Edición Cero

Considerando que muchas estructuras que se mantienen en las Salitreras Humberstone y Santa Laura están construidas en madera (pino oregón), el Centro Nacional de... Experto español en patrimonio en madera, capacitó a profesionales de la Corporación Museo del Salitre y recorrió salitreras Humberstone y Santa Laura

Considerando que muchas estructuras que se mantienen en las Salitreras Humberstone y Santa Laura están construidas en madera (pino oregón), el Centro Nacional de Sitios del Patrimonio Mundial, junto a la Corporación Museo del Salitre, (CMS) organizaron un taller dirigido a sus equipos técnicos y profesionales, sobre los Principios para la Conservación del patrimonio Construido en Madera, dictado por el experto Mikel Landa, de la Universidad de Navarra, España. El arquitecto y PH en Construcción, además es parte de ICOMOS, sigla en inglés del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios.  (International Council of Monuments and Sites)

Mikel Landa, llegó acompañado de la arquitecta del Centro Nacional de Sitios del Patrimonio Mundial, Mirja Díaz quien viene trabajando junto a la CMS en la conservación del Sitio; y de la arquitecta Elvira Pérez, jefa del programa de Magíster en Patrimonio Cultural de la Universidad Católica, del cual, el experto español también es colaborador.

Junto a la Comitiva de especialista,  el equipo de técnicos y profesionales, realizaron un recorrido por Humberstone y Santa Laura, ocasión en que Mikel Landa verificó en el terreno mismo, el estado y comportamiento de las construcciones en madera que hay en el Sitio.

“Lo que he visto es un paisaje excepcional, precisamente por eso el Sitio fue declarado Patrimonio Mundial. Me he encontrado con un trabajo que se está haciendo constante y pacientemente durante mucho tiempo y que está teniendo sus frutos por parte de los responsables del Sitio”, señaló el experto tras el recorrido.

Sobre lo que vio señaló que “he encontrado una arquitectura diversa, espectacular; estructuras que realmente vale la pena verlas por la calidad que tienen desde el punto visual-constructivo”, añadiendo que el trabajo que se ha hecho contribuye en la conservación de las diferentes estructuras.

En ese sentido, sobre los procesos de intervención que se han realizado en Humberstone y Santa Laura, Landa señaló, tal como lo indica la Carta de Nara que cada sitio es distinto y que, como lo indica la carta de Nara, suscrita en Japón, por 28 países, sobre autenticidad en función de las diversidades culturales y las diferentes categorías de bienes, hay que tener en cuenta el contexto a la hora de intervenir un patrimonio. “Es decir, hay que considerar el contexto cultural que tiene cada país, puesto que en cada región del mundo es distinto; por lo tanto, los criterios tienen que adaptarse a ello. Lo que he visto en Humberstone y Santa Laura, lo que se ha venido haciendo y lo que se está buscando, va correctamente en ese sentido”, concluyó el especialista.