Edición Cero

La Región de Tarapacá será una de las primeras en sumarse en el proceso de descarbonización, alcanzando así en los próximos años una matriz... Central Tarapacá, de la empresa ENEL será la tercera de 8 plantas a carbón en el país en cerrar sus operaciones

La Región de Tarapacá será una de las primeras en sumarse en el proceso de descarbonización, alcanzando así en los próximos años una matriz energética regional con un 83% de energías limpias, declaró el intendente Miguel Ángel Quezada, tras el anuncio  del retiro de ocho centrales a carbón en cinco años y la meta de retiro total al 2040. Nuestra región se sumará en mayo de 2020 a esta importante meta de descarbonización, siendo la central “Tarapacá” de la empresa Enel, la tercera planta en cerrar sus operaciones después de las dos centrales ubicadas en Tocopilla.

El anuncio lo hizo en Santiago el Presidente Piñera junto a la las ministras de Energía, y de Medio Ambiente, sobre el retiro de ocho centrales a carbón en cinco años y la meta de retiro total al 2040.

El retiro de las operaciones de las unidades se realizará través de un cronograma que establece el cese de los primeros 1.047 MW de las ocho centrales más antiguas a 2024. Dichas unidades están en las comunas de Iquique (1), Tocopilla (4), Puchuncaví (2) y Coronel (1), y representan en su conjunto un 19% del total de la capacidad instalada de centrales a carbón.

Respecto a las etapas de este proceso, la seremi de Energía, Ximena Cancino, puntualizó que “existen dos etapas, una a corto plazo que dura 5 años y en la que se encuentra el cierre de la termoeléctrica regional, y un segundo periodo en el que se espera, de aquí al 2040, finalizar con las centrales de carbón”.

La seremi de Medio Ambiente, Moyra Rojas, indicó que “el principal generador de gases de efecto invernadero es el sector de energía, por lo que este anuncio es una gran noticia para el medio ambiente, el cambio climático y para los compromisos adquiridos por Chile en el marco del acuerdo de Paris”.

Asimismo, y en cuanto al impacto que este anunció significa para el ámbito laboral, ambas seremis señalaron que  “este programa cuenta con el apoyo de todas las partes, por lo que estamos expectantes y comprometidos en apoyar la conversión interna de los trabajadores. De igual manera, estamos tranquilos ya que la reestructuración contempla la apertura de dos nuevas plantas de energías renovables, las que significarán más empleabilidad en la región”.

CESE DE OPERACIONES

En cuanto a las centrales que retiren su operación, éstas podrán entrar a un nuevo estado operativo denominado “Estado Operativo de Reserva Estratégica” (ERE), cuyo objetivo es dar garantías de seguridad al Sistema Eléctrico Nacional. Las centrales en ERE solo podrán ser convocadas por el Coordinador Eléctrico Nacional en circunstancias de urgencia, en las que se prevea un importante déficit de suministro y el período en el que podrán permanecer en este estado no podrá ser superior a 5 años, previo a su cierre definitivo.

Sobre el cronograma de trabajo, este busca equilibrar adecuadamente los tres pilares de la sostenibilidad, de manera de lograr el impacto ambiental deseado, pero a su vez resguardar la seguridad y eficiencia económica del sistema y las problemáticas sociales vinculadas a la pérdida de empleos en las comunas en donde están ubicadas estas centrales.

Se estima que al año 2040 el nivel de emisiones del sector eléctrico en lugar de alcanzar los 30 millones de toneladas de CO2 equivalente por año será de 4 millones de toneladas de CO2 equivalente por año.