Edición Cero

Gratamente impresionados por las obras de avance en la Salitrera Humberstone, a meses que la UNESCO evalúe retirarla de la Lista de Patrimonio Mundial... Consejeros del Consejo de Monumentos Nacionales verificaron en terreno obras de avance en Salitrera Humberstone

Gratamente impresionados por las obras de avance en la Salitrera Humberstone, a meses que la UNESCO evalúe retirarla de la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro, se manifestaron 5 Consejeros del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), que se trasladaron desde Santiago a nuestra Región, para revisar las obras que se han implementado en el Museo de Sitio.  También destacaron que la gestión que se realiza es ejemplificadora y que además de la condición minero industrial del Sitio, hay que destacar la historia social con diversidad de actores y culturas, que da origen a la identidad local. También recorrieron otros lugares patrimoniales.

Además del intenso trabajo de terreno, los Consejeros participaron en una mesa de trabajo, realizada en la sede de la Corporación Museo del Salitre, administradora del Sitio Patrimonio Mundial (compuesto por Humberstone y Santa Laura), donde conocieron los avances de la actualización del Plan de Manejo para ambas salitreras. Este instrumentos, constituye una de las orientaciones a considerar por la UNESCO, para retirar la condición de Patrimonio Mundial en Peligro, y quedar con la nominación de Patrimonio Mundial.

Vale recordar que ambas salitreras fueron declaradas por la UNESCO como Patrimonio Mundial, en julio de 2015, pero de inmediato el Sitio quedó inscrito en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro. Sin embargo, gracias a los avances en las obras de recuperación y consolidación de los inmuebles; además de los números proyectos ejecutados, ponen al Sitio en un excelente pie ante la UNESCO.

LOS CONSEJEROS

Alberto Anguita, arquitecto, es Consejero del CMN, en representación del Ministerio de Obras Públicas, donde es jefe del Departamento de Patrimonio de la Dirección de Arquitectura de esa Cartera, valoró positivamente trabajar en terreno en regiones, y destinar, además, un par de días de trabajo al Sitio. “Es importante conocer en terreno las condiciones del mismo terreno y las condiciones en que trabaja  el administrador del Sitio; además de ver cómo está gestionando los proyectos que realiza”.

“Estamos  viendo cómo apoyar las gestiones que hace el Administrador para sacar el Sitio de la Lista de Patrimonio en Peligro, en el plazo que está establecido. Además, es muy valioso trabajar acá mismo, porque la visión con la mirada sólo desde Santiago, siempre tienen un nivel de incomprensión latente; la la idea es siempre la de facilitar el trabajo”, expresó Anguita.

Dijo que para él,  en particular, “es una satisfacción tremenda ver cómo la Corporaciòn Museo del Salitre  ha ido avanzando y mejorando su gestión. Tuve la suerte de estar aquí hace varios años atrás y constatar y he podido constatar hoy día, cómo se ha avanzado y cómo han ido empoderándose  exitosamente manejando el Sitio”.

Mauricio Uribe Rodríguez, Consejero del CMN en representación de la Sociedad Chilena de Arqueología; además profesor de la Universidad de Chile, destacó que la visita, fue muy fructífera, por la posibilidad de trabajar por 2 días en terreno. “Particularmente porque se lo merece. No es un Sitio Patrimonio Mundial sólo porque lo denominó la Unesco de esa manera, también porque tiene cualidades propias y particulares que lo hacen tremendamente atractivo y un potencial y un ejemplo para desarrollar en otros casos”.

Lo que más destaca el especialista, es que es el Sitio Patrimonio Mundial es “una clara evidencia de cómo se funde la historia, con la historia industrial, con la historia republicana; la industria del salitre con la industria más antigua de este territorio y en ese sentido con lo arqueológico, con lo prehispánico. Es uno de los pocos Sitios Patrimonio Mundial chileno, donde se imbrican y  confluyen estas dimensiones”.

Insistió el arqueólogo que son muchas las historias y los devenires que confluyen en la pampa. “Es destacable que se refleje en la calidad de Monumentos de las Salitreras,  pero también no olvidar que no sólo son las salitreras, la historia del salitre y de quienes crearon esas salitreras. No solamente es historia de los capitalistas y los empresarios, sino que fue el producto de distintas personas, de distintos orígenes, tanto originarios de este territorio, andino o costero, y  también de la familia mestiza, de la familia obrera”.

Explica que en definitiva, es la familia obrera la que permanece en el territorio. “Se fueron los empresarios, se fueron los grandes administradores y lo que quedó fue la familia obrera que está mezclada con distintos orígenes culturales, no solamente chileno, también de otras nacionalidades  y que generan este crisol de identidad, este abanico  de identidades que ejemplifican la riqueza cultural de la Región de Tarapacá”.

Sin duda dice, que ese proceso significo crecimiento, modernidad, industrialización; también la conciencia de clase de los obreros. “Con esta visita queremos abrir también, el espectro que este Patrimonio Mundial  es sólo lo minero, porque es también una historia social mucho más amplia, más diversa, donde hay distintos protagonistas y actores;  y que el  resultado de esto, es la identidad local y particularmente es la historia de los que se quedaron. Y los que se quedaron son las familias obreras y campesinas, indígenas y de otras nacionalidades”, concluyó el arqueólogo.