Edición Cero

Con más de 40 participantes se concretó el taller de arqueología convocado por la Oficina de Cultura, Turismo y Patrimonio del Municipio de Huara.... Comunidad de Huara participa en taller sobre monumentos arqueológicos y memorias materiales

Con más de 40 participantes se concretó el taller de arqueología convocado por la Oficina de Cultura, Turismo y Patrimonio del Municipio de Huara. Jóvenes y adultos de distintas localidades participaron en la jornada que impartió el equipo del Proyecto FONDECYT 1181829 ”Monumentos arqueológicos y memorias materiales: Historias andinas de larga duración en Pampa Iluga (900 AC-1600 DC)”, a cargo del arqueólogo Mauricio Uribe.

La iniciativa en su parte teórica enseñó algunas técnicas, metodologías y legalidad de los estudios arqueológicos y del patrimonio, en tanto la actividad práctica apuntó a reconocer sitios de interés patrimonial y se vivenció el trabajo de los arqueólogos.

Para Mauricio Uribe el taller fue exitoso por la cantidad y heterogeneidad de participantes. “Se unieron adultos con jóvenes que se traspasan experiencias y conocimientos. Los chicos se motivan muy fácil con la tecnología y los adultos están preocupados más del fondo de los temas. Fue una bonita experiencia junto al municipio que nos apoyó y tuvo interés en este proyecto, articulando esta diversidad de gente interesada en lo arqueológico y  patrimonial-cultural”.

Sobre los objetivos del taller indicó que por un lado estuvo desmitificar el rol del arqueólogo, sacando la idea que son buscadores de tesoros y saqueadores de tumbas  que se llevan todo para la casa sin devolver nada. “Este taller mostró lo que hacemos  de manera seria, respetuosa y con las comunidades. El otro objetivo es Iniciar un mapeo patrimonial que le pueda servir a la municipalidad y las comunidades para proteger, cuidar  o hacer un mejor manejo de sus espacios y bienes patrimoniales”

Respecto a la proyección del ciclo que se extendió dos días, menciona que al procesar la información obtenida, se espera determinar cuáles son los espacios que la comunidad y la ciencia determinan como importantes culturalmente en el pueblo y contar con un catastro patrimonial  serio, con tecnología reciente que se pueda ver en un mapa  que sirva de referencia  cuando se quiera construir, demoler, o poner en valor edificios antiguos.

Sobre el por qué dictar un taller de arqueología, enfatiza Uribe que  Huara tiene una riqueza arqueológica e histórica increíble, por eso a los científicos que les interesa el pasado o la evolución humana  y cambios sociales, culturales o políticos en Latinoamérica y esta parte de los Andes rodeada de tantas comunidades les ha motivado venir a estudiar e investigar por décadas y siglos. “En gran medida la arqueología  científica en  Chile nace en Pisagua con los trabajos de Max Uhle hace más de un siglo, traído por la Universidad de Chile y que se establece en la zona norte porque vio que había una riqueza arqueológica interesante”.