Edición Cero

Tras seis meses de trabajo de campo encuestando a productores y empresas del rubro, se dieron a conocer los resultados del Catastro Frutícola Tarapacá... Difunden resultados del Catastro Frutícola Tarapacá 2019, que da cuenta del estado de los cultivos en Tarapacá

Tras seis meses de trabajo de campo encuestando a productores y empresas del rubro, se dieron a conocer los resultados del Catastro Frutícola Tarapacá 2019, estudio que realiza cada tres años, el Centro de Información de Recursos Naturales, CIREN y la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, ODEPA, ambos pertenecientes al Ministerio de Agricultura.

El material es una completa radiografía sobre el desarrollo de la fruticultura y los cultivos, con datos sobre las diferentes especies y variedades, la superficie de frutales por método de riego, la producción y su destino, además de información sobre la capacidad instalada de infraestructura y agroindustria en la región.

En esta edición, se pudo observar que el mango, lima y tangelo, continúan teniendo un predominio en los cultivos de la región y además aumentaron su superficie plantada en 3,6%, 17,9% y 2,9% respectivamente. En el caso del mango, la variedad Piqueño mostró un crecimiento de 6,9%, mientras que el limón de Pica aumentó en un 21,4% las hectáreas plantadas en la provincia del Tamarugal. En cambio, el naranjo, guayabo y pomelo disminuyeron las hectáreas cultivadas en 0,6%, 32,9% y 18,8% respectivamente.

“Creemos que resultados como este hay que celebrarlos. Estamos hablando de una agricultura en ambientes más bien adversos, con dificultades para acceso del agua y resiliente ante los impactos de desastres naturales.  Si bien no estamos hablando de magnitudes de crecimiento como de regiones del sur del país, es muy positivo que contemos con una diversificación de la matriz de cultivos que permitan surtir nuestra variedad frutícola nacional”, señaló Félix Viveros, Director Ejecutivo de CIREN.

Los resultados a escala provincial muestran que la provincia del Tamarugal concentra el 100% de la superficie frutal plantada en la región. La comuna de Pica tuvo una variación positiva alcanzando las 242 hectáreas cultivadas.

Es importante recalcar que para este catastro se consideraron plantaciones frutales de un tamaño igual o superior a 50 plantas.

El Seremi de Agricultura de Tarapacá, Fernando Chiffelle Ruff, comentó que “este estudio nos entrega un desafío importante que consiste en seguir haciendo un trabajo en conjunto con las distintas instituciones que componen nuestro ministerio, es por eso que actualmente estamos trabajando en distintos proyectos para diversificar los cultivos y potenciar los que ya tenemos, asi de esa forma incrementar el crecimiento del sector en los distintos lugares y pueblos de la Provincia del Tamarugal”.

VARIACIÓN SUPERFICIE FRUTAL 

En la provincia del Tamarugal, los principales métodos de riego empleados no han variado significativamente en relación al catastro anterior realizado en el año 2016, salvo con el goteo. De las 241,8 hectáreas plantadas e implementadas con algún método en la región, casi el 39% de las plantaciones son regadas a través de goteo. Esto representa un 13% más que hace tres años.

Junto con la región de Tarapacá, este 2019 se actualizaron los datos en Arica y Parinacota, Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén. A nivel nacional la gran revelación fue el crecimiento del cerezo que solo en el Maule aumentó un 58,6%, es decir, cerca de 6.525 ha. En general, la superficie frutal plantada en las 9 regiones donde se realizó el estudio, creció un 21,5% entre el año 2016 y 2019, alcanzando las 118.839 hectáreas.