte el informe final de la investigación.  Más adelante se refieren al caso específico de los alumnos que hacen la denuncia. “Para el caso de las revistas que no son de corriente principal, como Latindex, donde se publicaron los artículos en cuestión, el orden de los autores no implica ninguna retribución económica, ya sea académica o como habilitante para acceder a algún incentivo económico por autoría, pues la finalidad de recurrir a dicha revista fue el logro de la titulación oportuna de nuestros estudiantes, y no la publicación propiamente tal”.

Y añaden que  las publicaciones presentadas a las revistas Latindex, “en donde efectivamente el nombre de los estudiantes aparece en los artículos publicados, cualquiera sea el orden de aparición, constituye una abierta declaración de autoría, por lo tanto, parte del grupo autoral del mismo”.

Insisten en que la modalidad se implementó para apurar los procesos de titulación. “Así, el proceso de redacción del informe final es de suma importancia para que adquiera la calidad científica y literaria que le permita ser publicado y, naturalmente, necesita de la intervención de los autores intelectuales y materiales que tuvieron un papel relevante en la investigación. Ello, porque anteriormente la ciencia era realizada muchas veces de manera solitaria, pero en la actualidad los protocolos de investigación son desarrollados por verdaderos equipos de investigación, en ocasiones con decenas de miembros”.

CUESTIONAMIENTOS

Un segundo punto que abordan en la declaración, hace referencia a la forma de actuar de la Universidad, puesto que inició la investigación, sin ofrecer las necesarias garantías. Y es allí en que creen que “la actual administración de la UNAP no ha actuado conforme lo requiere el caso, y conforme a su deber de defensa de los funcionarios públicos, mucho menos ha actuado con respeto al Estatuto de la Universidad que en su Título VIII, artículo 43, establece que “Será obligación fundamental de las autoridades de la Corporación el garantizar una convivencia pacífica y armónica dentro de la Universidad…”

También consideran que se  ha vulnerado el deber de secreto acusando que la Universidad ha emitido comunicados sobre el tema “con un contenido insidioso, infundado y prejuzgador en contra de los académicos de la carrera de Ingeniería Civil Industrial” y ejemplifican enumerando una serie de medios de alcance nacional.

“Finalmente, las académicas y académicos de la carrera de Ingeniería Civil Industrial abajo firmantes hacemos un llamado a la actual administración para que corrija su actuar, con respeto al debido proceso y el principio constitucional de presunción de inocencia de los académicos, con el objeto de cautelar el prestigio de la carrera de Ingeniería Civil Industrial, sus académicos y la propia Universidad”, concluye la publicación

Acá puedes acceder a la  Declaración Pública Profesores Ingeniería Civil Industrial