Edición Cero

En la conmemoración del primer año en vigencia de la Ley 21.015, contó su testimonio Emir Ferreira, funcionario de Aguas del Altiplano que tiene... A un año de la puesta en marcha de la Ley de Inclusión Laboral, 101 tarapaqueños con capacidades diferentes, cuenta con un trabajo

En la conmemoración del primer año en vigencia de la Ley 21.015, contó su testimonio Emir Ferreira, funcionario de Aguas del Altiplano que tiene hemiparesia, una disfunción motora que le reduce su movilidad, pero que no le impidió acceder a un puesto de trabajo.

El primero de abril de 2018 entró en vigencia la Ley 21.015, que incentiva la inclusión laboral. Desde entonces, 18 empresas de la Región de Tarapacá han contratado a 101 personas con discapacidad de las comunas de Iquique, Alto Hospicio, Pica y Pozo Almonte.

Así lo dieron a conocer la seremi de Desarrollo Social, Katherine Aliaga, la seremi de Trabajo y Previsión Social, Cibel Jiménez, y el director regional (s) del Servicio Nacional de la Discapacidad, Christian Cortés,

Al conmemorar el primer año de la normativa, visitaron a  Emir Ferreira, la seremi de Desarrollo Social, Katherine Aliaga, la seremi de Trabajo y Previsión Social, Cibel Jiménez, y el director regional (s) del Servicio Nacional de la Discapacidad, Christian Cortés. Emir tiene hemiparesia, una disfunción motora que le reduce su movilidad, pero que gracias a la ley pudo acceder a un puesto de trabajo en Aguas del Altiplano.

“Las empresas tienen que dejar atrás el miedo de contratar a personas con discapacidad. Lo que ha hecho Aguas del Altiplano, al entregarme una oportunidad da mí, lo veo como un gran ejemplo para que las demás empresas tomen conciencia y se sumen a esta iniciativa que busca la verdadera inclusión”, comentó Ferreira tras la actividad.

En el mismo sentido, la seremi de Desarrollo Social invitó a las empresas regionales “a sumarse a este proceso de inclusión, lo que nos permitirá avanzar hacia una sociedad cada vez más respetuosa de los derechos de las personas con discapacidad», añadiendo que para el gobierno nacional y regional, «no se trata solamente de cumplir una cuota, sino de dar oportunidades laborales reales y mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad”.

Durante el primer año de la Ley de Inclusión Laboral, las empresas con más de 200 trabajadores debieron reservar el 1% de su dotación para personas con discapacidad y, a partir de abril de este año, se hace extensiva la normativa a todas las compañías públicas y privadas con más de 100 funcionarios. En tanto, a partir del 1 de abril de 2020, todas las empresas deberán cumplir estrictamente la ley.

La seremi del Trabajo y Previsión Social señaló que la normativa  apunta «a generar espacios reales de inclusión para miles de chilenos que hoy cuentan con una oportunidad para poner en práctica y demostrar sus habilidades y sus potencialidades”.

CIFRAS

En la actualidad, más de 11 mil chilenos con discapacidad cuentan con un contrato gracias a la Ley de Inclusión Laboral. De ellos, 7.595 son hombres y 3.856 son mujeres, mientras que la mayor parte de las personas empleadas tiene entre 26 y 59 años. Además, el 76% de los contratos son por jornada completa y un 72,8% son indefinidos.

En cuanto a las empresas, ya hay 2.042 instituciones que han generado puestos laborales para personas con discapacidad en el país desde la entrada en vigencia de la normativa, y la remuneración promedio percibida por los trabajadores es de 636 mil pesos.