Edición Cero

Un llamado a votar por la lista A-1  “Unidad y Cambio para Tarapacá”, teniendo como idea clara, que lo que el país requiere, es... Julio Ruiz, candidato Regional en elecciones del PS propone un liderazgo colectivo, contrario a actitudes caudillista, alineándose a nivel nacional con Maya Fernández Allende

Un llamado a votar por la lista A-1  “Unidad y Cambio para Tarapacá”, teniendo como idea clara, que lo que el país requiere, es recuperar la credibilidad de la política, formuló el postulante a la Dirección Regional Julio Ruiz Fernández. A nivel nacional, el dirigente se alinea con la lista que lidera la diputada Maya Fernández Allende, quien promueve un liderazgo socialista inclusivo, opinante y respetuoso. Las elecciones internas, se realizarán el próximo domingo 26 de mayo.

Destacó Ruiz que Maya Fernández Allende promueve un liderazgo socialista inclusivo, opinante y respetuoso y que representa para los socialista la posibilidad real  para recuperar la credibilidad en un sistema político que necesita urgentemente mejorar su reputación para volver a concentrarse en lo importante. Esto es trabajar en lo que son las políticas públicas, recogiendo el sentir de la militancia y la ciudadanía en general.

Ruiz -conocido en Iquique, por su designación como delegado Presidencial post terremoto y que fuera también Presidente de directorio de ZOFRI S.A-, milita en el PS desde 1972, en forma ininterrumpida, desarrollando una labor en la resistencia a la dictadura, a través de distintas tareas y acciones en el contexto de la clandestinidad.

Desde 1990, desarrolla diversas funciones directivas en gobiernos de la Concertación y Nueva Mayoría, tanto en ámbitos municipal, regional, de gobierno interior, de auditoría y control de gestión de gobierno, de desarrollo regional productivo y en tareas de reconstrucción, cuando fue delegado presidencial.

SU PROPUESTA

Julio Ruiz señaló que su postulación representa  algunos compromisos como “desarrollar plenamente la institucionalidad regional del Partido. Además, desarrollar el liderazgo colectivo del PS, combatiendo las conductas caudillistas, e integrando al trabajo partidario a todas su corrientes”.

Este último punto de extraordinaria importancia para el mundo socialista, ya que al interior de la colectividad conviven numerosas sensibilidades, de allí que sostenga Ruiz que es claro entender que “el Partido lo hacemos todos, por lo que es fundamental impulsar un Plan de Formación política, especialmente dirigido los a jóvenes”.

Para Julio Ruiz es fundamental “contribuir al reposicionamiento del Partido como herramienta creíble de unidad y cambio de las mayorías precarizadas de la región. En ese aspecto es necesario establecer un dialogo sistemático con fuerzas y actores sociales regionales”.

Otro tema que pone de manifiesto en su candidatura es el de “impulsar la unidad social y política opositora regional”, que hoy no se pervive consolidada, por lo que a su juicio es fundamental “forjar una Conferencia Regional Programática Opositora”.

Y respecto al tema electoral que se viene, propone que mediante primarias, se elijan a los candidatos únicos de la oposición para Alcaldes y Gobernador Regional, entre otros, mientras que dice que los candidatos del socialismo deben ser elegidos dentro de nuestras filas, lo serán por medio de votación militante”.