Edición Cero

A pocas horas que la familia del soldado Marco Antonio Velásquez González (18), interponga una acción judicial en los tribunales de competencia ordinaria, mantienen... Familia de Soldado Velásquez buscará camino propio, llevando el caso del tiroteo en el Regimiento, a la justicia ordinaria

A pocas horas que la familia del soldado Marco Antonio Velásquez González (18), interponga una acción judicial en los tribunales de competencia ordinaria, mantienen su postura de desconfianza con la investigación que lleva la Fiscalía Militar. Y si bien reconocen que el joven recluta atentó contra su vida y la de dos superiores, estiman que hay que indagar sobre las causas que provocaron los hechos y el hostigamiento permanente que sufrió al interior de la unidad militar.

Ya a casi una semana de los hechos, la familia del soldado ha ido ordenando los pasos a seguir.

Primero, fue desistir de cremar el cuerpo del soldado, en consideración que pudieren requerirse nuevas pericias. Ello, pese a que el Ejército se había ofrecido a financiar el procedimiento, en Arica y contratar buses para el traslado.

Segundo, establecer un vocero único para el contacto con la prensa, que es el que hablará en nombre de la familia.

Tercero, presentar una acción judicial en la justicia ordinaria, contando para ello, con el respaldo de un buffet de abogados de la capital.

HOSTIGAMIENTO

Para la familia del soldado, hay una línea investigativa que no debe abandonarse, y que tiene que ver con los constantes hostigamientos al que fue sometido el Soldado Velásquez, durante casi un año, al punto de no querer volver al regimiento.

Y por lo que la prensa a difundido, otro soldado, amigo de Velásquez, cansado de los malos tratos, “nos trataban como basura”, dijo, decidió no volver más a la unidad militar y buscó ayuda en la Oficina Parlamentaria del diputado Hugo Gutiérrez.

También se conocieron videos que confirmaron, lo que al comienzo sólo era un rumor. Es decir, que los soldados, en los baños, resolvían los conflictos a combos, premunidos de guantes de boxeo.

Todo esto, a juicio de la familia, implica una responsabilidad administrativa del Ejército; responsabilidad que ha tratado de soslayar.  Sólo basta recordar las declaraciones del Comandante en Jefe (S) del Ejército, General Schafik Nazal durante su paso por Iquique, que restó importancia a estos hechos, como a la situación de salud del soldado, deslindando la responsabilidad en la salud pública, misma tesis que maneja la Fiscalía Militar, en la investigación que lleva el Fiscal Militar,  Mayor Jaime Arriagada.

¿ES VIABLE?

En efecto, es la Fiscalía Militar de Iquique, la que lleva la investigación en el caso del tiroteo en el Regimiento de Caballería Blindada, porque se trata de un hecho que involucra a militares y que ocurrió al interior de una unidad militar.

Sin embargo, la familia insiste en la necesidad que sea la justicia ordinaria la que también realice una investigación. ¿Es posible?

Consultamos al abogado Claudio Vila sobre el tema, quien opinó que “este caso califica para que investigue la justicia ordinaria, porque los hechos, si bien ocurrieron al interior de una unidad militar, no tendría nada que ver, directamente con la institución”.

De hecho la familia del soldado, levanta antecedentes en orden del impacto personal que tuvo Velásquez, durante su paso por el Regimiento.

Por otro lado, se espera que el Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, en Iquique, también realice algunas acciones. En estos momentos se encuentra en la etapa de recopilación del máximo de información posible.

TEMAS RELACIONADOS

Dramático testimonio de madre de Marco Antonio Velásquez: “A mi hijo lo hostigaban, le ponían sobrenombres, lo hacían pelear con guantes… y ahora lo recibo sin vida”

Reconstitución de escena de tiroteo en Regimiento: Fiscalía Militar maneja tesis que soldado habría actuado en forma “solapada” y “premeditada”, con tapones en sus oídos.